Prometí un nocaut y ahí está: 'Canelo'

El boxeador mexicano tardó más en el vendaje, que lo que duró su enfrentamiento con Rocky Fielding

Prometí un nocaut y ahí está: 'Canelo' Álvarez
Triunfo contundente de Saúl Álvarez. Foto: AFP
Universal Deportes 16/12/2018 09:23 Ariel Velázquez / Enviado Actualizada 09:31

[email protected]

Nueva York.— Tan diferentes, que anoche se demostró que lo único que tienen en común es la profesión.

Saúl 'Canelo' Álvarez (51-1-2, 45KO’s), derrotó sin dificultad a Rocky Fielding (27-2,1 5KO’s) para convertirse en campeón supermediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y con ello entrar al selecto club de peleadores mexicanos que han conseguido coronas en tres diferentes categorías.

Desde el primer asalto, el mexicano demostró que él y Fielding son boxeadores de mundos diferentes.

El tapatío dobló al británico con un gancho que estremeció hasta a la reina. La cuenta de protección llegó no sólo al principio, sino también en el segundo asalto cuando el tapatío repitió la dosis y finalmente en el tercero, al decretarse la victoria, luego de conectarle una derecha que retumbó como campana del Big Ben.
 

Mucha ingenuidad para Fielding, quien llegó a Nueva York con la ilusión de convertirse en Hombre Cenicienta y al que exactamente a las 12:00 horas locales, se le terminó el cuento de hadas.

“Esperaba a un peleador que quisiera boxearme con su distancia, pero quiso salir a atacar. Prometí un nocaut y ahí está”, dijo.

La mayor preocupación para el 'Canelo' en su presentación en el Madison Square Garden ni siquiera sucedió sobre el ring. A petición del equipo de Fielding, la Comisión Atlética de Nueva York ordenó a los entrenadores del mexicano, cambiar el vendaje, al considerar que había anomalías.

Ahí sudó más el tapatío que en los menos de nueve minutos que duró su primera visita a Manhattan.

Un corto entrenamiento para el tapatío, quien subió a las 168 libras sin hallar un adversario de verdad. Puso en práctica lo que entrenó en su campamento en San Diego.

“Fue lo que planeamos en el gimnasio para golpear al cuerpo y luego arriba. Aquí está el trabajo”.
 

El año de Saúl fue un micro universo que nos enseñó que la existencia humana tiene altibajos. En marzo cargó con el castigo por dopaje y en noviembre se convirtió en el deportista mejor pagado del mundo. Pasó la página de Gennady Golovkin y ayer escribió otra que incrementa su legado.

Fue el primer nocaut para el 'Canelo' desde septiembre de 2016, cuando venció a Liam Smith.

Bajo las luces sagradas del Madison Square Garden y con un rival a modo, regresa a casa con el fajín de una división que difícilmente volverá a probar, si no es con un rival de poca monta, como Fielding.