Policía de Hong Kong mantiene asedio a jóvenes

Sólo deja salir a algunos de universidad; China amenaza con entrar en acción

Policía de Hong Kong mantiene asedio a jóvenes
Un manifestante se prepara para disparar una flecha mientras la policía repele la protesta con gas lacrimógeno en la Universidad Politécnica de Hong Kong. Foto/ANTHONY WALLACE. AFP
Mundo 19/11/2019 03:53 Agencias Actualizada 04:20

Hong Kong.— La policía de Hong Kong permitió a un centenar de personas salir de la Universidad Politécnica de Hong Kong, asediada por las fuerzas de seguridad desde el domingo. Dentro quedarían unos 400 activistas.

La operación es el resultado de las gestiones de un grupo de representantes de directores de institutos de secundaria que habrían negociado con la policía la evacuación de los menores que estuvieran atrapados en el campus, aunque los evacuados han sido identificados por las autoridades, por lo que podrían ser procesados.

Los manifestantes de más de 16 años fueron detenidos de inmediato y trasladados a instalaciones policiales, informa la televisión pública hongkonesa RTHK. La universidad se ha convertido en el escenario de fuertes enfrentamientos entre los manifestantes, que prendieron fuego al acceso principal del campus, y los agentes, en los que son ya los disturbios más violentos en los últimos cinco meses de protestas.

Unas 500 personas quedaron atrapadas por el cerco policial el domingo. Quienes quedaban hoy al interior advirtieron que hay agua, pero la comida comienza a escasear. Además los manifestantes han asegurado que hay varios heridos graves o con síntomas de hipotermia debido a los ataques de la policía con cañones de agua.

Poco antes, decenas de jóvenes lograron escapar del recinto universitario con una cuerda desde una pasarela, tras lo cual fueron rescatados en una carretera por motociclistas. La policía había amenazado con usar “balas reales” si los manifestantes recurrían a “armas letales” contra las fuerzas del orden.

Pese a los llamados internacionales para frenar la escalada de violencia, el embajador de China en Reino Unido, Liu Xiaoming, advirtió que el gobierno de su país tiene “suficiente resolución y poder para terminar con los disturbios” en Hong Kong, un territorio autónomo de China.

Liu señaló que “si la situación se vuelve incontrolable”, China actuará para terminarla, y señaló la posible “interferencia externa” en los asuntos internos de China, ante el respaldo de Reino Unido y Estados Unidos a los manifestantes. Según la policía, fueron detenidas 51 personas con chalecos que los identifican como brigadas de primeros auxilios, engrosando la cifra de cuatro mil 500 detenidos desde el inicio de las manifestaciones.

Además, las autoridades chinas rechazaron la determinación del Tribunal Superior de Justicia de Hong Kong de que la ley que prohíbe el uso de máscaras en las protestas es anticonstitucional. China alega que es una cuestión que sólo puede decidir “el Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular” en Beijing.

El secretario para Asuntos Continentales y Constitucionales del Gobierno de Hong Kong, Patrick Yip, advirtió que, debido a las protestas y los incidentes violentos de este fin de semana, existe la posibilidad de que no se celebren los comicios de distrito, previstos para el domingo.

Las protestas de Hong Kong comenzaron en junio por el intento del gobierno local de aprobar una ley que habría permitido entregar a las autoridades continentales chinas a sospechosos arrestados en la antigua colonia británica.

Desde entonces, el movimiento de protesta ha evolucionado y ha centrado sus demandas en la defensa de las reformas democráticas y el rechazo al dominio de Beijing.

Comentarios