03 | JUL | 2020

Échale un vistazo: El color del humo lo dice todo

30/09/2016
|
19:37
|
Christian Pérez Vega

Échale un vistazo: El color del humo lo dice todo

30/09/2016
19:37
Christian Pérez Vega
-A +A
El tono de las emisiones puede advertirte sobre posibles fallas en el motor de tu auto

Si detectas humo   en tu  automóvil, pon atención.  De acuerdo a los expertos de TOTAL, éste puede ser un indicio de alguna falla en el motor.

 Además, el tono te puede orientar sobre dónde se encuentra  el desperfecto con el fin de que lo atiendas lo más pronto posible y así evites daños severos en el sistema u otros componentes pero sobre todo, contaminar de más. También hará que  ahorres dinero y tiempo en el taller mecánico.

RESPETA  LOS SERVICIOS DE  MANTENIMIENTO

El fabricante del auto siempre señala los lapsos en que se tiene que llevar a una revisión con el fin de alargar la vida útil del mismo pero sobre todo, evitar las posibles fallas provocadas por el uso normal. Procura respetar los periodos señalados, además así conservarás la garantía del coche en caso de un desperfecto de fábrica.

ASEGÚRATE QUE EL ACEITE SEA EL CORRECTO PARA TU AUTO

El lubricante del motor es uno de lo puntos más importantes en los servicios de mantenimiento. Por lo mismo, tienes que asegurarte que el aceite que aplicarán a tu auto sea de la calidad y cualidades que recomienda el fabricante.

SI  HACES  EL CAMBIO TÚ MISMO
Revisa que el aceite y  filtro sean los adecuados para tu auto. En el manual podrás identificar las especificaciones y  cada cuántos kilómetros se debe sustituir. Se recomienda que con cada cambio de aceite se realice el reemplazo del filtro para que cumplan perfectamente con su función.

El cambio debe realizarse en una superficie plana y con el motor caliente, esto permitirá vaciar totalmente el lubricante y  evitará que se mezcle con el nuevo.

La limpieza es indispensable en el lugar donde se colocará el filtro nuevo, así como  la del tapón de vaciado del cárter. Tener precaución al momento de colocar el filtro y el tapón de vaciado para no forzar sus roscas. 

El aceite y el filtro usado no se tira, se lleva a los establecimientos que los reciclan.

Presta atención al color del humo que emite tu auto, de acuerdo a los expertos de TOTAL, este puede ser un indicio de alguna falla en la máquina.

Humo blanco

No es humo como tal, se trata de vapor de agua generado por la condensación del escape caliente y el agua que se acumula en el mofle o en el convertidor catalítico.

Cuando lo detectes, acude al taller y pide reparar la tapa de juntas. Aunque si es espeso y aparece de forma continua, ¡ten cuidado! Porque el coche puede estar pasando anticongelante al motor o consumiendo más aceite.

Humo Azul

Cuando aparece, quiere decir que el propulsor está quemando aceite por el desgaste de los anillos del pistón o las guías de las válvulas del motor, lo que provoca que el lubricante se filtre en la cámara de combustión y de ahí al escape. También puede ser señal de un motor desgastado.

Si notas que los niveles de aceite están bajos o descienden de manera precipitada, acude al servicio para evitar pérdidas y daños mayores al motor por falta de lubricación.

Cambia las piezas desgastadas: pistones, válvulas o turbo, y llena el depósito de aceite con producto nuevo.

Humo negro

El motor está quemando combustible de más, el exceso de éste se genera por los residuos cuando se acelera de manera abrupta o por circular demasiado. Uno de los motivos comunes es un problema con la válvula recirculadora de gases de escape.

Para evitarlo, circula tu auto durante una hora cada quince días a velocidad moderada (80 km/h aproximadamente). Trata de ir a ese ritmo para evitar la acumulación de carbón.

También acude al mécanico para que revise la computadora de tu vehículo al igual que los sensores o el regulador principal de combustible de inyección.

Humo gris

Es tal vez el más difícil de diagnosticar ya que puede presentarse por diferentes factores. Uno es por el exceso de quemado de aceite o falta de combustible, también puede ser indicio de un defecto del turbocompresor o por mal funcionamiento del sistema de ventilación positiva del cárter que genera la fuga de aceite.

A pesar de ser complicado diagnosticarlo, reparar la presencia de humo gris es prácticamente sencillo, pues las piezas a suplir son económicas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios