Almacenará UE datos de pasajeros de aerolíneas

Parlamento Europeo logra acuerdo; busca combatir terrorismo; información servirá para detectar, investigar y enjuiciar delitos graves

Integrantes del Parlamento Europeo, durante la votación, ayer en Estrasburgo, de la norma sobre la compilación de datos de pasajeros aéreos (VINCENT KESSLER. REUTERS)
Mundo 15/04/2016 01:53 Inder Bugarin / Corresponsal Bruselas. Actualizada 07:47

La controvertida norma europea que permitirá la transferencia y almacenamiento de hasta por cinco años de los datos de los pasajeros aéreos (PNR) de vuelos extracomunitarios, recibió ayer el visto bueno definitivo del Parlamento Europeo tras cinco años de discusiones. El texto fue aprobado por el pleno de Estrasburgo por 461 votos a favor, 179 en contra y 9 abstenciones.

La normativa deberá ser trasladada a la legislación nacional de los 28 socios de la Unión Europea en un plazo no mayor a los dos años tras la adopción formal por parte del Consejo Europeo, y obligará a las aerolíneas a proporcionar a las autoridades los datos de los pasajeros de todos los vuelos que llegan y salen a la comunidad. Por su parte, los Estados miembros tendrán que establecer una “Unidad de Información sobre los Pasajeros”, la cual será responsable de gestionar los datos recopilados.

El autor de la normativa, el eurodiputado conservador británico Timothy Kirkhope, asegura que se trata de una efectiva herramienta para combatir el terrorismo y la delincuencia transnacional. “Mediante la recopilación, intercambio y análisis de los datos PNR, nuestros servicios de inteligencia pueden detectar patrones de comportamiento sospechoso que merecen seguimiento”, sostiene el miembro del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos.

La misma lectura tienen el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, y el Comisario Europeo del Interior, Dimitris Avramopoulos, quienes en una declaración conjunta destacaron la importancia de aprobar el mecanismo tras los ataques terroristas en París y Bruselas, ocurridos el 13 de noviembre y 22 de marzo respectivamente.

Diversas ONG, entre ellas Amnistía Internacional, afirman que el almacenamiento masivo de datos viola la Carta de Derechos Fundamentales, la Convención Europea de Derechos Humanos y la Convención 108 del Consejo de Europa.

En tanto que el eurodiputado alemán Jan Philipp Albrecht, asegura que es un “placebo” que “minará los derechos fundamentales de los ciudadanos de la UE, así como la seguridad de nuestras sociedades”.

Comentarios