16 | SEP | 2019

Maduro pagó 4 mil mdd a Odebrecht, señala diario

26/03/2018
04:24
AFP
-A +A
Estadao indica que el dinero fue en respuesta a aportes de la constructora brasileña a su campaña electoral de 2013

Caracas.— El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habría ordenado pagos extraordinarios de hasta 4 mil millones de dólares para obras de Odebrecht en 2013 en respuesta a aportes de la constructora brasileña a su campaña electoral, publicó ayer el diario Estadao.

La información se desprende de delaciones y documentos en la investigación de corrupción en torno a Odebrecht, que involucra a varios países de América Latina.

Los papeles en cuestión están en manos de fiscales de Brasil y Venezuela, precisa el periódico.

Según los documentos, Maduro consideró de puño y letra “muy urgente” la ejecución de pagos que no constaban en el presupuesto oficial venezolano, en retribución por los aportes que Odebrecht habría hecho a su campaña electoral.

“A cambio de 35 millones de dólares para la campaña de 2013, el presidente [Maduro] daría ‘prioridad’ para que recursos extraordinarios cubrieran las obras de Odebrecht”, afirma el rotativo.

El fiscal general venezolano, Tarek William Saab, descartó abrir una investigación contra Maduro. “No vamos a trabajar en función de especulaciones”, dijo a la AFP en agosto pasado, luego de que su antecesora, Luisa Ortega Díaz, declarara que tenía “pruebas” contra el presidente y sus colaboradores.

Según Estadao, el Ministerio Público brasileño obtuvo información de los testimonios del ex director de Odebrecht en Venezuela, Euzenando Azevedo, y de los asesores Mónica Moura y Joao Santana, ligados a las campañas presidenciales de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff en Brasil.

De acuerdo con los documentos, Maduro comenzó a liberar los pagos extraordinarios para las obras de Odebrecht menos de un mes después de ser elegido en abril de 2013, agrega Estadao.

La ampliación del metro de Caracas y un teleférico estaban en incluidos en el paquete.

El escándalo de Odebrecht llevó a la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski a la presidencia de Perú y salpicó a sus predecesores Ollanta Humala y Alejandro Toledo. En Ecuador causó la destitución del vicepresidente Jorge Glas, y en Brasil impactó incluso al ex presidente Lula. 

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios