Rioja y México encuentran la armonía

La reconocida región vinícola de España propone deliciosos maridajes con las cocinas nacionales

El chile en nogada es un perfecto ejemplo de maridaje entre vino rojiano y gastronomía mexicana
Menú 19/04/2016 00:00 Rubén Hernández Actualizada 00:00

La riqueza y diversidad vitivinícola de la Denominación de Origen Controlada (DOCa.) Rioja, una de las regiones emblemáticas del vino español en México y en el mundo, en sintonía con las grandes expresiones de las cocinas regionales de México, es esencia del Festín de Comida Mexicana, presentado recientemente en La Hacienda de Los Morales y en el que la sommelier Claudia Ibarra, representante de la DOCa en nuestro país, expone el franco entendimiento de los soberbios platillos nacionales con las expresiones del arquetípico terruño riojano. En esa línea, un total de 20 etiquetas de 15 bodegas han sido acompañantes de diversos platillos típicos de los estados de Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Yucatán y Veracruz.

 

“Ha sido una experiencia inigualable desarrollar este ejercicio en el que la sutileza y el carácter de las cocinas regionales mexicanas establecen un diálogo sugerente con los buenos vinos de la Rioja. Por ejemplo, el maridaje del sope con guacamole y escamoles con un vino blanco, como lo es el Monte Real Blanco fermentado en barrica, invita al comensal a experimentar y explorar un mundo de sugerencias y sabores inesperados. Las notas de mantequilla del vino acompañan el sabor de los escamoles, logrando así un maridaje de sorprendente sutileza,”explica Ibarra.

 

Advierte que estamos rodeados de tradición y modernidad con ingredientes de la cocina mexicana y vinos de la Rioja, pues estos caldos son reconocidos a nivel mundial por su magnífico sabor y gran estructura donde influyen aspectos principales como el terroir, el clima en el que se desarrolla la vid, la mano del hombre para su cuidado y elaboración, el tipo de suelo en el que crece la planta y el proceso de elaboración.

Ibarra añade que los vinos de Rioja "son mucho más de lo que vemos, pues en cada copa viajamos a través de los años y saboreamos una tradición que ha pasado de generación en generación." También expresa que su tradición comenzó a adquirir un perfil diferenciado cuando los productores introdujeron nuevos métodos de elaboración y crianza de los vinos y fundaron bodegas en la segunda mitad del siglo XIX.

"La comercialización de los vinos riojanos se impulsó por dos factores trascendentales: la llegada del ferrocarril y de los compradores franceses,”explica la sommelier. Puntualiza, además, que la dedicación y el sumo cuidado de muchas manos que intervienen en las bodegas han constituido un linaje de tradiciones que da como resultado vinos de buena estructura, con una acidez amable y un carácter frutal con toques de madera y especias que le confieren las barricas; son vinos francos ideales para la cocina mexicana. 

Temas Relacionados
menu rioja recomendaciones maridaje

Comentarios