18 | MAR | 2019
Madre e hija fueron enterradas juntas ayer en el cementerio Forest Lawn-Hollywood Hills (FOTOS: EFE Y AP)

Flores y píldora para Fisher

07/01/2017
00:00
-A +A
Meryl Streep presidió el funeral de la actriz, cuya urna tenía forma de Prozac. Se honró también a Debbie Reynolds

Familiares y amigos se reunieron en las casas contiguas de Debbie Reynolds y su hija Carrie Fisher en un día sombrío en Hollywood Hills para el funeral íntimo de las fallecidas actrices.

El servicio se realizó el jueves en la casa de Fisher. Su hija Billie Lourd y amigos como Meryl Streep, Tracey Ullman y Stephen Fry, les dedicaron panegíricos. Como es tradición en Estados Unidos, se ofreció un almuerzo para los 125 invitados que incluyó pollo frito, ensalada verde y pan de elote, de acuerdo a la revista People.

El suceso peculiar durante la ceremonia fue que, según reportaron The Hollywood Reporter y E!, Todd Fisher cargó la urna con los restos de Fisher y la cual tenía la forma de un a píldora de Prozac, lo que remite a la adicción de la que Carrie habló abiertamente muchas veces.

La forma de la urna parece encajar en el humor negro que caracterizó a la actriz, cuyo piso de la cocina, según reportó New York Magazine en el 2000, también asemejaban píldoras de ese medicamento.

Meryl Streep, quien actuó en la adaptación de la novela semiautobiográfica de Fisher, Postcards from the Edge, llevaba flores blancas al caminar por la larga privada del conjunto residencial sin responder las preguntas de los periodistas reunidos en la calle. Dentro, People reportó que Streep interpretó la canción favorita de Fisher, “Happy Days Are Here Again”.

Streep conoció a la madre y a su hija, le entregó a Reynolds el Premio Humanitario Jean Hersholt en los Premios de los Gobernadores de la Academia en 2015. Meg Ryan, Ellen Barkin y Ed Begley Jr. fueron algunos de los que entraron a la propiedad en la zona de Coldwater Canyon en Los Ángeles. Otros invitados incluyeron a Penny Marshall, Richard Dreyfuss y Gwyneth Paltrow.

Jamie Lee Curtis, quien actúa con Billie Lourd en la serie de televisión Scream Queens y Eric Idle, un amigo de Fisher que le rentó su casa mientras filmaba El imperio contraataca, también estuvieron presentes.

Fisher y Reynolds murieron la semana pasada, con un día de diferencia, dejando un amargo sabor a la temporada navideña de Hollywood. Fisher, de 60 años, actriz y escritora que interpretó a la princesa Leia en la trilogía original de Star Wars, murió el 27 de diciembre tras sufrir una emergencia el 23 de diciembre en un vuelo desde Londres.

Reynolds, de 84 años, una actriz nominada al Oscar que saltó a la fama tras protagonizar Singin’ in the Rain a los 19 años, murió el 28 de diciembre luego de ser brevemente hospitalizada.

“Dijo: ‘quiero estar con Carrie’”, señaló el hijo de Reynolds, Todd Fisher. “Y después murió”.

Según reportes, Fisher y Reynolds fueron enterradas juntas ayer en Forest Lawn-Hollywood Hills. El cementerio es el lugar de reposo final de celebridades como Lucille Ball, Dick Van Patten, Liberace, Florence Henderson, David Carradine y Bette Davis.

Todd Fisher y los representantes de su familia no respondieron a las llamadas que se les hicieron para conocer más detalles sobre el funeral.

Lourd, de 24 años, hizo su primera declaración pública sobre la muerte de su madre y de su abuela el lunes en Instagram. “Recibir todas sus oraciones y amables palabras en la última semana me ha dado fortaleza durante este tiempo en el que pensé que no podría existir la fortaleza”, escribió Lourd al pie de una fotografía de ella con su abuela y su madre. “No hay palabras para describir lo mucho que echaré de menos a mi Abadaba y a mi única e inconfundible Momby”.

Celebridades y admiradores han expresado su dolor por la muerte de las celebradas actrices. La semana pasada un grupo de fans creó una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood para Fisher, y sus colegas como Mark Hamill de Star Wars, han escrito sus dolidas condolencias.

HBO aceleró los planes para transmitir un documental dirigido por Fisher Stevens sobre el dúo de madre e hija titulado Bright Lights, que saldrá al aire el sábado.

El jueves los teatros de Broadway anunciaron sus planes para apagar las luces de sus marquesinas el viernes por la noche. La Liga de Broadway dijo que las luces se apagarán por un minuto a las 19:45 horas.

Reynolds y Fisher debutaron en Broadway en 1973 en una reposición de la comedia musical Irene, que le valió a Reynolds una nominación al Tony. También actuó en Woman of the Year de Broadway y en la revista musical Debbie.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios