Los nombramientos generan dudas en México

01/12/2016
01:59
Ivette Saldaña, Carla Martínez, Miguel Pallares y Antonio Hernández
-A +A

El nombramiento de Wilbur Ross y Steven Mnuchin como secretarios de Comercio y del Tesoro para el próximo gobierno de Donald Trump generó nerviosismo y dudas entre empresarios y analistas del sector privado de México.

Ross, quien será el encargado de las políticas comerciales de Estados Unidos a partir de enero próximo fue quien inspiró más comentarios, al ser detractor de pactos comerciales como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Abel Hibert, experto en telecomunicaciones, comentó que el nombramiento de Ross mantiene la incertidumbre en la economía, y se puede anticipar que se detengan las inversiones, sobre todo entre empresas de telecomunicaciones. “[Ross] realmente no tiene experiencia desde el punto de vista político, y a veces la experiencia que tienen en negocios como Ross no sirve completamente para hacer políticas públicas”, afirmó.

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), José Luis de la Cruz, dijo que la designación de Ross es una muestra de que Trump mantendrá su decisión de reindustrializar a EU, retener inversiones, y generar empleos en su territorio. Dijo que los beneficios del TLCAN entre Canadá, EU y México se concentraron en unas cuantas empresas y por eso Trump quiere imponer nuevas reglas que conserven beneficios en su nación.

El director general del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce), Fernando Ruiz Huarte, aseveró que lo más importante será trabajar a favor de conservar la relación bilateral. “No importa el nombre del funcionario que llegará, lo que importa es que existe una relación muy estrecha entre los tres países. Hay producciones compartidas, sobre todo una gran relación comercial”.

El sector bancario mexicano se mantiene prudente ante la forma en que el gobierno de Trump busque modificar el TLCAN. Analistas de los principales bancos del país consideraron que en el peor de los escenarios, de concluirse el acuerdo trilateral, el comercio entre México y EU mantendría aranceles de 3%, de acuerdo con los estatutos de la Organización Mundial de Comercio de Nación más favorecida. En un reporte diario de economía y mercados, Santander dijo que los nombramientos y las declaraciones de los designados están en línea con los objetivos centrales del nuevo gobierno, como el recorte de impuestos y generación de empleos.

Carlos González, director de análisis de Grupo Financiero Monex, explicó que los nombramientos eran esperados y en el caso del secretario del Tesoro la decisión podría ser tomada de manera favorable en los mercados, en específico en EU. “Es un refuerzo de la estrategia, están alineados y conforme pasen los días el discurso será cada vez más moderado y alineado con el entorno de globalización y de integración, no sólo con México, sino con otros mercados”, agregó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS