24 | MAY | 2019
1
Eclipses lunares ocurrían un par de veces al mes. Foto: Archivo

Llegada de oro a la Tierra afectó ocurrencia de eclipses

26/11/2015
10:34
GDA / El Mercurio / Chile
-A +A
Estudio indica que protoplanetas que trajeron metales preciosos alteraron la órbita de la Luna

Usualmente los eclipses lunares ocurren dos veces al año, pero según un estudio de científicos de la Universidad de Côte d'Azur, en Niza, Francia, el fenómeno podría haber sido mucho más común. ¿El culpable del cambio? El oro y los metales pesados que llegaron a la Tierra luego de su formación.

La principal teoría sobre la formación de la Luna habla de un impacto en la Tierra de un cuerpo de un tamaño similar a Marte, que liberó el material que formó un disco que eventualmente se unió en lo que hoy es el satélite de nuestro planeta.

El problema es que, según los expertos, ese disco de material habría estado alineado con el ecuador, lo que habría hecho que la alineación entre Tierra, Luna y Sol que forma un eclipse fuera algo mucho más común, ocurriendo un par de veces al mes. Pero actualmente la órbita de la Luna tiene una inclinación de 5°, que hace que la alineación ocurra menos seguido.

Kaveh Pahlevan y Alessandro Morbidelli, de la Universidad de Côte d'Azur, realizaron simulaciones para explicar este cambio, partiendo de la tésis de que "el impacto que formó la Luna no fue el último; había otros cuerpos alrededor".

Según informó New Scientist, los expertos realizaron "miles de simulaciones" del periodo después de la formación de la Tierra y la Luna, cuando había protoplanetas circulando en el Sistema Solar. La idea es que algunos de estos protoplanetas se habrían acercado lo suficiente como para arrastrar a la Luna fuera de su órbita original a través de su gravedad.

Las simulaciones permitieron concluir que sólo unos cuantos acercamientos habrían producido este efecto.

¿Qué tiene que ver el oro? Canup dice que la sospecha de estas colisiones y acercamientos de protoplanetas existe desde hace años, precisamente relacionadas a metales preciosos que, como pueden ser encontrados en la superficie de la Tierra, deben haber llegado al planeta después de su formación.

"Todavía hay incertidumbres, pero en general creo que es una hipótesis atractiva y muy comprobable", dice Canup a New Scientist.
 

 

kal 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios