¿México en paz?

You are here

Distribución y evolución de los secuestros en México, 2018

Distribución y evolución de los secuestros en México, 2018
19/10/2018
00:06
-A +A

El secuestro es un delito que lacera el bienestar y seguridad no solo de las personas que son privadas de su libertad sino también de sus familiares y de la población en general que se siente insegura e impotente ante la comisión de uno de los delitos de alto impacto en México. De acuerdo con el estudio 8 delitos primero del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC, 2015), el secuestro en México es uno de los delitos que más impacta de forma negativa en la percepción de seguridad de la población, en donde un aumento de 4 secuestros por cada 100 mil habitantes incrementa la percepción de inseguridad en México en 1 %. Por ende, el análisis de los diferentes tipos de secuestro y su evolución resulta de suma importancia en la percepción en los avances de seguridad que se han tenido en los últimos años, particularmente durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.

Si bien en términos generales se ha dado una reducción de manera continua del secuestro desde 2015 al pasar de 1 883 víctimas a 1 768 en 2017 según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP, 2018), es necesario determinar cuáles son las entidades y municipios en donde se sigue registrando un importante número de secuestros. Por otro lado, dado el cambio en los registros de incidencia delictiva del SESNSP, actualmente podemos analizar algunas de las características de las víctimas como son el rango de edad, el sexo y la modalidad bajo la que se registró este delito, lo cual constituye la base para poder mejorar los análisis de los delitos y en particular la evolución de los secuestros en México; no obstante, no podemos olvidar que este análisis solo hará referencia a los delitos denunciados y en los que se abrió una carpeta de investigación, por lo que se dejan fuera todos los secuestros no denunciados y/o en los que no se registró una carpeta de investigación y que según estimaciones de la más reciente Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad (ENVIPE, 2018) representan alrededor del 96.7% de los denominados otros delitos en donde se incluye al secuestro y al secuestro exprés.

Para los primeros 8 meses de 2018 según las cifras del SESNSP se han registrado en México 840 carpetas de investigación de las cuales han derivado 1 012 víctimas de secuestro (tanto del fuero federal como del fuero común), las entidades que en lo que va del año han concentrado la mayor parte de víctimas son el Estado de México (188), Veracruz (153), Tamaulipas (129) y la Ciudad de México (58) al sumar el 52.17% del total nacional. Mientras que en términos de tasas por cada 100 mil habitantes se tiene que los mayores problemas en 2018 se han dado en Tamaulipas (3.52), Zacatecas (1.92), Veracruz (1.86), Morelos (1.66) y Colima (1.32) al registrar tasas de entre 62.25 y 334.30% mayores a la tasa nacional (0.81 víctimas por cada 100 mil habitantes).

Por su parte para el caso de las 790 víctimas registradas en las bases del SESNSP del fuero común [1] se sabe que el 73.67% fueron hombres mientras que el 24.81% fueron mujeres, en el resto de víctimas no se identificó el sexo de la víctimas, además el 83.4% de las víctimas eran adultos de 18 años o más, el 11.65% eran menores de edad y en el resto de las víctimas no se tienen datos acerca de su rango de edad. En cuanto a la modalidad del secuestro el SESNSP clasifica a los secuestros del fuero común en cinco tipos [2] en donde el de mayor ocurrencia fue el clasificado como secuestro extorsivo con el 86.33% del total, seguido del secuestro exprés con el 5.44%, el secuestro para causar daño con 3.04%, después el secuestro con calidad de rehén 2.66% y por último otros tipos de secuestro con el 2.53% del total. No obstante, cabe notar que este registro únicamente toma en cuenta los delitos que fueron denunciados y en los que se abrió una carpeta de investigación por lo que quedan fuera todos aquellos secuestros no denunciados y en donde el secuestro exprés podría tener una mayor participación porcentual que otros tipos de secuestros enlistados.

Posteriormente, al comparar los primeros ocho meses de 2018 con los primeros ocho meses de 2017 tanto para los secuestros fuero común como para los del fuero federal, se puede ver que a nivel nacional hubo un descenso de los secuestros del 17.05%, mientras que por entidades 8 de las 32 mostraron incrementos de 2017 a 2018, en donde los mayores aumentos han sido de Nayarit al pasar de 1 víctima entre enero y agosto de 2017 a 12 víctimas en el mismo periodo de 2018 (crecimiento de 1 100%), seguido de Puebla que paso de 27 a 60 víctimas (aumento de 122.22%) y Querétaro de 8 a 17 personas (incremento de 112.50%). Además de estas entidades otras que han mostrado crecimientos de sus víctimas en el periodo señalado han sido Baja California (6 más), Colima (4 más), Jalisco (3 más), Campeche (3 más) y Chihuahua (2 más).

En términos municipales en lo que va de 2018 los municipios del país con más carpetas de secuestro del fuero federal registradas [1] han sido Reynosa y Victoria, en Tamaulipas (34 y 16), Toluca, México (11), Acapulco, Guerrero (10), Coatzacoalcos, Veracruz (10), Tijuana, Baja California (10), Cárdenas, Tabasco (9), Matamoros, Tamaulipas (8), Chalco y Nezahualcóyotl en el Estado de México (8 cada uno) ya que entre estos 10 municipios se han concentrado casi 1 de cada 5 CI registradas en la base del fuero común del SESNSP  durante los primeros 8 meses de 2018. Asimismo, los municipios de más de 100 mil habitantes que mostraron las mayores tasas de secuestro del fuero común son Martinez de la Torre, Veracruz (5. 60 CI por cada 100 mil habitantes), Reynosa, Tamaulipas (4.78), Tuxpan, Veracruz (4.56), Victoria, Tamaulipas (4.38), Chilón, Chiapas (3.94), Cárdenas, Tabasco (3.30), Teziutlán, Puebla (2.99), Coatzacoalcos, Veracruz (2.98), La Piedad, Michoacán (2.80) y Zacatecas, Zacatecas (2.70) todos estos municipios mostraron tasas por encima del nivel nacional de entre 427 y 993% más.

Por tanto, si bien se ha visto una reducción de los secuestros a nivel nacional, estatal y municipal en años recientes (al menos en términos de denuncia y de carpetas de investigación), no podemos olvidar que este delito sigue lacerando el bienestar emocional, físico y económico de miles de personas que diariamente salen a las calles con el temor de ser víctimas de este u otro delito, por lo que se deben seguir mejorando las estadísticas de estos delitos para poder mejorar las acciones implementadas en materia de seguridad. Aunque se han dado avances en materia de clasificación de los secuestros particularmente de los del fuero común al incluir una serie mínima de características de las víctimas y de los tipos de secuestro, estos datos han no se cuentan ni para los registros del fuero federal ni para las víctimas del fuero común a nivel municipal, por lo que su análisis a nivel nacional, estatal y particularmente para el nivel municipal sigue siendo inconcluso en esta serie de indicadores mínimos requeridos.

No podemos olvidar que lejos de una cifra más en una base de datos oficial, cada uno de estos datos representa el dolor que una víctima, su familia y demás seres queridos sufrió como resultado de la inseguridad y violencia, por lo que no se puede dejar a la ligera el análisis de estos datos y su uso en la mejora de políticas de seguridad que tengan impactos reales y no paliativos sobre la grave crisis de seguridad por la que atravesamos millones de personas que vivimos y transitamos por México a diario.

 

Notas:

[1] Los datos de incidencia delictiva del fuero común a nivel municipal solo incluyen información sobre las carpetas de investigación y no de las víctimas de estos delitos. Mientras que los datos de secuestros del fuero federal no cuentan con información desagregada a nivel municipal ni sobre las características de las víctimas de este delito.

[2] Para la clasificación de los secuestros diríjase al manual del SESNSP (http://www.secretariadoejecutivo.gob.mx/docs/pdfs/nueva-metodologia/Manual_Nuevo_Instrumento.pdf) y al estudio del Análisis integral del secuestro en México del ONC en donde encontrara mayor detalle de los tipos de secuestro y sus características (https://onc.org.mx/wp-content/uploads/2014/08/Secuestro2014.pdf)

 

Referencias:

CIDAC (2015). 8 Delitos Primero, Índice Delictivo. Centro de Investigación para el Desarrollo, A. C. México. Disponible en: http://cidac.org/esp/uploads/1/8_delitos_primero_2013_1.pdf

INEGI (2018). Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2018. Estimaciones: III. Denuncia del delito. Instituto Nacional de Estadística y Geografía. México. Disponible en: http://www.beta.inegi.org.mx/proyectos/enchogares/regulares/envipe/2018/

ONC (2014). Análisis integral del secuestro en México. Cómo entender esta problemática. Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad Justicia y Legalidad. México. Disponible en: https://onc.org.mx/wp-content/uploads/2014/08/Secuestro2014.pdf

SESNSP (2018). Incidencia delictiva del fuero común y federal. Cifras nueva metodología. Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Actualizadas al 20 de septiembre de 2018. Disponible en: https://www.gob.mx/sesnsp/acciones-y-programas/incidencia-delictiva-87005

SESNSP (2018). Manual de llenado del instrumento para el registro, clasificación y reporte de los delitos y las víctimas CNSP/38/15. Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Disponible en: http://www.secretariadoejecutivo.gob.mx/docs/pdfs/nueva-metodologia/Manual_Nuevo_Instrumento.pdf

Oscar Rodríguez Chávez

Investigador del Observatorio Nacional Ciudadano

@RdCh85 @ObsNalCiudadano

Observatorio Nacional Ciudadano
El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.

Comentarios