Manifestantes y policías se enfrentan en Beirut; piden dimisión de las autoridades

La explosión en el puerto de Beirut coincidió con la peor crisis económica y financiera en décadas en el país, lo que dificulta que muchos puedan reparar sus propiedades dañadas

Manifestantes y policías se enfrentan en Beirut; piden dimisión de autoridades
Foto: AFP
Mundo 08/08/2020 10:01 Agencias Actualizada 10:22
Guardando favorito...

Manifestantes y policías se enfrentaron hoy en la capital libanesa al poco de comenzar una protesta en la que miles de personas exigen frente al Parlamento la dimisión de las autoridades tras la explosión registrada el martes en el puerto de Beirut, que ha causado al menos 158 muertos y 6 mil heridos.

La marcha se convocó frente al Legislativo y ya se están produciendo los primeros enfrentamientos con los policías, quienes arrojan bombas de gas y gases lacrimógenos a los inconformes, mientras ellos les lanzan piedras.

La protesta, convocada bajo el nombre de “Día de la Ira”, reúne a cientos de personas en la simbólica Plaza de los Mártires y, al grito de “Dimisión”, un grupo intentó entrar en el Parlamento a la fuerza.

El amplio contingente de fuerzas antidisturbios desplegado en el lugar desde esta mañana respondió con gases lacrimógenos. Los manifestantes lanzan piedras a los agentes y ellos se las devuelven.

También lee: Aportará México 100 mil dólares en plan humanitario por explosión en Beirut.

Antes de los enfrentamientos, la gente comenzó a reunirse en el lugar para expresar su rechazo al gobierno y al régimen político al que responsabilizan de la grave crisis y el deterioro en que ha caído el Líbano.

“Hablamos y hablamos, pero nadie nos escucha”, dijo una de los manifestantes, que acudió a la convocatoria llena de indignación por la explosión de 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio almacenados desde hace seis años en el puerto de Beirut.

“Vengo como un ciudadano que quiere asegurar su futuro", declaró otro joven de 18 años, que llevaba una flor blanca como símbolo de las almas de los muertos en la explosión.

El siniestro, que ha dejado más de 150 muertes, al menos 60 desaparecidos y miles de heridos y a entre 200 mil y 250 mil personas sin casa, se produjo en medio de una crisis económica y política que ya provocó masivas manifestaciones contra el régimen sectario del Líbano en septiembre.

También lee: Las imágenes del antes y después de la explosión que destrozó el puerto de Beirut.

En tanto, altos funcionarios de Medio Oriente y Europa comenzaron a llegar a Líbano el sábado como muestra de solidaridad con el país.

En una muestra de la furia de la gente, el presidente del opositor partido cristiano Kataeb dijo que sus tres legisladores han decidido renunciar al Parlamento por la tragedia, que calificó de “desastre”. Por su parte, Sami Gemayel pidió a cada miembro “honorable” del Parlamento que renuncie y trabaje por el “nacimiento de un nuevo Líbano”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores holandés dijo el sábado que Hedwig Waltmans-Molier, la esposa del embajador de Holanda en Líbano, también falleció.

La explosión coincidió con la peor crisis económica y financiera en décadas en el país, lo que dificulta que muchos puedan reparar dañadas propiedades.

También lee: Líbano se prepara para grna manifestación para pedir cuentas por tragedia de Beirut.

El domingo en Francia habrá una conferencia de donantes para Líbano en la que también participará Aboul Gheit.

También el sábado, llegó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; mientras que el vicepresidente y el canciller turcos se reunieron con el gobernante Michel Aoun, diciendo que Ankara estaba lista para ayudar a reconstruir el puerto de Beirut y evacuar a algunos de los heridos a Turquía para que reciban tratamiento.

La ayuda internacional lleva días llegando a Líbano y se han instalado hospitales de campaña en la capital para ayudar a tratar a los heridos.

El presidente Donald Trump dijo el viernes que habló por teléfono con Aoun y con el presidente francés Emmanuel Macron, quien realizó una visita breve a Líbano el jueves. Trump señaló que se estaban enviando suministros médicos, alimentos y agua desde Estados Unidos, junto con socorristas, técnicos, médicos y enfermeras.

foa/hm

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios