Suscríbete

¿Por qué falló el Sistema eléctrico de Texas?

Este artículo revisará las razones de la falla de energía en Texas, incluidas las interrupciones en las entregas de gas natura

¿Por qué falló el Sistema eléctrico de Texas?
Infografía
Mundo 20/02/2021 03:30 John McNeece Actualizada 19:25
Guardando favorito...

Texas sufrió una falla masiva de su sistema eléctrico durante la semana pasada, luego de que el estado fuera azotado por una devastadora tormenta invernal. Hasta la noche del pasado martes, 4 millones de clientes de electricidad habían perdido energía, casi una tercera parte del total de usuarios de 12,4 millones. La mayoría de esos clientes han recuperado la electricidad, pero el apagón parcial duró varios días y la temporada invernal aún no ha terminado. Este artículo revisará las razones de la falla de energía en Texas, incluidas las interrupciones en las entregas de gas natural; las unidades de generación que no soportaban el frío; la falta de requisitos de capacidad de generación o un mercado de capacidad en Texas; y el aislamiento de Texas de otros sistemas de red en Estados Unidos que podrían haber proporcionado electricidad complementaria.
 
El corte de energía tuvo lugar dentro del área atendida por el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas, o ERCOT, que cubre la mayor parte de Texas. ERCOT es un "operador de sistema independiente" que gestiona la red eléctrica y es responsable de hacer coincidir el suministro y la demanda de electricidad dentro de su área de servicio. ERCOT no genera energía por sí mismo, pero proporciona instrucciones a los productores de energía sobre cuánta energía se necesita para satisfacer la demanda de electricidad. El problema surgió cuando la demanda de electricidad se disparó el lunes 15 de febrero debido al intenso frío y ERCOT no pudo encontrar suficiente producción de energía para satisfacer esa demanda.
 
Según ERCOT, "las condiciones climáticas extremas hicieron que muchas unidades generadoras, de todos los tipos de combustible, se desconectaran y dejaran de estar disponibles". En consecuencia, ERCOT declaró condiciones de emergencia el 15 de febrero e inició cortes rotativos, es decir, cortando la energía a grupos de diferentes clientes por períodos cortos. Sin embargo, a medida que más y más unidades de generación se desconectaron, los cortes temporales se convirtieron en una pérdida de energía en grandes áreas por períodos prolongados. Entonces, ¿por qué razón ocurrió esto?

También lee: Texas suspendió suministro de gas natural a México, causa de apagón en Norte del país: CFE

 
Un problema más importante fueron las interrupciones en el suministro de gas natural de Texas. En 2020 el gas natural proporcionó la mayor cantidad de electricidad si se compara a cualquier fuente de combustible: el 45.5% de la electricidad de Texas provino del gas natural, el 22.8% del viento, el 17.9% del carbón, el 10.9% de la energía nuclear y el 2.9% de otras fuentes. Pero por el congelamiento, no había suficiente gas natural disponible para entregar a las centrales eléctricas con las presiones constantes que necesitan. Dan Woodfin, director senior de operaciones del sistema en ERCOT, declaró el 16 de febrero de 2021 "parece que gran parte de la generación que se ha desconectado hoy se debe principalmente a problemas en el sistema de gas natural". Las razones incluían la competencia con otros usuarios, incluidos los usuarios residenciales, que necesitaban el gas para calefacción; pozos, tuberías y válvulas de gas congelado; y equipo de procesamiento congelado.
 
Otro gran problema fue la protección inadecuada de las instalaciones de generación contra el frío. Muchos comentaristas conservadores en Estado Unidos culparon a los proyectos eólicos congelados de la crisis energética. Hay que destacar que la planificación estacional de ERCOT contó con este tipo de energía solo para el 7% del suministro total de electricidad durante el período de diciembre de 2020 a febrero de 2021, aunque los proyectos eólicos proporcionan mucha más electricidad en otras partes del año. Algunos proyectos eólicos sí se congelaron la semana pasada por falta de la capacidad de deshielo utilizada en proyectos eólicos ubicados en clima frío, pero siguió funcionando lo suficiente para acercarse a las cifras de pronóstico de invierno. Las centrales eléctricas que utilizan gas, carbón y energía nuclear, que se preveía que proporcionarían mucho más suministro eléctrico durante los meses de invierno, también sufrieron a causa del frío, por ejemplo, los sistemas de instrumentación que se congelaron.

También lee: Texas prohíbe venta de gas natural fuera del estado hasta el 21 de febrero tras apagón
 
Texas también sufrió por la ausencia de requerimientos de capacidad o un mercado de capacidad, que contemplan mandatos o pagos a los productores de energía para tener los recursos de generación listos para funcionar según sea necesario, incluso si esos recursos no se están utilizando actualmente. La mayoría de las jurisdicciones en Estados Unidos tienen estos requisitos o mercados que brindan una póliza de seguro en cuanto a la adecuación de los recursos. Pero ERCOT no lo hace. En cambio, permite que los precios floten libremente, por lo que supone que la posibilidad de precios extremadamente altos proporciona un incentivo suficiente para que los productores de energía creen capacidad. El problema es que estos picos de precios pueden resultar muy costosos para los consumidores de electricidad. Muchos analistas creen que los precios flotantes son una estrategia ineficaz en comparación con los requisitos o mercados de capacidad para garantizar que haya suficientes recursos.
 
Por último, Texas no está conectado a las dos grandes redes del resto de Estados Unidos que podrían haber proporcionado electricidad suplementaria cuando Texas se encontró con una generación inadecuada. Esta fue una decisión consciente del gobierno de Texas, ya que la interconexión con las otras redes de Estados Unidos le habría dado al gobierno federal de este país jurisdicción reguladora sobre ERCOT y su red. Texas se mantiene firme en evitar la regulación federal. De hecho, el ex gobernador de Texas Rick Perry considera que los tejanos estarían dispuestos a tener apagones de más de 3 días en lugar de aceptar la regulación federal. Los comentarios del ex gobernador Perry fueron recibidos con indignación por sus oponentes políticos, ya que el sufrimiento y las probables muertes que resultarán de la falla del sistema eléctrico de Texas podrían haberse evitado si Texas hubiera estado conectado a las otras redes de Estados Unidos.

También lee: Mientras Texas sufre nevada y sin luz, el senador Ted Cruz es captado en un avión rumbo a Cancún
 
¿Qué pasa ahora? El gobernador de Texas, Greg Abbott, ya ha pedido que se investigue el ERCOT. A la vez, admitió que él, como gobernador, tiene la responsabilidad de garantizar el correcto funcionamiento de ERCOT y ha prometido reformas. 
 
Sobre las razones del corte de energía, es probable que la legislatura de Texas ahora requiera nuevas protecciones para el sistema eléctrico y el sistema de suministro de gas contra el clima frío. Sin embargo, esas protecciones son costosas y ciertamente habrá un debate sobre quién deba pagar. Después de un congelamiento anterior de Texas en el 2011, un informe de la Comisión Reguladora de Energía Federal de Estados Unidos (FERC) y la Corporación de Confiabilidad Eléctrica de América del Norte (NERC) advirtieron que se requerían más protecciones contra el clima frío. Pero ERCOT no pudo hacer que tales protecciones fueran obligatorias y la advertencia de FERC/NERC fue prácticamente ignorada. Con una mayor volatilidad en los patrones climáticos, la severidad de la tormenta que acaba de golpear y una reacción política creciente contra los líderes políticos de Texas, es posible que este estado tome medidas más agresivas esta vez.
 
Sobre el tema de los requisitos o el mercado de capacidad y la interconexión de Texas con las otras redes de Estados Unidos, seguramente habrá un intenso debate sobre cómo proceder. La falla del sistema eléctrico de Texas presionará a Texas para que evalúe si es hora de un cambio de dirección en estos temas, pero es demasiado pronto para decir cómo se desarrollará el debate.
 
John McNeece es Investigador Principal (Senior Fellow) de Energía y Comercio en el Centro de Estudios México-Estados Unidos de la Universidad de California en San Diego. Puede ser contactado por correo electrónico a [email protected].

Temas Relacionados
gas en Texas sistema eléctrico
Guardando favorito...

Comentarios

 

Recomendamos