Patrick Skov se pone a prueba ante Notre Dame

Georgia Tech visita a Fighting Irish, el octavo sembrado, en un duelo de riesgo

Skov, quien llegó a Georgia este año, acumula cuatro touchdowns, misma cantidad que consiguió con Stanford en 3 años (MIKE STEWART. AP)
Universal Deportes 19/09/2015 00:58 Ariel Velázquez Actualizada 00:59
Guardando favorito...

[email protected]

La potente triple opción de los Yellow Jackets de Georgia Tech con el ‘tapatío’ Patrick Skov como engrane de la ofensiva, tiene su primer compromiso de alto calibre en la temporada, cuando visite esta tarde a los Fighting Irish de Notre Dame, equipo que a pesar de perder a tres titulares la semana pasada, es el octavo mejor sembrado del país.

Skov llegó este año a los Yellow Jackets para jugar su último año de elegibilidad dentro de la NCAA y el ex Cardinal de Stanford encontró un modelo de ofensiva en el cual ha logrado lucir, pues tan sólo en el primer partido de la temporada contra los Braves de Alcorn State sumó más yardas (72) que las que tuvo en su anterior equipo en tres campañas (25). Además de su mejoría en yardas, el hermano menor de Shayne, linebacker de los 49ers de San Francisco, acumula cuatro touchdowns, que es la misma cantidad que consiguió con Stanford en tres años.

“Desde que decidí cambiarme de universidad sabía que llegaba a un programa que me iba a beneficiar en el aspecto individual. Creo que estamos teniendo una buena temporada como equipo y ahora enfrentamos a Notre Dame, que es de mucha tradición y tiene a miles de aficionados que los van a estar apoyando. Son los partidos que desde niño siempre soñé jugar y estoy motivado para dar lo mejor de mí”, declaró Patrick, quien comenzó en el futbol americano con los Carneros de Guadalajara.

La semana pasada, Georgia Tech derrotó 65-10 a Tulane, Patrick corrió 50 yardas y un touchdown. En los últimos 10 partidos, los Yellow Jackets promedian 47 puntos, en los que incluyen victorias sobre Clemson, Georgia y Mi-ssissippi State, el año pasado.

Pero ahora se miden a la defensiva de los Fighting Irish, que en su primer encuentro limitaron a los Longhorns de Texas a 163 yardas y tres puntos. Mientras que en la jornada 2, aceptaron 416 yardas en la victoria 34-27 sobre los Cavaliers de la universidad de Virginia.

Fue contra los Cavaliers que Notre Dame perdió a su quarterback titular Malik Zaire por una fractura en el tobillo derecho. Esta ausencia y lo robusto del ataque terrestre de los Yellow Jackets los pone favoritos en las apuestas por dos puntos y medio.

“Nunca nos ha importado si los analistas o los medios nos ponen como favoritos o no, nosotros sabemos lo que entrenamos y desarrollamos durante toda la semana y en la pretemporada, en la que yo también conseguí estar más fuerte de piernas y brazos, que es fundamental en el sistema de Georgia Tech que es muy físico por las constantes carreras que utilizamos”, apuntó Patrick, quien espera ser elegido en el próximo Draft.

Aunque muchos han criticado que la ofensiva de los Yellow Jackets se quedó atascada en 1940, lo cierto es que hasta el momento el diferencial les favorece 134-16, pero eso no significa que en Georgia Tech estén echando la campanas al vuelo.

“Tenemos que jugar y enfocarnos partido a partido. Lo que ya hicimos quedó en el pasado y ahora sólo estamos concentrados en Notre Dame, que es de los mejores del país”, concluyó Skov, quien junto a su equipo están sembrados como el 14 de la nación.

Hoy, alguno de estos equipos perderá el invicto y con ello su ranking.

Temas Relacionados
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones