Paciente muerde a enfermera y le arranca parte de la oreja

Este ataque se suma a otras agresiones contra enfermeros en el hospital Western State, en EU, que lleva años con problemas relacionados con infracciones de normas de seguridad
Hospital Western State
Hospital Western State (Foto: AP)
02/10/2018
19:00
AP
Washington, Estados Unidos
-A +A

Un paciente del hospital psiquiátrico más grande del estado de Washington brincó un puesto de enfermeras, tumbó a una al piso, la estranguló y le arrancó de una mordida parte de la oreja.

El ataque de la noche del domingo fue el más reciente en una serie de agresiones contra enfermeros en el hospital Western State. La vocera del hospital, Kathy Spears, informó sobre el hecho al personal del centro mediante un e-mail, obtenido por The Associated Press. Dijo que la enfermera atacada estaba hospitalizada.

Willie Saw, supervisor de enfermeros, dijo a AP que el paciente arrancó de una mordida parte del lóbulo de la oreja de la enfermera. "Tendrá que ser cosido en cirugía", agregó.

"Este es el sexto ataque del paciente contra el personal desde que fue movido al pabellón hace seis meses", dijo Saw en una entrevista.

El hospital de 850 camas en el suburbio Tacoma de Lakewood, lleva años plagado de problemas así como infracciones de normas de seguridad, mal estado higiénico, ataques a trabajadores y fugas de pacientes, incluido uno que huyó durante dos días en 2016 y fue acusado de torturar a una mujer.

Kelly Stowe, vocera de la agencia estatal que supervisa al hospital, dijo en un e-mail el martes pasado que el Departamento de Salud y Servicios Sociales estaba “entristecido por este ataque a nuestra empleada”.

Stowe mencionó que los pacientes en Western State tienen problemas graves y “atender a pacientes con enfermedades mentales es una tarea noble y difícil debido al comportamiento impredecible”.

Inspecciones federales pasadas del hospital han concluido que hay una falta de personal capacitado, empleados con temor a represalias de gerentes y un enfoque en la burocracia sobre seguridad laboral.

Después de que una sorpresiva inspección en mayo hallara más violaciones, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid quitaron la certificación del hospital y fondos federales por 53 millones de dólares al año.

Stowe dijo que el estado trabaja para reducir la violencia en Western State y ha implementado programas de capacitación cuyo objetivo es mejorar la seguridad de sus trabajadores.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS