Chris Hemsworth está en México

El actor está de visita en la ciudad de México junto con Ron Howard para presentar la cinta "En el corazón del mar"

El actor reveló además que perdió alrededor de 7 kilos para esta cinta. (FOTO: Juan Boites / EL UNIVERSAL)
Espectáculos 23/11/2015 18:37 Humberto Montoya O. Ciudad de México Actualizada 23:12

Su presencia y carisma no pasan desapercibidos, con 32 años y 1.90 de estatura Chris Hemsworth ingresa a la sala de un hotel de la ciudad de México para hablar sobre su más reciente proyecto cinematográfico acompañado del director Ron Howard y Will Ward, uno de los productores de la cinta, para hablar sobre En el corazón del mar.

“Pienso que es una historia ambiciosa pero las audiencias modernas merecen películas ambiciosas de nosotros. La historia ofrece temas muy modernos, en términos de que muchas personas alrededor del mundo se pueden relacionar con ellos. Estoy contento de compartir esta historia con la gente” afirma Howard desde el principio.

Por su parte Hemsworth, quien había trabajado anteriormente en la cinta Rush hace un par de años con Ron, cuenta cómo es que generaron mancuerna nuevamente y lo que esta cinta significó para ambos, un reto que el australiano tomó muy en serio al revelar que bajó alrededor de 7 kilos al seguir una dieta donde sólo consumía 500 calorías al día para así darle el aspecto que su personaje Owen Chase requería.

"Comenzamos con una dieta normal de 3 mil calorías al día y luego reduciéndola básicamente a 500 o 600 calorías al día al final de las grabaciones y aunque fue un poco incómodo, lo logramos juntos y eso brindó un sentido de camaradería entre todos. Fue muy divertido", subraya.

“Siempre he tenido un gran sentido de la ambición y he querido hacer cosas en mi vida que me desafíen y me obliguen a salir de mi zona de confort pero siempre motivado y con ganas de explorar, ver más cosas y tener nuevas experiencias. Creo que eso es lo que me arrastró a la actuación, la oportunidad de viajar por el mundo, interpretar diferentes personajes y también trabajar con diferentes personas. Mis padres me ayudaron al darme un ambiente donde tuve la confianza de poder perseguir este sueño y estoy contento de haberlo hecho, no podría estar más feliz.” enfatiza respecto a qué es lo que le sigue motivando para trabajar en películas.

Sobre tener la oportunidad de ser dirigido nuevamente por Howard, el actor admite lo que significó para él. “Siento que había algo muy especial en Rush y En el corazón del mar, que son partes de historias reales y personajes que existieron y sientes la responsabilidad de hacerle justicia con el personaje a personas que en verdad existieron, lo que te da una motivación extra. Fue maravilloso tener una segunda oportunidad de trabajar con él".

Al ser cuestionado sobre el futuro de sus películas, Howard afirma que tiene muy en claro lo que quiere mostrar al público. “Lo que me interesa hacer con la cámara es tratar de crear una conexión con la audiencia y que así experimenten algo que los personajes en la película estén viviendo y sigan en esa aventura, en ese drama, si se trata de humor, de la misma forma. La tecnología es una herramienta tremendamente muy útil porque te permite de una forma más realista transportar a la audiencia y cuando yo voy al cine, esa es mi parte favorita. La tecnología está avanzando al punto que hasta nos permite hacer una película así. No me habría arriesgado a hacer algo así de no haber visto La vida de Pi, y ver que la tecnología estaba ahí no para darle a la gente no una figura o un personaje de fantasía, sino un personaje real, como lo era esa ballena y eso es lo sorprendente de la historia”.

Hemsworth enfatizó qué personaje es el que lo ha llevado a su límite como actor. “Creo que esta. La parte física y luego la parte emocional que conlleva, por la falta de comida y lo que hace la química en tu cerebro, probablemente fue igual de emocional para mi esposa que tuvo que soportar mis cambios de humor...pido perdón a ella…había muchos desafíos”.

Al ser ambos interrogados sobre qué película les ha orillado a demostrar más valor y que se esfuercen aún más, el director y su protagonista no temen revelar su respuesta. “Creo que de alguna forma pasa en cualquier película. Siempre estamos enfrentándonos a lo desconocido pero, para mí, Apolo 13 fue eso. Había retos físicos, el estudio estaba un poco preocupado y tuve que demostrar que valdría la pena invertir en él y estuve muy agradecido de que funcionara”. Recuerda Howard.

Por su parte el australiano recordó a uno de los personajes más queridos por el público. “Creo que siento de la misma forma en la que él, el sentir esa ansiedad y nervios al brincar con cualquier personaje. Hacerle justicia para las expectativas que tengo yo mismo, particularmente con Thor, que es un personaje tan amado y que lleva 50 o 60 años siendo parte de las historietas, fue la primer gran cosa de la que fui parte. Se trata de trabajar tan duro como lo hiciste la vez anterior”.

Howard, conocido por dirigir otras cintas de gran reconocimiento como Apolo 13 y Una mente Brillante –que lo hiciera ganador del Oscar como Mejor Director y Mejor Película en el 2001- se mantiene activo detrás de las cámaras más que frente a ellas y volverá a dirigir a Tom Hanks en la cinta Inferno, adaptación del libro de Dan Brown y que espera vea la luz el próximo año mientras que por su parte Hemsworth participará nuevamente al lado de Charlize Theron en la precuela de Blancanieves y el cazador, en donde se suman las actuaciones de Emily Blunt como la reina del hielo y Jessica Chastain como Sara, su interés amoroso.

 

rqm

Comentarios