Suscríbete

Temer rechaza que intente acelerar destitución de Rousseff

El presidente interino de Brasil asegura sentirse "agredido" ante los señalamientos del Partido de los Trabajadores, ya que serían "una agresión a su tesis de "respeto a la independencia de los poderes"

(Foto: EFE)
Mundo 03/06/2016 11:33 EFE Brasilia, Brasil Actualizada 11:56

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, dijo al diario O Globo que se siente "agredido" por las afirmaciones del ahora opositor Partido de los Trabajadores (PT), que le acusa de intentar acelerar el proceso de destitución de la mandataria suspendida Dilma Rousseff.

 

"Esas informaciones son falsas" y "son una agresión a mi tesis de respeto a la independencia de los poderes", declaró Temer.

"Jamás pediría eso, aún cuando se tratase de una decisión que pudiera favorecer al Gobierno que dirijo, ya que sería una falta de respeto al Senado", por lo que "refuto con vehemencia ese tipo de especulación, que tiende a dificultar las relaciones entre los poderes", señaló a O Globo.

Temer sustituyó a Rousseff el pasado 12 de mayo, cuando la jefa de Estado fue suspendida temporalmente de sus funciones para hacer frente a un juicio político que puede acabar con su destitución.

Si ese fuera el caso, Temer debería completar entonces el mandato que vence el 1 de enero de 2019, pero si Rousseff fuera absuelta, recuperaría el poder una vez que se publique la sentencia.

El trámite del juicio político está en manos de una comisión del Senado, a la que el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera Temer, propuso acelerar los trámites previstos para el proceso, que inicialmente concluiría a mediados de agosto.

La propuesta presentada por la senadora Simone Tebet, del PDMB, adelantaría la definición del proceso en casi un mes, lo que fue considerado por el PT como una "maniobra" para desalojar a Rousseff definitivamente del poder antes de que el Gobierno interino se desgaste y pierda apoyo parlamentario.

La fórmula planteada por Tebet fue inicialmente aceptada por la comisión del Senado, pero tanto el PT como el propio abogado de Rousseff, José Eduardo Cardozo, han apelado esa decisión ante la Corte Suprema, que divide la responsabilidad del proceso junto con la Cámara Alta.

La decisión sobre el cronograma de trabajo de la comisión, que definirá las fechas en que concluirá el proceso, han quedado por tanto en manos del presidente del Supremo, Ricardo Lewandowski, quien aún no se pronunciado sobre el asunto. 

jlcg

Comentarios