Congreso argentino impugna decreto de Macri sobre blanqueo

Cuando el Congreso reglamentó esa ley en julio, estableció que los parientes cercanos de los funcionarios no podrían acogerse a esta excepción; por eso, además, el presidente fue denunciado e imputado la semana pasada

(Foto: AP)
Mundo 21/12/2016 19:53 Javier Sinay Actualizada 19:20

El Congreso argentino le dio la espalda al presidente Mauricio Macri al impugnar uno de sus decretos más importantes, en el marco de una importante amnistía fiscal. Se trata del decreto 1206, que Macri firmó en noviembre y que permite que los cónyuges de los funcionarios públicos, los padres e incluso sus hijos menores emancipados se beneficien con la ley de sinceramiento fiscal, destinada a blanquear capitales no declarados. Cuando el Congreso reglamentó esa ley en julio, estableció específicamente que los parientes cercanos de los funcionarios no podrían acogerse a esta excepción. Por eso, además, Macri fue denunciado e imputado la semana pasada por un fiscal federal. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay, también están imputados.

Anteayer, la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo del Congreso –presidida por el diputado kirchnerista y opositor Marcos Cleri– rechazó este decreto. Sin embargo, continúa vigente: sólo perderá validez si es rechazado por las dos cámaras de legisladores.

Por otro lado, la denuncia penal por la que ahora Macri está imputado fue presentada el 7 de diciembre por la diputada opositora Victoria Donda, quien acusó al presidente del delito de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público. “Es inconcebible que el Poder Ejecutivo haya redactado un decreto que modifica la ley que se aprobó en el Congreso, cuando la misma plantea claramente que los familiares de funcionarios públicos no pueden participar de la operación”, dijo Donda. “Nos dejó boquiabiertos a todos los legisladores que participamos de los debates, ya que se incluyó la prohibición por explícito pedido del diputado Felipe Solá, quien con toda razón sospechaba que el blanqueo podía abarcar a funcionarios de este o el anterior gobierno que hubieren evadido impuestos o fugado dinero mal habido.”

Al decreto de la polémica se lo conoce como “decreto Franco Macri”, en alusión al padre del presidente, un poderoso empresario del rubro automotriz y constructor, que creció como contratista del Estado. Franco Macri respondió a las críticas concediendo una inesperada entrevista a Radio Rebelde, una emisora de ultra-izquierda. “Yo estoy retirado, yo no soy nadie”, aseguró. “Lo principal para nosotros es el país y Mauricio [Macri] está en un camino más que bueno para que volvamos a ser un país como vale la pena que sea”.

En noviembre, el gobierno había anunciado el éxito de la primera etapa del blanqueo (que en diferentes etapas continuará hasta marzo de 2017): 21.863 millones de dólares fueron declarados en 160 mil declaraciones juradas. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó que de ese total, 893 millones de dólares corresponden a bienes situados en Argentina y 8.388 millones, fuera del país. Otros 12.582 millones fueron de dinero en efectivo y fondos en cuentas bancarias locales y extranjeras. El 92 por ciento de los fondos declarados fue en dólares.

ae

Temas Relacionados
argentina Mauricio Macri

Comentarios