Souza: la fama es temporal

Espectáculos 04/09/2015 02:37 César Huerta Ortiz Actualizada 12:33

Aunque ahora viaja en primera clase, dice que sigue los consejos de su compañera de trabajo, Viola Davis, y no pierde el piso

[email protected]

Han pasado dos años desde que Karla Souza irrumpió en cine con su personaje de niña fresa en Nosotros los Nobles y la vida le ha cambiado: viaja en primera clase, le piden en la calle que repita frases de la cinta y, en EU, coprotagoniza una serie de thriller.

Pero lo que más le ha generado, señala, es crecer la responsabilidad que antes no sentía del todo, al hacer su trabajo en el set.

“Hay días en que estoy dando las últimas, de verdad, y gracias a la gente que me anima, me echa ganas y demás, lo supero.

“La presión que siento y la responsabilidad de ahora es mucho más grande de lo que antes sentía, debo dar todo y no siempre estoy de buenas”, señala risueña.

A sus 29 años, Karla es una de las actrices mexicanas más conocidas en México y EU.

Aquí puede presumir de haber participado en las dos cintas mexicanas Nosotros los Nobles y No se aceptan devoluciones, y ser “Prisca”, la cantante en la serie Los Héroes del Norte, con tres temporadas, personaje por el cual es más reconocida en el país del norte.

El 21 de septiembre, por canal Sony, volverá ser vista en la segunda entrega de How to get away with murder, al lado de la nominada al Oscar, Viola Davis (The Help), quien le ha dicho que no debe escuchar el canto de las sirenas, sino seguir como hasta ahora.

“Ella dice que cuando estuvo nominada, todos le decían que era la mejor y de pronto se dejó de escuchar otras ofertas, por ello y no hay que dejarse; yo hasta el momento no dejo que me pase eso, digo, ya viajo en primera clase o me hospedo en hoteles en los que antes no, y un día en un avión dijeron en la bocina que daban la bienvenida a La Barbi (su personaje en Nosotros...) y sí, se agradece, pero finalmente es algo que no es mío, todo pasa”, reconoce.

Por ello ha extendido sus brazos a la producción: aparecerá con ese cargo en ¿Qué culpa tiene al niño?, comedia que protagoniza bajo la dirección de Gustavo Loza y prepara otras que omite detallar por ahora.

También espera el estreno de las películas Sundown y The Jesuit, con Ron Perlman.

En Estados Unidos, donde ya radica, ha montado una compañía de teatro en donde lo recaudado es destinado a niños de escasos recursos.

“Escogemos nuevos escritores, nuevas obras, y hace unas semanas las presentamos con casa llena; nos gustaría que este proyecto se fuera a varias partes, ¿México? no sé, sólo una actriz habla español, pero sí nos gustaría que viniera”, destaca Souza.

¿Cuando vas en la calle, te pasa como a los doctores, que les piden que los mediquen?

Me piden mucho que les diga frases como “¿por qué nos están quitando todo como si estuviéramos en Venezuela?” y la de siempre es “¡les tengo una noticia huge!”. En Estados Unidos me reconocen más por Prisca y siempre me piden que les cante “Bandido!; al principio les digo que no y luego les doy tantito (risas).

La verdad es que no me aburre, es como si te cansara un hijo, es algo que siempre te trae alegría.

¿Extrañas a los Nobles?

Sí, muchísimo, justo cuando la película salió la vimos como 25 veces entre edición, estreno y estar entrando luego a las salas para escuchar las reacciones del público sin que la gente supiera que ahí estaba.

Comentarios