Suscríbete

Pluralidad aplastada por la intolerancia

Mundo 20/03/2016 01:53 José Meléndez, corresponsal La Habana Actualizada 17:46

Ni mil años ni más de medio siglo, por lo que “quizás no haya que esperar tanto tiempo” para que la Revolución cubana acepte dialogar con disidentes y grupos opositores que, sin autorización del oficialismo, funcionan en Cuba pero sometidas al asedio de la policía política en un país con sólo un partido legal: el Comunista.

Así responde el disidente cubano Elizardo Sánchez Santa Cruz, presidente de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, al comentar que, antes de la reunión en febrero pasado en Cuba entre el papa Francisco y el patriarca Cirilo, las iglesias católica romana y ortodoxa rusa pasaron casi un milenio sin dialogar, y que las dos principales fuerzas en pugna en Colombia —que desde 2012 negocian la paz en La Habana— llevan más de medio siglo enfrentadas en una guerra civil.

Sánchez confirmó que está invitado a acudir el próximo martes en la mañana a la embajada de EU en Cuba, en compañía de cerca de una docena de disidentes que se entrevistarán con el presidente Barack Obama. El encuentro del mandatario estadounidense con los disidentes será uno de los factores más controversiales de su histórica visita de unas 48 horas a Cuba, ya que el régimen cubano aduce que esos grupos carecen de autoridad moral para representar a la sociedad civil de la isla.

A criterio de La Habana, los disidentes son mercenarios pagados por Estados Unidos para destruir a la revolución. En entrevista con EL UNIVERSAL, Sánchez, de 72 años y ex prisionero político, evalúa la situación del país.

Cuba alberga diálogos entre extranjeros. ¿Pasará otro milenio o medio siglo para que haya diálogo sin exclusión entre cubanos?

—Quizás no haya que esperar tanto tiempo, otro medio siglo ni mil años. Pero no hay ninguna señal de que el gobierno piense tomar en cuenta opiniones diferentes al interior de la sociedad cubana, que tiene una pluralidad aplastada por la intolerancia del régimen, no se puede manifestar y es silenciosa. Pero eso no va a cambiar el hecho de que en Cuba no habrá otros 50 años de experimento totalitario. Concluirá en corto y mediano plazo.

¿Cómo lograr la apertura?

—A la comunidad internacional le es difícil lidiar con regímenes totalitarios con mentalidad de secuestrador de aviones. Al individuo que secuestra un avión lleno de mujeres, niños, ancianos hay que hacerle concesiones o hará estallar el avión. En Cuba, el avión es toda la isla y los secuestradores son los gobernantes que han entrado ya en su año 58 [de gobierno] sin siquiera sonrojarse. Eso de 58 años da para pensar: ¿Hasta cuándo? Es perpetuidad.

La revolución ha dicho que habrá reforma económica pero jamás reforma política

—Cuba necesita a gritos reformas políticas y jurídicas. Existe una verdadera mayoría silenciosa en Cuba que, si pudiera votar sin temor a ser perseguida, votaría a favor de los cambios. Pero esa posibilidad no se ha dado ni parece que se va a dar en lo inmediato, para que la gente se exprese en las urnas sin temor.

 

Temas Relacionados
Visita de Obama a Cuba

Comentarios