Rusia sospecha derribo premeditado de su bombardero

Opositores al régimen de Bashar al-Assad informan que los bombardeos en la zona donde el avión ruso fue derribado se han intensificado

El avión siniestrado cayó en el norte de Latakia, donde sus dos pilotos saltaron en paracaídas. Uno de ellos fue rescatado vivo, mientras que el otro pereció por los disparos de rebeldes (HABERTURK TV. EFE)
Mundo 25/11/2015 06:02 EFE Beirut Actualizada 06:03

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, expresó hoy a su colega turco, Mevlüt Çavusoglu, que Rusia sospecha que el derribo de un bombardero ruso Su-24 fue un "acto premeditado" .

"Tenemos serias sospechas de que esto (el derribo) fue un acto premeditado. Esto se parece mucho a una provocación planeada", dijo Lavrov en rueda de prensa tras conversar telefónicamente con su homólogo turco.

Cavusoglu expresó sus condolencias a Rusia por el siniestro del avión y la muerte de uno de los dos pilotos, pero insistió en que el aparato fue abatido en espacio aéreo turco y no sirio, como mantiene la parte rusa.

Se intensifican bombardeos en frontera Siria-Turquía

La fuerza aérea siria y la rusa han intensificado los bombardeos en el norte de la provincia de Latakia, en el noroeste de Siria y fronteriza con Turquía, tras el derribo ayer de un avión ruso por el ejército turco, según un comandante rebelde.

Un dirigente del Ejército Libre Sirio (ELS) en Latakia, Ahmed Rahal, dijo a Efe por internet que los ataques aéreos por parte de la aviación siria y la rusa han aumentado contra las posiciones insurgentes en el norte de Latakia, después de que la fuerza aérea turca abatiera ayer un cazabombardero de Rusia.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos detalló que aviones que se creen que eran rusos lanzaron hoy un total de doce ataques en el norte de Latakia.

Sobre el terreno, continúan los combates entre los rebeldes y los efectivos del régimen de Bachar al Asad en las áreas de Yabal Turkoman y Yabal al Akrad.

Rahal destacó que en esa parte de Siria "no hay presencia de los terroristas del 'Daesh'" (acrónimo en árabe del grupo Estado Islámico).

Turquía, que respalda a la oposición siria, notificó ayer por escrito al Consejo de Seguridad de la ONU el derribo de un avión militar ruso tras una supuesta violación de su espacio aéreo, lo que fue negado por Moscú, aliado del Gobierno de Damasco, que aseguró que el aparato no abandonó el territorio sirio.

El avión siniestrado cayó en el norte de Latakia, donde sus dos pilotos saltaron en paracaídas. Uno de ellos fue rescatado vivo por fuerzas sirias y rusas, mientras que el otro pereció por los disparos de rebeldes, según informó el Observatorio.

Rahal apuntó que dos aviones rusos se adentraron ayer durante cinco minutos en el espacio aéreo turco: "Uno regresó al poco tiempo al territorio sirio, y el otro permaneció en Turquía y fue abatido", destacó.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, explicó que dos aviones de nacionalidad desconocida se aproximaron a la frontera turca cerca del municipio de Yayladag en el sur de la provincia de Hatay y que los militares turcos efectuaron diez advertencias en cinco minutos.

"Tras las advertencias, uno de los aviones regresó a Siria mientras que el otro insistió en seguir violando nuestra frontera. Entonces, nuestros cazas F-16 que patrullaban la zona abrieron fuego contra el avión mientras estaba en nuestro espacio aéreo", detalló Erdogan.

Rahal señaló que esa parte de la frontera turco-siria es montañosa y "resulta fácil penetrar unos metros en el país vecino si se está sobrevolando la zona".

jlc

Comentarios