El Salón Rojo
Hablemos de cine

You are here

Superhéroes y secuelas: una charla con Brad Bird

Platicamos con Brad Bird sobre el boom de cine de superhéroes, la secuelitis en Hollywood, y si sería capaz de dirigir una historia que no involucre personajes sobresalientes y extraordinarios.
Una charla con Brad Bird
15/06/2018
11:46
-A +A

Cuando el director y animador Brad Bird (California, 1957) finalmente aceptó (tras varias invitaciones declinadas) unirse a los estudios Pixar, su amigo John Lasseter le impuso una sola condición: que filmara la película de sus sueños. Aquella cinta de ensueño era Los Increíbles.

 

Basado en los problemas que el propio Bird había tenido con su familia por las intensas cargas de trabajo en sus proyectos anteriores (la cinta El Gigante de Hierro y su cargo como consultor y escritor en Los Simpsons), Los Increíbles era un combo nunca antes visto: una comedia familiar sobre las frustraciones del matrimonio y la vida rutinaria mezclada con una cinta de espías y superhéroes.

 

El resultado fue espectacular, al grado en que no hay lista sobre mejores películas del género donde Los Increíbles no figure al menos dentro de los tres primeros lugares.

 

Tuvieron que pasar 14 años para que Bird y Pixar regresaran a Los Increíbles, pero el mundo ya no es igual al de entonces. En aquella época el cine de superhéroes apenas contaba con dos franquicias (X-Men y Spiderman) y el verano no era aún presa de estas superproducciones.

 

Tuvimos la oportunidad de platicar con Brad Bird sobre el boom de cine de superhéroes, la secuelitis en Hollywood, y si sería capaz de dirigir una historia que no involucre personajes sobresalientes y extraordinarios.

 

¿Cuál es tu opinión sobre este boom de películas basadas en cómics?

 

Hollywood tiene una larga tradición de, cuando algo le sirve, explotarlo hasta morir, y es justo lo que están haciendo con el cine de superhéroes. Dicho lo cual creo que cada vez se hacen mejores películas del género, el año pasado estuvo LOGAN, que creo que fue una película bastante inteligente. Dark Knight de Chris Nolan creo que es un filme excepcional y también me gustó Black Panther que salió hace unos meses.

 

¿Qué opinas sobre el exceso de secuelas en Hollywood?

 

Me encantaría que Hollywood volteara la mirada para hacer de nueva cuenta filmes originales. Cuando yo empezaba a interesarme en el cine, el verano estaba lleno de cosas nuevas y emocionantes como ‘Raiders of the Lost Arc’, ‘Back to the Future’, Ghostbusters’, ¡E.T.!

 

Sería increíble regresar a ese punto donde cada estreno era una nueva experiencia. Hoy día estamos en un periodo donde por alguna razón alguien decidió que sólo hay 25 ideas en las cuales vale la pena invertir y hasta ahí. Los directores que estamos en ligas mayores estamos jugando el juego de las sillas, dando vueltas sobre esas 25 ideas y ¿sabes? estaría bien hacer cosas nuevas también.

 

Ahora, ¡amo las secuelas si es que son buenas!, Empire Strikes Back es una de mis películas favoritas, la trilogía de El Señor de los Anillos, la trilogía de Toy Story es de lo mejor que se ha hecho en animación, pero creo que no debe ser lo único en el menú.

 

Eres un autor, y usualmente los autores encuentran difícil regresar a sus viejas historias, ¿cómo es que te convenciste de volver, 14 años después, a The Incredibles?

 

No soy averso a las secuelas, Misión Imposible: Protocolo Fantasma’ era una secuela y me la pasé muy bien. Pero estoy en una etapa donde si voy a hacer una secuela prefiero hacerla sobre mis propios trabajos, porque le tengo cariño a estos personajes y disfruto regresar a algo que yo originé.

 

El momento que más he disfrutado haciendo cine fue cuando hicimos la primera parte de Los Increíbles, fue la primera vez que hice una película desde su génesis hasta su llegada a las pantallas. Con Iron Giant fue diferente, yo no cree el libro en el que está basada, con Ratatouille fue otra persona de Pixar la que tuvo la idea, con Misión Imposible obviamente era un show de TV vuelto franquicia, Tomorrowland empezó con una idea de Damon Lindelof y Jeff Jensen.

 

‘Los Increíbles’ es el único filme que he podido hacer completo desde la idea original hasta el final. Me han pedido hacer otras películas de superhéroes y me gusta la escala que tienen y les tengo afecto pero pensé, si voy a hacer una película de superhéroes mejor hago mi película de superhéroes.

 

Esta secuela se siente más como una caricatura de domingo en la mañana, ¿esa era tu intención?

 

Me permito a diferir contigo. En ‘Los Increíbles 2’ incluí una secuencia donde Dash ve un show en la tv, se trata de ‘Johnny Quest’, que es un programa que salía en horario estelar, en la noche, que veían los adultos y había personajes que morían en algún episodio, no era como en las caricaturas de domingo donde los personajes no podían morir. Cuando la gente moría en ‘Johnny Quest’ no podían regresar. Amaba eso de ‘Johnny Quest’ e ‘Increíbles 2’ tiene ese gravitas, esa sensación de peligro, en ese sentido difiere mucho de ser una caricatura de domingo. Tienes derecho a pensar eso pero yo no lo siento así.

 

Tal vez me quedé con esa impresión por la acción, hay mucha más acción en esta secuela….

 

¡Si!, ¿y acaso eso está mal? Me gusta la acción, no limitemos la acción a los domingos en la mañana, hay que llevar la acción a horario estelar. ¡De eso se trata el cine!

 

Tu cine siempre gira alrededor de personajes extraordinarios, siempre arriba de la media, que no encajan en la sociedad justo por ser especiales, ¿cómo te sentirías filmando una película sobre un personaje ordinario, que tal vez sólo busque ser feliz o hacer lo correcto?

 

¡Si buscas hacer lo correcto eso ya te hace especial! [risas]. Puedes hacer una película sobre un personaje aburrido, sin ambiciones, pero no creo que esa fuera una película interesante….

 

Pero pensemos, por ejemplo, en una película como Ladrón de Bicicletas...

 

Hay películas pequeñas como ‘Ladrón de Bicicletas’ o ‘Extraños en el Paraíso’ pero ellos son individuos únicos, no son ricos ni tienen superpoderes pero son gente interesante y con una vida compleja. Me encantaría hacer una película pequeña, tal vez no como esas, pero tengo varias ideas que encajarían en esa categoría de historias sobre personajes sencillos. No soy averso a este tipo de cine, el año pasado, la película de Greta Gerwig era sobre alguien sin poderes especiales pero que resultaba ser un personaje fascinante. Me gustó mucho esa película.

 

El papel de la mujer en esta segunda parte es más preponderante que en la primera, ¿ésta es tu forma de decir algo sobre el movimiento #MeToo o es mera coincidencia?

 

Mi madre era una mujer muy fuerte y me decía que mis tres hermanas eran capaces de hacer lo que ellas quisieran si se lo proponían, mi esposa es una mujer fuerte y además trabajo con mujeres fuertes. Coincidentemente nuestra película va acompañada de un corto animado dirigido por Domee Shi, que es una mujer fuerte e interesante. La mujer como centro de las historias no es una idea nueva para mi, ha estado presente en casi todas mis películas. No se trata de un coincidencia sino de un hecho real que me parece necesita proyectarse más en el cine.

 

-O-

 

Síguenos en Twitter: @elsalonrojo

Escucha nuestro podcast, Filmsteria en Spotify! 

 

Crítico de cine con 9 años de experiencia profesional. Ha colaborado en revistas y periódicos como 24 Horas, Newsweek, Chilango, Quién, Esquire, Cambio, entre otros.

Comentarios

Comentarios