19 | MAR | 2019
La presidenta de la organización argentina Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto
(Foto: Archivo / EL UNIVERSAL)

​México, triste excepción en reducción de desapariciones: Abuela de Plaza de Mayo

17/10/2018
18:24
EFE
México
-A +A
"Si bien a nivel regional, con la triste excepción de México, las desapariciones forzadas ya no tienen la masividad de las épocas de las dictaduras militares, lo cierto es que siguen ocurriendo", dijo Estela de Carlotto

La presidenta de la organización argentina Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, calificó hoy a México de "triste excepción" en la reducción de las desapariciones forzadas en América Latina con sus más de 37 mil casos registrados.

"Si bien a nivel regional, con la triste excepción de México, las desapariciones forzadas ya no tienen la masividad de las épocas de las dictaduras militares, lo cierto es que siguen ocurriendo", dijo De Carlotto en la Universidad Iberoamericana de Ciudad de México.

El Gobierno de México divulgó este 9 de octubre que cuenta con un registro oficial de 37 mil 485 casos de personas desaparecidas, la mayoría a causa de la guerra entre los grupos criminales por el control del territorio en el trasiego de drogas.

Al dictar la conferencia "Búsqueda de la verdad y justicia a través de las décadas: ¿Cómo enfrentar y terminar con la práctica de la desaparición forzada en América Latina?", De Carlotto apuntó que "el panorama en el resto del mundo tampoco es mucho mejor".

La activista destacó que América Latina fue la primera región del mundo en combatir este delito con la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas establecida en 1994.

Esto ha sido "desgraciadamente insuficiente", apuntó al manifestar que "los casos del pasado, que para nosotras que buscamos personas desaparecidas es presente, en buena parte no han sido resueltos".

Según De Carlotto, en los países de la región hay dos elementos que perpetúan la desaparición forzada: la falta de reformas y democratización de las fuerzas de seguridad y la intervención de las fuerzas armadas en asuntos de seguridad interior.

La activista se pronunció por organizar y unificar a las víctimas para elevar la posibilidad de hallar la verdad, involucrar a la sociedad porque no debe ser solo un tema de las familias, y buscar alternativas legales.

"Si la justicia rechaza las denuncias entonces debemos volver a presentarlas y dejar testimonio de su ceguera, hasta que un día ese velo que tapa sus ojos se corra", acotó.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios