La clave del éxito del equipo mexicano de natación

Seguir programa establecido llevó a superar las expectativas en Barranquilla 2018
La clave del éxito del equipo mexicano de natación
Melissa Rodríguez, medallista en JCC, la mejor mexicana en la actualidad. Foto: IMAGO7
03/10/2018
03:42
Nelson Vargas
-A +A

[email protected]
 

México tuvo una brillante actuación en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, en los que logró el primer lugar de la zona —algo que no conseguía desde Medellín 1978—, con 341 medallas de las cuales 132 fueron de oro, 118 de plata y 91 de bronce.
 

En la natación, que también superó las expectativas y colaboró con dicho resultado, se realizó una planeación que permitió obtener 43 medallas, 15 de oro —en todas mejoraron el récord centroamericano, y hubo 23 marcas mexicanas—. Pero nada de esto se hubiera conseguido sin seguir el programa que la Comisión Técnica de la Federación Mexicana de Natación, encabezada por Tina Vidal, realizó.
 

Respetar los planes y concientizar a los atletas que trabajar en grupo les permitió dar dichos resultados, aunque no siempre fue fácil que se hiciera de esa forma, ya que existen vicios difíciles de erradicar.
 

“De qué sirve que algunos estemos con ganas de hacer las cosas bien, si hay otros que quieren hacer lo que les da la gana”, comentó una fuente cercana a este proceso.

No respetar un proyecto planificado rumbo a los Juegos Panamericanos Lima 2019 y los Olímpicos Tokio 2020 puede echar por la borda que los atletas lleguen en su mejor forma a estas competencias.
 

¿Qué pasa en estos momentos?

Algunos nadadores tienen la inquietud de ir a eventos que se realizarán en Asia, como la Copa del Mundo en Tokio ( del 9 al 11 de noviembre) y en Singapur (del 15 al 17 de noviembre), que no dan más que para turismo deportivo.

Otra cosa sería el Mundial de Curso Corto en China (del 11 al 16 de diciembre). Lo más grave es que la Conade enviará a una sola deportista, cuando hay más de ocho que podrían hacer una mejor actuación, pero éstos son conscientes de que deben quedarse a entrenar para preparar el selectivo panamericano.
 

Pareciera más fácil quitarse de encima la presión accediendo a esta solicitud para ir a eventos que no les servirán más que para hacer turismo deportivo. Aunque el director de la Conade, Alfredo Castillo, había gritado a los cuatro vientos que el éxito deportivo de México en los Centroamericanos fue que no accedió a que los deportistas acudieran a torneos que no les servían, ahora hace todo lo contrario.
 

Hay que aclarar que la Federación Internacional de Natación (que paga la mayoría de los gastos), solamente invita a seis exponentes según sus resultados, los puntos FINA que acumulan, siempre y cuando cumplan con la marca A o B.
 

En el caso de México, son pocos los que alcanzan una marca A: Melissa Rodríguez (100 y 200 pecho), quien fue la mejor por México en Barranquilla, y Jorge Iga (200 libre). Otros que tendrían derecho de asistir son los pechistas Miguel de Lara (895 puntos FINA) y Mauro Castillo (884 puntos FINA), aunque ellos han decidido seguir el plan recomendado por sus entrenadores.
 

“Es momento de que aprovechen el entrenamiento y preparación, el proceso”, comentó Nicolás Torres, coach de Melissa Rodríguez, la mejor nadadora mexicana actualmente y la única, por ahora, con posibilidades de medalla panamericana. “Los eventos que mencionan no son avalados para la clasificación y por lo mismo, están fuera del periodo”.
 

Y es que ante la posibilidad de mejorar los resultados en Panamericanos y Olímpicos, ceder a la solicitudes personales, puede echar a perder lo ganado en Barranquilla.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS