Las maravillas de Ningxia

Con una superficie de 53 kilómetros cuadrados, el mausoleo es uno de los más grandes y mejor conservados en China. (Foto: Xinhua)
Destinos 12/07/2016 00:01 Samantha Michelle Guzmán Actualizada 00:02

Templos ancestrales y paisajes exóticos

Shoidonggou está a una hora de la ciudad de Yinchuan. (Foto: Xinhua)

Shoidonggou está a una hora de la ciudad de Yinchuan. (Foto: Xinhua)

[email protected]

No todo es la Gran Muralla. China también resguarda un conjunto de mausoleos construidos hace casi mil años. Éstos cuentan una historia sobre poder, invasiones y violencia, protagonizada por la dinastía Xixia. Desde 2013, esperan formar parte del Patrimonio Mundial por la Unesco.

Las Tumbas Imperiales de Xixia fueron creadas para nueve gobernantes de la dinastía, entre ellos Li Yuanhao, fundador del reino. El complejo integra más de 200 monumentos, si consideramos los mausoleos de las familias reales y los altos mandos de su ejército.

La provincia autónoma de Ningxia, a dos horas en avión desde Beijing, es su hogar. Se encuentran a una hora en auto de Yinchuan, la capital.

El imperio Xixia data del siglo XI. Su pueblo se caracterizó por defender su tierra de los ataques constantes, entre ellos de la dinastía Yin. Casi dos siglos después, el ejército de Gengis Khan los derrotó. Al visitar los monumentos, el principal recuerdo que queda de su cultura, puedes llevarte más de una sorpresa.

Las estructuras que verás resaltar en el paisaje desértico no son las tumbas, sino estupas budistas que fueron construidas sobre ellas. Los verdaderos sepulcros se encuentran bajo tierra, y solo se puede acceder a dos: el de Haowuang y Shuang. Además, la erosión ha tenido efecto en el sitio. La tumba de Li Yuanhao tenía 40 metros de altura y con el paso del tiempo, se ha reducido a 21. Cada una era como una pequeña ciudad, con templo para sacrificios incluido.

Cerca del complejo hay un museo que profundiza en la cultura Xixia, exhibe objetos provenientes de los mausoleos y muestra arte budista.

Tras la historia de China

A una hora en auto de Yinchuan, se ubica Shuidonggou. Es conocido como “la cuna de la arqueología en China”. Es como un parque temático de sitios arqueológicos que datan del Paleolítico, con poca distancia entre sí.

Visitar cada uno de ellos implica recorridos en camello, carreta, pequeños autobuses y bote. También hay una tirolesa y un museo sobre la cultura paleolítica.

Entre las zonas de excavación, cuevas y ruinas de origen prehistórico, el escenario natural muestra caprichosas formaciones rocosas, entre ellas un cañón con profundidad de hasta 15 metros.

Al sur de Ningxia, cerca de la ciudad de Guyuan, se ubica otro sitio imperdible: las Grutas de Xumishan. Es un grupo de aproximadamente 130 templos construidos en cuevas, cuyo origen se remonta al siglo V d.C. Se cree que fueron edificados por monjes y artesanos.

Los templos están labrados en roca viva. En una de las grutas hay una estatua de Buda, con 20 metros de altura.

Temas Relacionados
viaje antigua China

Comentarios