X

Legisladores del partido de Boris Johnson piden su cabeza, tras "partygate"

"Usted (Johnson) y el partido conservador se han mostrado incapaces de mostrar el liderazgo y el gobierno que este país se merece", dijo el diputado conservador Christian Wakeford

Legisladores del partido de Boris Johnson piden su cabeza, tras "partygate"
Foto: EFE
Mundo 19/01/2022 12:03 AFP y EFE Actualizada 12:03
Guardando favorito...

Londres.- El primer ministro británico, Boris Johnson, debilitado por el escándalo de las fiestas del gobierno durante el confinamiento, sufrió un nuevo revés el miércoles, cuando varios diputados de su partido dieron un paso adelante para poner fin a su permanencia en el cargo.

La más sonora fue la decisión del diputado conservador Christian Wakeford de unirse a la oposición laborista.

"Usted y el partido conservador se han mostrado incapaces de mostrar el liderazgo y el gobierno que este país se merece", dijo el diputado, en un mensaje leído por otro parlamentario.

El líder laborista, Keir Starmer, mostró al nuevo diputado en la bancada de su partido y acusó al primer ministro de "defender lo indefendible".

Pero, tras haber multiplicado las disculpas y haberse mostrado apenado en televisión en los últimos días, el dirigente conservador se mostró muy combativo este miércoles ante los diputados. 

Durante la sesión en el parlamento, que generó un total de cinco llamados a su dimisión, defendió su política, atacó a la oposición y anunció también la eliminación de parte de las restricciones antiCovid.

Johnson, de 57 años y en el poder desde 2019, está en el ojo del huracán tras las revelaciones de las fiestas organizadas en Downing Street cuando el Reino Unido vivía un estricto confinamiento.

La prensa británica informó este miércoles de que unos 20 jóvenes diputados conservadores se reunieron el martes para hablar sobre una posible moción de confianza contra Boris Johnson.

Estos políticos piensan que tienen suficientes votos para lograr que deje el cargo, en lo que la prensa ya llama el "complot del pastel de cerdo", haciendo referencia al "pork pie", una especialidad de la zona de uno de estos diputados.

La semana pasada, las excusas de Johnson ante el Parlamento, donde reconoció haber estado presente en una de las fiestas en mayo de 2020 afirmando que pensaba que era una reunión de trabajo, no calmaron los ánimos. 

Según la prensa británica, Boris Johnson prevé una serie de medidas populistas para intentar mantenerse a flote. Por ejemplo, su gobierno ha dicho que recurrirá al ejército para bloquear las llegadas de migrantes desde el Canal de la Mancha y podría suprimir una tasa audiovisual que financia la BBC, dos temas sensibles para su electorado.

Para lograr que Johnson deje la presidencia del partido conservador y en consecuencia salga también de Downing Street, se necesita al menos que 54 diputados conservadores envíen un correo al llamado "comité 1922" pidiendo una moción de confianza. 

Por ahora, siete diputados admitieron que ya lo habían hecho. Según la prensa serían unos 30, pero la prensa británica se pregunta si lograrán llegar hasta los 54.
"Pienso que sí, pero es difícil decirlo", dijo a la BBC uno de los diputados. Otro afirmó al Telegraph que "ha llegado la hora" del primer ministro.

Pero el Financial Times estima que hay mucha indecisión y que algunos diputados quieren esperar a las conclusiones de Sue Gray, una funcionaria que debe entregar un informe que determine si se incumplieron las normas en vigor.

Además de las fiestas durante el confinamiento, el primer ministro también se ve salpicado por acusaciones de favoritismo y además tiene que hacer frente a una grave crisis del poder adquisitivo de los ciudadanos. La inflación del Reino Unido llegó en diciembre a niveles desconocidos en los últimos 30 años.

En un intento por desviar la atención, Johnson anunció que dejará de ser obligatorio el uso de mascarillas en los lugares públicos y en las escuelas de Inglaterra, y que se eliminarán los pases de Covid-19 para poder asistir a eventos multitudinarios, dado que las infecciones se han estabilizado en amplias zonas del país.

Johnson dijo a los legisladores que las restricciones se estaban relajando porque los científicos del gobierno creían probable que el aumento de infecciones provocadas por la altamente contagiosa variante ómicron “ha tocado techo a nivel nacional”.

Además, el gobierno dejará de aconsejar a las personas que trabajen desde casa y, a partir del próximo jueves, no se requerirán los pases obligatorios de Covid-19 para ingresar a eventos a gran escala. 
 

agv

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal
Las Indispensables

Termina tu día bien informado con las notas más relevantes con este newsletter

Al registrarme acepto los términos y condiciones