Defiende EU derecho de Venezuela a controlar su frontera

Mundo 25/08/2015 18:27 Notimex Washington Actualizada 19:05

EU respondió así tras las alertas sobre una posible crisis humanitaria en la frontera Venezuela-Colombia; el gobierno de Nicolás Maduro ha deportado a más de mil colombianos

Alrededor de mil 535 colombianos "han decidido retornar voluntariamente al vecino país"

El éxodo voluntario sumado a las deportaciones que han realizado las autoridades venezolanas de mil 118 colombianos indocumentados podría agravar la compleja situación que enfrenta la ciudad fronteriza de Cúcuta, limítrofe con Venezuela, que tiene más de medio millón de habitantes

En Cúcuta se declaró estado de calamidad ante la llegada de cientos de personas, en su mayoría pobres, que han sido alojados en improvisados albergues

Las autoridades venezolanas están prestando asistencia para trasladar hasta el puente internacional a los colombianos que quieren regresar voluntariamente a su país.

Además informaron que han sido detenidas 18 personas, de las cuales 10 están acusadas de integrar un grupo paramilitar llamado "Los Urabeños" cuyos miembros son requeridos por extorsión, contrabando, trata de personas, narcotráfico y homicidio.

Estados Unidos defendió hoy el derecho de Venezuela a controlar sus fronteras tras la orden del presidente Nicolás Maduro de cerrar la franja colindante con Colombia y la deportación de ciudadanos colombianos.

“Los gobiernos tienen el derecho soberano de controlar sus fronteras”, señaló John Kirby, portavoz del Departamento de Estado.

El funcionario respondió así a cuestionamientos sobre una potencial crisis humanitaria en la frontera, luego de la medida de excepción dictada por el mandatario venezolano.

Un reporte de la agencia migratoria de Colombia señala que autoridades de Venezuela han deportado en la última semana a 691 adultos y a 129 menores de edad, a quienes –dijo- se les han violado sus derechos humanos.

Por su parte, el gobierno colombiano instaló el lunes un centro de atención humanitaria para los colombianos deportados entre Táchira y Norte de Santander.

El conflicto se desató el miércoles, luego que dos militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana resultaron heridos en la frontera binacional, cuando realizaban acciones contra el contrabando de productos básicos en la frontera con Colombia.

 

ae

Comentarios