Centro rinde tributo a 'Gabo'

Cultura 21/10/2016 04:50 Yanet Aguilar Sosa / Enviada Actualizada 04:02
Guardando favorito...

Un espacio cultural y social en Colombia busca forjar mejores ciudadanos, además de festejar los ideales y creaciones del Nobel

El Centro Gabo es un espacio cultural y social cuya misión es formar ciudadanía, ser un lugar de estudio y proyectar la obra de Gabriel García Márquez.

Redacción

Guardando favorito...

El recinto aún crea alianzas institucionales para poder abrir en 2017 un espacio físico, y que ahora se encuentra en proceso de creación de su espacio virtual.

Redacción

Guardando favorito...

Cuenta ya con algunas actividades piloto, como el taller Cronicando, impartido a niños entre 11 y 13 años del barrio Nelson Mandela.

Redacción

Guardando favorito...

El Centro Gabo es producto de la Ley "Honores a Gabo", misma que también impulsó un billete con la imagen del Nobel y otras acciones para homenajearlo.

Redacción

Guardando favorito...

El Centro Gabo buscará forjar mejores ciudadanos, pero también ser un recinto cultural y museístico donde se estudie la obra de García Márquez.

Redacción

Guardando favorito...

El recinto ha determinado su agenda con base en las cuatro dimensiones de la vida, obra e intereses del escritor.

Redacción

Guardando favorito...

El Centro Gabo tiene la vista puesta en ir más allá de lo que les inspiran espacios como los de Faulkner, Dahl o el MoMA de Nueva York, quieren dar becas y apoyar asociaciones dedicadas al arte y los niños.

Redacción

Guardando favorito...

[email protected]

Medellín. Inspirado en centros, museos o espacios de creadores como William Faulkner, Roald Dahl y el MoMA de Nueva York ha nacido en Cartagena el Centro Gabo, un espacio cultural y social cuya misión es formar ciudadanía, impactar con proyectos a la sociedad y ser un lugar de estudio, valoración y proyección de la obra literaria y periodística de Gabriel García Márquez.

El recinto que aún teje alianzas institucionales para abrir en 2017 un espacio físico y que ahora se encuentra en proceso de creación de su sitio virtual, ya comenzó a trabajar en proyectos piloto, como el taller Cronicando, impartido a niños de entre 11 y 13 años del barrio Nelson Mandela de Cartagena, Colombia. Un taller que proporcionó herramientas a esos pequeños para que cuenten sus historias de vida en ese barrio marginado que surgió en 1994 con desplazados de la guerra y la violencia.

“El Centro Gabo se ideó como un gran laboratorio de pensamiento, creación y experimentación. Hicimos todo un análisis para ver otros centros alrededor del mundo que fueran similares, pero no existe el concepto del Centro Gabo de utilizar la obra y el imaginario de un escritor como lo pretendemos hacer nosotros; así tal cual, no se ha hecho”, señala Antonio Celia Maestre, director de Proyectos del Centro Gabo.

La revisión de espacios semejantes fue amplia, desde el centro especializado en Estados Unidos, que difunde la obra de William Faulkner y que ofrece residencias, hasta la Fundación y Museo dedicado al escritor Roald Dahl, en Inglaterra. Pero también se inspiraron en el MOMA de Nueva York, que utiliza conceptos de tecnología y narrativa de manera muy precisa y que también han usado como referencia.

“Hay un museo muy pequeño sobre el universo de Roald Dahl y ese espacio también lo usamos como punto de inspiración, igual que otras plataformas web similares, pero no hay algo como lo que proponemos para un escritor como es Gabriel García Márquez, tan universal; no hay un centro que tenga las características que pretende tener el Centro Gabo, donde pretendemos que esté todo el universo del escritor más allá de su ficción, más allá de su literatura, quiero creer que eso es un valor agregado que tenemos”, afirma Celia.

La memoria del escritor. En 2014, durante la ceremonia de entrega del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo, celebrado en Medellín, el presidente colombiano Juan Manuel Santos anunció la construcción de un centro para rescatar el legado del Nobel. Luego de un proceso legislativo para crear la Ley Honores a Gabo se emitió la Ley de Honor 1741, que impulsó un billete con la imagen del Nobel y otra serie de acciones para homenajearlo, entre ellas el Centro Gabo.

Hoy ese espacio ya está siendo una realidad y su meta es construir un lugar que al mismo tiempo que forjará a mejores ciudadanos a través de diversos programas, buscará ser un recinto cultural y museístico donde se celebre, estudie y analice la obra literaria, periodística y humana del premio Nobel.

El recinto que caminará de la mano con la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano ha determinado su agenda con base en las cuatro dimensiones de la vida, obra e intereses del autor de Cien años de soledad. Es así que trabajará desde Gabo Educador, Gabo Investigador y contador de historias, Gabo Ciudadano y Gabo emprendedor.

A partir de allí, muchas son sus metas: generar un legado en movimiento traducido a acciones culturales, educativas, científicas, comunicaciones y turísticas; desarrollar un trabajo itinerante e inclusivo, y ser un centro de ciencias en conexión con las artes.

Sin embargo, en esa gestión también es muy importante la obra y el legado de García Márquez, tal como señala Antonio Celia Maestre. “Habrá un espacio para museología que tendrá implícitamente un acervo recolectado de primeras ediciones de sus libros, de objetos afines a la obra de Gabo, correspondencia. A la gente le interesa mucho ver sus anotaciones, conocer su obra. Más allá de eso, el Centro si se piensa como un lugar muy dinámico y muy cambiante, en donde lo que será permanente es la exposición de cosas de Gabo y el acervo que estamos en proceso de recolectar”.

Otra de sus intenciones más firmes es dar énfasis a la parte de Gabo cineasta, pues dice que él escribió muchos guiones, adaptó muchos historias, fue dueño de diferentes medios afines al cine y produjo películas.

“Eso también lo queremos incorporar al Centro Gabo, aunque sí era algo de la obra de Gabo de manera tradicional el Centro lo pondrá en movimiento también en aras de mantener un público constante e interesado que cada vez va a poder tener cosas nuevas, nuevas creaciones”.

Arte para luchar. El Centro Gabo ya ha emprendido programas piloto, uno de ellos fue “Cronicando”, realizado en Cartagena en junio pasado.

Allí, 46 niños de entre 11 y 13 años, habitantes del barrio Nelson Mandela, en el municipio de Turbaco, Bolívar, mediante juegos de reportería entraron en contexto con su comunidad, descubrieron historias y publicaron un diario llamado El nuevo Gabo.

Antonio Celia celebra los logros de este proyecto que impactó a niños y jovencitos de un barrio que surgió en 1994 formado por desplazados de la guerra y la violencia, quienes tomaron unos terrenos baldíos y ahora han comenzado a crear comunidad.

“Fue una experiencia muy bonita con niños de 11 a 13 años, enseñándoles herramientas de periodismo para que ellos pudieran contar las propias historias de su barrio. Se hizo todos los días, de lunes a sábado durante un mes, dándoles las herramientas a los niños para que tuvieran los elementos a sus disposición para contar historias de su propio barrio, de hecho lo que arrojó fue una cosa muy bonita: que los mismos niños crearon una especie de periódico que llamaron El nuevo Gabo, el cual han seguido haciendo”, asegura Celia Maestre.

El Centro tiene la vista puesta en el futuro, en ir más allá de lo que les inspiran espacios como los de William Faulkner, Roald Dahl y el MoMA de Nueva York, quieren dar becas y apoyar asociaciones dedicadas al arte y los niños. “Para eso debemos tejer una red de alianzas muy fuertes con instituciones publicas y privadas; no solamente es formar ciudadanía y generar turismo, también debe servir como catalizador para otras iniciativas que se ajusten a la visión y misión del Centro Gabo”.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios