Tendrán europeos Parlamento dividido
Ciudadanos se manifiestan afuera de la sede del Parlamento Europeo, en Bruselas, para exigir a los futuros legisladores atender temas como el cambio climático. / JULIEN WARNAND. EFE

Tendrán europeos Parlamento dividido

27/05/2019
00:57
Inder Bugarin / Corresponsal
-A +A
El Partido Popular queda primero, pero pierde terreno clave; euroescépticos avanzan, al igual que los liberales y los verdes

Bruselas.— El Parlamento Europeo, el corazón democrático de la Unión Europea, arrancará su próxima legislatura con un hemiciclo más fragmentado que nunca, como resultado de la caída en las urnas de las afiliaciones populares y socialistas.

De acuerdo con los sondeos preliminares, las dos familias que han dominado el tablero político comunitario, el Partido Popular Europeo (PPE) y el Partido Socialista Europeo, perdieron un terreno considerable durante las elecciones europeas.

En contraste, las fuerzas euroescépticas, repartidas en polos tan opuestos que van desde el izquierdista Movimiento Cinco Estrellas de Italia, hasta la xenófoba Alternativa para Alemania, fueron las grandes ganadoras de unos comicios distinguidos por la fragmentación del voto.

En países como Italia, Francia y Reino Unido, los ultranacionalistas escalaron hasta la primera posición en las preferencias electorales.

En Grecia, el premier Alexis Tsipras convocará a elecciones anticipadas para finales de junio tras la derrota de su partido Syriza.

También avanzaron los liberales y verdes, que serán actores clave durante la búsqueda de la mayoría en la próxima Eurocámara. El avance de ambas fuerzas servirá para contener el avance populista, nacionalista y de extrema derecha, y garantizar que las fuerzas favorables de la construcción europea sigan siendo la voz predominante en el hemiciclo.

La candidata liberal a ocupar la presidencia de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, calificó los resultados de históricos, debido a que por primera vez desde 1979, los dos grandes grupos no van a “tener el monopolio de poder”.
26may19-elecciones.gif

Para la cabeza de lista de los verdes, Ska Keller, el resultado representa un claro mandato reformista a favor del cambio hacia una Europa democrática, social y representativa de todos los ciudadanos.

El líder de los socialistas, Frans Timmermans, dijo que los ciudadanos han reclamado resultados concretos con su voto, por lo que extendió la mano a los grupos que estén decididos a actuar contra el cambio climático y la injusticia social.

Manfred Weber, líder del PPE, reivindicó el derecho a liderar de su partido, al tiempo que aseguró que la “estabilidad” deberá ser la prioridad de la próxima legislatura.

Las elecciones iniciaron el jueves pasado y concluyeron ayer en los 28 países de la Unión Europea, incluyendo Reino Unido, que tuvo que acudir a las urnas debido a que el Brexit aún no se ha materializado. De hecho, el antieuropeo Partido del Brexit de Nigel Farage se impuso en estas elecciones europeas.

En total, fueron elegidos 751 eurodiputados en las parlamentarias.

Otro distintivo de la edición electoral 2019 fue que por primera vez en décadas se revirtió la tendencia a la baja en el nivel de participación electoral. Un portavoz del Parlamento Europeo informó que la participación de la jornada fue de entre 49% y 51%; de confirmarse, no sólo estará muy por encima del 42% contabilizado en 2014, sino que rebasaría la franja del 50% por primera vez desde 1994.

Según las estimaciones divulgadas por la Eurocámara, en Alemania, el país más poblado de la Unión Europea, quedó de manifiesto la tendencia registrada en las legislativas de 2017. Los conservadores de la canciller Angela Merkel y los socialistas retrocedieron, al tiempo que los verdes se convierten en la segunda fuerza política del país. Los extremistas de Alternativa para Alemania son ya la cuarta fuerza y contarían con unos 11 eurodiputados en Estrasburgo.

En Francia, otro socio fundador de la Unión, la extrema derecha de Marine Le Pen derrotó a la República en Marcha del presidente Emmanuel Macron, convirtiéndose en el partido más votado. Los ecologistas franceses dieron la campanada, ubicándose como la tercera formación.

Según los resultados disponibles, el PPE seguirá siendo el primer grupo político, pero dejará de ser la fuerza motriz que dé forma al destino de la UE al perder sustancialmente fuerza: está previsto que pase de 216 escaños a 180. Los socialistas se mantienen como segunda formación, pero también retroceden, de 185 a unos 152 eurodiputados.

La nueva formación que incluirá a liberales y la República en Marcha de Macron se afianza como tercera fuerza política, aumentaría de 69 a 105; igualmente crece la bancada verde, eventualmente de 52 a 67. De confirmarse estas previsiones, el denominado frente arcoíris, que va de izquierda hasta los liberales, podría estar muy cerca de formar una nueva mayoría progresista.

Todo parece indicar que el grupo ultranacionalista impulsado por el líder de la Liga italiana, Matteo Salvini, Alianza Europea de Pueblos y Naciones, irrumpirá en la próxima legislatura en la cuarta posición.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios