Carlos Ahumada, obsesionado por el futbol

Ahumada prometió muchas cosas, como la llegada de extranjeros de primer nivel y sobretodo la construcción de un nuevo estadio

Carlos Ahumada obsesionado por el futbol
FOTO: ARCHIVO/ EL UNIVERSAL
Universal Deportes 21/08/2019 18:10 Universal Deportes Actualizada 18:59
Guardando favorito...

Carlos Ahumada tiene una gran obsesión con el futbol, pero en todos los lados donde ha estado ha quedado mal.

Después se comprar al León, Ahumada se hizo de Santos Laguna.

Eran finales de 2003, inicios del 2004, y Grupo Modelo ya no quería tener la carga que significaba financiar a un equipo de Primera División, así que lo ofertó y Ahumada como cabeza del grupo empresarial Quartz, lo compró.

Después de lo que pudiera llamarse un bien inicio con Santos ganando el Interliga, que daba el pase a la Copa Libertadores, el equipo sufrió lo mismo que en León, falta de liquidez, falta de pagos. Y cosas raras alrededor de él.
 

Los clubes cuando llegaban el estadio Corona, encontraban el vestidor sucio, muchas veces sin agua caliente para bañarse y en caso de que el equipo perdiera, se les cortaba la luz.

Ahumada prometió muchas cosas, como la llegada de extranjeros de primer nivel y sobretodo la construcción de un nuevo estadio, pero todas esas promesas se cayeron cuando el empresario fue detenido.

El argentino dejó a Santos en quiebra, con muchos problemas, tan es así que Grupo Modelo volvió a tomarlo como forma de rescate. Años después Grupo Orlegi lo tomaría en definitiva.
 

Pero ahí no termina la historia de Ahumada en el futbol.

A su salida de prisión, alrededor del 2008, el empresario regresó a su país, compró al Talleres de Córdoba que estaba en segunda división. Nunca pudo sacar de la quiebra al club, y al final lo terminó perdiendo por orden judicial, además de que se le acusaba estar ligado a las “Barras bravas”.

Mas no se dio por vencido, siguió ligado al mundo del futbol.

En el 2010, tomó posesión del Juventud Unida, club de la Tercera de Argentina y al año le dieron las gracias.

Estudiantes San Luis fue el último club al que estuvo ligado Ahumada. En el 2012 otra vez se volvió presidente y a partir de ahí comenzaron a repetirse las prácticas de falta de pago a los jugadores, que en muchas ocasiones se manifestaron públicamente. Hasta que en el 2016, después de denuncias de corrupción, la aparición de audios donde el presidente de la AFA, Julio Grondona, pedía al presidente de la categoría que le ayudaran a ascender al equipo de su amigo que en ese momento estaba en la Federal B, cuarta división, decidió renunciar, supuestamente por acoso del gobierno del estado.
 

 

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones