Obra de Banksy se autodestruye tras subasta

En el marco había una trituradora de papel oculta que rasgó el lienzo
El cuadro Girl with Balloon (Niña con un Globo), del artista británico Banksy, antes y después de su autodestrucción, durante una subasta la noche del viernes en la casa Sotheby’s, de Londres. Foto: AP Y REUTERS
07/10/2018
04:15
AFP
-A +A

Londres.— Un cuadro del misterioso artista británico Banksy fue subastado la noche del viernes en la casa Sotheby’s de Londres por más de un millón de euros y justo después se autodestruyó parcialmente.

Sotheby’s, una de las casas de remates más antiguas e importantes del mundo, estaba subastando varios lotes de arte contemporáneo, entre los que se encontraba una reproducción en pintura acrílica y aerosol de una de las imágenes más famosas de Banksy, Girl with Balloon, una niña que deja volar un globo rojo con forma de corazón.

El martillo recién había puesto fin a la puja cuando la obra empezó a deslizarse por una trituradora de papel escondida en el marco, que tenía una alarma intermitente, y quedó parcialmente rasgada, según la casa de subastas. El resultado final fue un marco medio vacío, con la parte inferior del lienzo hecho trizas colgando. “Podría decirse que nos acaban de ‘banksear’”, reaccionó en un comunicado Alex Branczik, un responsable de la casa de remates.

La pieza se había adjudicado por 1.042 millones de libras (1.4 millones de dólares), al nivel del récord de este inconformista artista, alcanzado en un remate en 2008 con la obra Keep It Spotless, según Sotheby’s.

Banksy publicó horas después un video en su cuenta Instagram, en el que explicaba sus razones: “Hace unos cuantos años construí una trituradora oculta en un cuadro, en caso de que fuera subastado”.

Gracias al sonado evento, que ayer era uno de los temas más comentados en redes sociales en Reino Unido, el cuadro y su marco triturador podrían valer aún más, estimó Branczik.

“Ciertamente es la primera vez en la historia de las subastas en que una obra de arte automáticamente se autotritura tras el golpe de martillo”, reaccionó la casa de remates. El propio Banksy comentó la jugada en Instagram, con la leyenda “Se va, se va, se fue...”.

Este mensaje y el hecho de que poco antes de la venta se había visto a la entrada de Sotheby’s a un misterioso hombre con sombrero y lentes de sol alimentaron las especulaciones sobre la posibilidad de que la estrella del arte pudiera haber estado presente.

Branczik aseguró que no estaba al tanto de la broma.

“Hablamos con el comprador, que se vio sorprendido. Estamos discutiendo los siguientes pasos”, declaró la casa de subastas en un comunicado publicado por el Financial Times. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS