No la mató el cáncer, pero sí el bullying

Bethany había quedado con una sonrisa "torcida" tras el tratamiento que llevó durante años contra el cáncer, lo que la convirtió en motivo de burlas

Niña venció el cáncer, pero se suicidó por bullying
A los 3 años, a Bethany le detectaron un tumor cerebral y se sometió a un tratamiento de radiación, que finalmente afectó sus nervios. (Foto: Bethany Thompson/Facebook)
Ciencia y Salud 01/11/2016 18:19 El Comercio - Perú / GDA Actualizada 18:34

Bethany Thompson, una niña de 11 años de Ohio, Estados Unidos, se suicidó luego de sufrir bullying en su escuela. Bethany había quedado con una sonrisa "torcida" tras el tratamiento que llevó durante años contra el cáncer, lo que la convirtió en motivo de burlas, contó su madre, Wendy Feucht, a la cadena CNN.

A los 3 años, a Bethany le detectaron un tumor cerebral y se sometió a un tratamiento de radiación. Superó el cáncer el 2008, pero la terapia causó daño en sus nervios, lo que le cambió la sonrisa.

Según Feucht, después de un día particularmente difícil, su hija le dijo a su mejor amigo que no podía soportar más los insultos y que iba a atentar contra su vida. Después, la estudiante de sexto grado se suicidó la tarde del 19 de octubre.

De acuerdo con Fox News, el padre de su amigo llamó a Feucht pero ya era demasiado tarde, Bethany se había suicidado con una de las dos armas que se encontraban en su casa cuando su padrastro estaba durmiendo en otra habitación.

"Ella era mi princesa, mi niña. Para mí, la vida giraba alrededor de ella", dijo el padre de Bethany, Paul Thompson.

Su familia y amigos recuerdan a Bethany como una niña generosa, amorosa y llena de vida. Le encantaba nadar, los animales y escuchar música.

Investigación en el colegio

La escuela tenía conocimiento de que la niña sufría bullying, denunció su madre. Había hablado con el director el lunes antes de la muerte de Bethany. El director le dijo que estaba investigando el problema.

"Algo tiene que cambiar. Hay muchas maneras en que esto podría haber cambiado" dijo la madre.

Bethany veía a un consejero que la ayudaba a afrontar el acoso escolar y hacer frente a sus dificultades con su autoestima, dijo Fuecht.

Cerca de 400 personas acudieron a la Iglesia Metodista Unida del Norte Lewisburg el último domingo por la noche para una recaudación de fondos para cubrir los gastos del funeral. El evento recaudó más de 5 mil 500 dólares, además de 2 mil dólares en donaciones, dijo Ashley Cozad, un amigo de la familia que organizó el evento.

La familia planea utilizar los fondos restantes para establecer un fondo de becas en nombre de Bethany y para sensibilizar a la comunidad contra el bullying.

jpe

Comentarios