La niña con leucemia que esperaba a su papá en la ventana ante el Covid-19 en Escocia

14/05/2020
|
20:55
|
GDA / El Tiempo / Colombia
El emotivo encuentro tras el Covid-19, entre un padre y su hija con cáncer
Foto: Especial

La niña con leucemia que esperaba a su papá en la ventana ante el Covid-19 en Escocia

14/05/2020
20:55
GDA / El Tiempo / Colombia
-A +A
Durante 5 semanas, la única forma en la que el hombre y su pequeña pudieron compartir momentos fue a través de un cristal: él iba hasta su hogar y ella lo esperaba sentada en la ventana de la cocina

El gobierno autónomo de Escocia, decretó desde mitad de marzo, el confinamiento de las personas para mitigar la propagación del nuevo coronavirus.

Como en el resto de países del mundo, allá también se establecieron una serie de excepciones para que parte de su población pudiera salir a trabajar.

Uno de los tantos escoceses que tenía permiso de cumplir con labores en exteriores fue Scott Sneddon, de 50 años e ingeniero de servicios de profesión.

Sin embargo, esa "libertad" trajo una dificultad: el hombre debió alejarse de su familia, para reducir riesgos para Mila, su hija de 4 años, quien padece leucemia.

Lee también: Rusia no ve motivos para culpar a China por pandemia de Covid-19

La historia

El 20 de marzo pasado, Scott se mudó a la casa de sus suegros, en la localidad de Falkirk. En su casa, ubicada en la misma zona, se quedó Mila, junto con su hermana Jodi, de 16 años, y su madre, Lynda, de 36.

Durante 5 semanas, la única forma en la que el hombre y su pequeña pudieron compartir fue a través de un cristal: él iba hasta su hogar y ella lo esperaba, sentada en la ventana de la cocina, para hablarle e imaginar abrazos y besos.

Hace dos semanas, Scott recibió un permiso especial de su compañía y pudo dejar de trabajar, pero nada de eso le dijo a Mila.

Eso sí, antes de volver a casa debió aislarse, para estar seguro de que no tenía el coronavirus, y, en 15 días, solo habló por teléfono con su hija.

El pasado 7 de mayo, el padre volvió a aparecer en la ventana. Primero, se miraron. Después, él entró a la casa y le preguntó: “¿Puedo darte un abrazo?”. La niña se abalanzó sobre Scott y lo abrazó con sus brazos y sus piernas. “Te amo”, se dijeron, al tiempo que lloraban.

“Fueron semanas muy locas y difíciles. Scott extrañaba mucho a Mila y no odiaba no estar junto a ella”, le dijo Lynda al diario inglés Daily Mail.

En un par de días, la pequeña, a quien le diagnosticaron leucemia en noviembre pasado, empezará un nuevo tratamiento para combatir la enfermedad y lo hará con su padre a su lado.

“Necesitaba mucho a mi esposo, pero estoy feliz con su regreso”, le agregó la mujer al mismo medio.

agv/ed

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios