X

“Los talibanes vendrán y me matarán”, teme alcaldesa en Afganistán

“Estoy sentada aquí, esperando que vengan. No hay nadie que me ayude a mí o a mi familia. Estoy sentada aquí con ellos y con mi esposo. Y vendrán por personas como yo y me matarán”, dijo Zarifa Ghafari, alcaldesa de la localidad de Maidan Shar

Zarifa Ghafari, alcaldesa de la localidad de Maidan Shar
Zarifa Ghafari, alcaldesa de la localidad de Maidan Shar. Foto: Twitter @Zarifa_Ghafari
Mundo 17/08/2021 11:40 AFP Actualizada 11:59
Guardando favorito...

Una de las primeras mujeres en ser alcaldesa en Afganistán es consciente de que con el regreso de los talibanes al poder, su vida está en peligro.

“Estoy sentada aquí, esperando que vengan. No hay nadie que me ayude a mí o a mi familia. Estoy sentada aquí con ellos y con mi esposo. Y vendrán por personas como yo y me matarán”, dijo Zarifa Ghafari, alcaldesa de la localidad de Maidan Shar, al periódico británico I el domingo.

Ghafari, explicó el medio, publicado por la editorial Independent Print, es la alcaldesa más joven de Afganistán y la primera mujer en ejercer el cargo en Maidan Shar, en la provincia de Shar.

I habló con Ghafari hace apenas tres semanas y ella todavía se sentía esperanzada, pese al avance de los talibanes en el territorio afgano. “Los jóvenes están conscientes de lo que está pasando. Tienen medios sociales. Se comunican. Creo que seguirán peleando por el progreso y nuestros derechos. Creo que hay un futuro para este país”.

Pero el domingo, estaba devastada. Y huir no parecía una opción factible. “No puedo dejar a mi familia y, de todos modos, ¿adónde iría?”, dijo.
 

Ghafari fue designada alcaldesa en el verano de 2018 por el presidente Ashraf Ghani, quien el pasado domingo abandonó Afganistán.

Pero Maidan Shar es una ciudad conservadora y Ghafari sufrió tres intentos de asesinato en su contra. Su padre, el general Abdul Wasi Ghafari, fue asesinado el 15 de noviembre de 2020, contó el medio británico.

Cuando Ghafari se volvió más reconocida, y ante el avance talibán, se le dio un trabajo más seguro en el Ministerio de Defensa de Kabul, donde tenía la responsabilidad de ver por el bienestar de soldados y civiles heridos en los ataques terroristas.

Pero ahora, Ghafari está a su suerte, como decenas de miles de mujeres que temen que, con el regreso de los talibanes, sus vidas estarán en peligro y sus derechos serán nulificados, como sucedió ya durante su régimen anterior (1996-2001). Ninguna de ellas, incluyendo a Ghafari, confía en las promesas de los talibanes de que serán respetadas.

Lee también: Los 10 días de la ofensiva relámpago con la que los talibanes tomaron Afganistán

agv

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Las Indispensables

Termina tu día bien informado con las notas más relevantes con este newsletter

Al registrarme acepto los términos y condiciones