México se afianzó como puente para paso de ecuatorianos a EU

Grupo alerta que son atrapados por redes del crimen organizado y sufren otros delitos

México se afianzó como puente para paso de ecuatorianos a EU
Un grupo de migrantes, rumbo a EU, en Nogales, Sonora. Foto: Josh Galemore. AP
Mundo 21/11/2020 02:46 José Meléndez / corresponsal Actualizada 02:47

San José.— México se consolidó en 2020 como puente de paso a Estados Unidos de miles de migrantes ecuatorianos que viajan en avión desde Ecuador y, eximidos de visa, ingresan legalmente a territorio mexicano y prosiguen hacia la frontera con suelo estadounidense para entrar por vías irregulares por tierra hacia los estados limítrofes de California, Arizona, Nuevo México o Texas.

El gobierno de Ecuador reveló esta semana que, de enero a octubre de 2020, EU deportó a unos 2 mil 200 ecuatorianos a su país por permanencia ilegal, mientras que el número de repatriaciones de 2019 llegó a 933.

El vicecanciller ecuatoriano de Movilidad Humana, Carlos Velástegui, negó que existe más migración a EU y atribuyó las expulsiones a que el “control en EU es mucho más rígido”.

La cifra, sin embargo, contrastó con un dato que 1800 Migrante, organización no estatal de asesoría migratoria de Ecuador, Nueva York y España, suministró a EL UNIVERSAL para evidenciar el ingreso ilegal a EU: más de 31 mil ecuatorianos siguen sin retornar este año a su tierra natal de su viaje de “vacaciones” a México.

Tras destacar que el viaje irregular a EU se abarata por México, 1800 Migrante planteó que, en su travesía mexicana, los ecuatorianos son atrapados por redes de crimen organizado y sufren secuestro, tortura, extorsión, asesinato y violaciones sexuales, en un panorama de narcotráfico, desaparición forzada y otros fenómenos.

Decididos a enfrentar cualquier riesgo para cruzar el límite mexicano—estadounidense, los ecuatorianos se insertaron en redes de “coyotes” o traficantes de seres humanos y, tras ser reclutados por esas cadenas en Ecuador, pagaron 15 mil dólares para viajar a México con recorridos terrestres incluidos y avanzar a EU.

“Estamos ante un tsunami migratorio de ecuatorianos que quieren escaparse de la pobreza en Ecuador”, advirtió el ecuatoriano William Murillo, vocero y cofundador de 1800 Migrante.

Murillo adujo que, en 2019, el número “explotó” y de unos 114 mil ecuatorianos que fueron a México “de vacaciones”, más de 8 mil “no regresaron”. En enero y febrero de 2020 se contabilizaron más de 2 mil en esas condiciones.

A consulta de este diario, y tras revelar que uno de los puntos conflictivos con sus compatriotas en el lado mexicano se registró en Ciudad Juárez, Chihuahua, como limítrofe con EU, Murillo aseguró que “la situación se está complicando. Nos preocupa bastante que en esa ciudad simplemente desaparecen los ecuatorianos. Se comunican (desde allí) por última vez con sus parientes”.

El 29 de noviembre de 2018, dos días antes de que Andrés Manuel López Obrador asumiera la presidencia de México, el gobierno del entonces presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, decidió eliminar la visa a los ecuatorianos a partir de 2019. México rechazó restablecer el visado.

Exonerados de la visa, decenas de miles de ecuatorianos entraron a México en vuelo desde Ecuador con una ventaja: evitan el calvario de millares de migrantes irregulares de América, Asia y África que, en viaje a EU, se someten a una extenuante y peligrosa ruta terrestre por varias naciones sudamericanas y de Centroamérica con hambre, sed, frío, calor, desiertos, selvas y delincuentes.

La Secretaría de Gobernación de México reveló un inusitado aumento de ingresos de ecuatorianos de 93 mil 558 en 2018 a 66 mil 133 de enero a mayo de 2019.

Murillo denunció la desaparición de ecuatorianos en la frontera México—EU y acusó que mafias mexicanas, como el cártel de Los Zetas, están involucrados en esos hechos.

Temas Relacionados
migrantes ecuatorianos EU

Comentarios