17 | JUL | 2019
Socialista italiano, al frente de la Eurocámara
Ursula von der Leyen, candidata a presidir el próximo Ejecutivo comunitario, con David Sassoli, presidente de la Eurocámara, ayer. FREDERICK FLORIN. AFP

Socialista italiano, al frente de la Eurocámara

04/07/2019
00:36
Inder Bugarin / Corresponsal
-A +A
David Sassoli encabezará la Legislatura hasta 2022; aboga por la transparencia y un Parlamento abierto

Bruselas.— La última vacante en la cúpula de mando de las instituciones europeas fue para el socialista italiano David Sassoli, quien fue electo este miércoles presidente del Parlamento Europeo. El eurodiputado nacido en Florencia encabezará la novena   Legislatura de la Eurocámara hasta enero de 2022.

Fue electo durante una segunda ronda por mayoría absoluta: 345 votos de 667, dejando en el camino a la alemana Ska Keller, candidata de los Verdes; al checo Jan Zahradil, del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos, y la española Sira Rego, de Izquierda Unitaria. En su primera intervención, el antiguo periodista abogó por la transparencia y por un Parlamento abierto y accesible a los ciudadanos, puesto que la Unión ha terminado por convertirse en un “espectro distante” de quienes supone representar.

También resaltó la necesidad de responder a las expectativas de los europeos, quienes con su participación en los comicios de mayo pasado “demostraron que siguen creyendo en este proyecto, el único capaz de ofrecer respuestas a los desafíos globales que afrontamos (...) Debemos tener la determinación de relanzar el proceso de integración, cambiando la Unión para que pueda responder con solidez a las demandas e inquietudes ciudadanas”.

Eurodiputado desde 2009 y vicepresidente del PE durante la octava Legislatura, Sassoli adelantó que entre las prioridades de la nueva etapa figura el desempleo juvenil, la migración, el cambio climático, la revolución digital, el nuevo equilibrio mundial, inclusión y seguridad social.

El italiano confesó que supo de su candidatura apenas la noche del martes, una vez que los jefes de Estado y de gobierno habían acordado los nombres de los ocupantes de las presidencias de la Comisión Europea, el Consejo Europeo y el Banco Central Europeo; así como del Alto Representante de la Política Exterior de la Unión.

Los nombramientos realizados por los jefes de Estado tras deliberaciones a puerta cerrada desataron críticas al interior del Parlamento Europeo, que deberá pronunciarse sobre los cargos.

El eurodiputado verde Bas Eickhout calificó el resultado de “decepcionante” y de ser un reflejo de “lo peor de la vieja Europa”, al tratarse de candidatos que emergieron para satisfacer los intereses de Alemania, Francia y España. Ayer, Ursula von der Leyen, candidata a presidir la Comisión Europea, viajó a Estrasburgo para reunirse con los miembros del Partido Popular Europeo y con eurodiputados para recabar apoyos de cara a la votación en la que debe ser ratificada.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios