Suscríbete

Anticipan inflación mayor a 5%

Analistas ajustan expectativas por gasolina cara y superdólar; precios elevados erosionarán el ingreso de hogares, afirman

Cartera 23/01/2017 01:35 Rubén Migueles Actualizada 11:43

[email protected]

El abrupto incremento en el precio de las gasolinas y la fuerte depreciación del peso llevarán a la inflación en México a niveles por arriba de 5% en 2017, estimaron analistas financieros consultados por EL UNIVERSAL.

Esta prvisión se convierte en la más alta desde 2010, y está un punto porcentual arriba del rango máximo de la meta-objetivo del Banco de México (Banxico).

“Este año va a ser muy complejo para los consumidores mexicanos porque nos vamos a enfrentar a una mayor inflación de la observada en los últimos cuatro o cinco años y posiblemente el crecimiento económico más bajo desde 2014”, comentó Alejandro Cervantes, economista senior de Banorte-Ixe.

Tan sólo para la primera mitad de enero, se estima que la inflación quincenal sea de 1.35%, producto en buena medida del alza en el precio de la gasolina, con lo que la tasa anual puede llegar a 4.61%, tasa superior a 3.36% con que cerró el año pasado, estimó Adrián Muñiz, analista económico de Vector CV.

Sin embargo, en el transcurso del año la inflación anual puede superar la tasa de 5% y llegar a 5.93% en agosto, para luego cerrar el año en 5.86%, proyectó el especialista de Vector.

De diciembre pasado a enero, los analistas modificaron sus expectativas de inflación para este año en más de un punto porcentual debido principalmente al alza de las gasolinas y la depreciación del tipo de cambio.

Jaime Salazar, analista económico de CI Banco, dijo que el alza del combustible genera efectos multiplicadores en la mayoría de los precios de otros bienes y servicios, lo que impacta en las expectativas de inflación.

Un factor adicional es el tipo de cambio, que puede depreciarse más de lo estimado inicialmente, sobre todo en el primer trimestre, de acuerdo con los expertos consultados.

Esta mayor pérdida de la moneda mexicana frente al dólar puede traducirse en mayores costos, con mayor peso para constructores que importan sus insumos y que terminan
por transferirlo a los precios de los bienes finales.

“Vamos a vivir un 2017 donde se juntan muchos choques adversos en términos inflacionarios, por lo que Banco de México tiene que evaluar la forma en que los va a enfrentar, porque no todos se tienen que acotar con aumentos en las tasas de interés, hay unos que por sí mismos se irán diluyendo con el tiempo, lo importante será ver la naturaleza del choque”, comentó Adrián Muñiz.

La preocupación de las autoridades monetarias es que esta escalada de precios contamine las expectativas inflacionarias a través de efectos de segundo orden, que son impactos sobre precios que no necesariamente se justifiquen por el choque inicial.

“Los efectos de segundo orden, los vamos a tener a partir del segundo trimestre del año, una vez que el precio de la gasolina vuelva a aumentar simplemente por la estacionalidad que tiene el precio de este insumo.

“Pero es natural que en una economía como la mexicana estos efectos de segundo orden se vean de manera más tangible en el momento que se dé la liberalización del precio de los combustibles”, agregó Cervantes.

Impacto en hogares. Los expertos reconocieron que la mayor inflación va a erosionar el ingreso disponible de los hogares.

“El ingreso real de las familias se verá perjudicado, lo que puede traducirse en un menor consumo, y si las condiciones económicas son complicadas, sobre todo en materia laboral, habrá una contracción de la demanda agregada y de la economía”, opinó Jaime Salazar.

Temas Relacionados
inflación 2017

Comentarios