Suscríbete

Luis de Llano sigue en Televisa

El productor explica que no lo corrieron, sino que ahora maneja el canal Bandamax y que nunca ha “tirado la toalla

Luis dice que sabe que tiene que evolucionar (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Espectáculos 27/05/2016 00:09 Cristina Pineda Actualizada 08:55

[email protected]

Guadalajara. No me corrieron, dice enérgico Luis de Llano. Después de 46 años de carrera en Televisa continúa laborando, aunque ahora manejando el canal de Bandamax.

“En algún momento tengo que definir hacia dónde voy porque la vicepresidencia de Programación Musical que manejaba ya no hay programas musicales, que es lo más difícil. Todo regresará en un momento pero también las discográficas emigraron y ya no hay la promoción que los artistas necesitaban”, expresó.

“Qué van a decir, ¿corrieron a Luis de Llano?, ¿se cansó y tiró la toalla? No, en lo más mínimo”. Él sabe que la televisora se encuentra en medios de cambios necesarios porque cambió la audiencia, la forma de ver la televisión y de comercializar.

“He pasado muchos cambios en Televisa, pero creo que tengo que evolucionar; yo qué más quisiera que hubiera otra vez programas de variedades en la noche”, agrega.

Asimismo opina que es probable que el departamento en el que laboraba desaparezca, porque también se dejaron de hacer eventos especiales. Luis de Llano dice que no tenía exclusividad, pero ahora puede desarrollar su talento en otros lugares.

“Sigo teniendo una planta y no he salido. Yo acepto, me dicen vamos a cambiar el esquema y digo bien, los cambios son bienvenidos. Me dijo Azcárraga que sigo siendo parte de la empresa aunque cobre diferente o me encargue de otras cosas, me preguntó: ¿qué quieres? Yo quiero seguir produciendo y recibir mis beneficios de tantos años aquí metido (como el seguro médico). Qué más me gustaría que como mi papá o el abuelo del señor Azcárraga que murieron en la empresa, pero soy inquieto de hacer muchas cosas todavía”.

Ante los rumores como la llegada de Epigmenio Ibarra o incluso personal de Canana a su oficina hace caso omiso y expresa que salieron de otro lado y desde un productor que se molestó porque le pidieron su oficina.

“Él (Epigmenio) tiene oficinas más padres que las que pueda tener en San Ángel, tiene estudios completos. Tengo que evolucionar a donde sí haya y estoy muy contento en Networks porque la XEW está haciendo programas musicales, cambió el formato en donde en los concursos lo importante es la escenografía o los jueces, pero no sabemos si el talento sigue o no”.

De Llano no se considera un símbolo de Televisa y dice que tuvo la suerte de encontrar en el camino a la gente indicada, con quien creó varios conceptos. “Siempre hay alguien a quien le tienen que poner la medallita, pero mi padre me enseñó ser de una forma humilde ante lo que haces y tengo la suerte de haber hecho muchas cosas y qué más puedo hacer, tengo que inventar algo nuevo”.

Por lo pronto afirma que hace unos días movió su oficina a otra en Santa Fe, otras en la XEW y quiere montar otra vez una independiente al ser productor. Se siente arropado y contento, tanto que en agosto editará un libro llamado Mi generación pop (editorial Planeta) que habla de su historia en la televisión, los cambios, su padre y abuelo más algunas experiencias propias.

López Dóriga, Chabelo y Luis de Llano se fueron, pero eso no significa que Televisa se esté desmoronando:

“Simplemente cambian los parámetros y objetivos, la tv yo digo que está muerta, la única tv viva es el futbol o el concierto, lo demás es un video”.

Entre esos cambios llegaron las plataformas como Netflix; sus propias hijas dicen que son dueñas porque pueden cambiarle o poner lo que quieran.

"Los noticieros tienen que cambiar porque siempre dicen la misma noticia y nosotros sabemos sólo el 10 por ciento de la verdad. Televisa es una empresa sólida y lo seguirá siendo muchos años, antes era aventado a la familia y ahora se volvió un canal que transmite más novelas, eventos deportivos y noticias. Nos hace falta regresar al laboratorio de programas nuevos, a las cosas de canal 5 más juveniles y a lo nuestro", expresó quien quiere que sus hijos Luis y Francisco continúen involucrados en el medio.

En Bandamax tiene la idea de proponer series porque sabe que las novelas cambiaron de concepto (aunque tiene la idea de una telenovela corta), en donde los gruperos aparezcan además de cantar.

"Yo voy en la parte creativa y administrativa y claro que me interesa porque es la música que está funcionando ahorita, claro que me gusta. Ahora a los fresas les gusta la música regional mexicana".

En su mente confiesa que no existe la palabra jubilación porque significa retirarse y su padre nunca lo hizo, a los 97 años todavía trabajaba para Televisa.

"No es un cementerio (ir a Bandamax), al contrario porque si no te mandan a Televisa Tres Marías, provincia o un lugar desconocido. Traigo ideas muy locas que quiero colocar con programas; con 46 años qué quieres que haga ahora, ya no tengo qué inventar y pueden decir que me fui o no, que me fueron o no me fueron".

En su opinión la industria está cambiando el esquema de sobrevivir porque antes la disquera garantizaba el éxito y ahora es muy difícil que inviertan porque no hay presupuesto entre la piratería y la payola.

"Ahora no hay programas de nuevos valores. El Mercado 360 de hacer conciertos, productos es el futuro de la nueva televisión porque la palabra productor es un mito, el productor es la empresa y tú eres quien hace las cosas. Si no pones la lana no eres el productor y hay productores independientes que son fondeados por la empresa o le venden la lata.

Epigmenio tiene una fórmula que le funciona muy bien, le funcionó en Azteca y le funcionará en Televisa o las nuevas empresas que vengan. La apertura en la televisión independiente es el nuevo futuro  de la televisión, ha cambiado", argumentó.

La gente quiere ver conceptos y espectáculos, acepta, no la fotografía del programa.

rad 

Temas Relacionados
Luis de Llano

Comentarios