Suscríbete

Evaden leyes ambientales para muro fronterizo

Juez acepta acuerdo que obliga al gobierno de Trump a reconsiderar peticiones de asilo a migrantes

Mundo 10/10/2018 03:39 Agencias Actualizada 03:52

Houston.— El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos aseveró ayer que se dispensarán algunas leyes ambientales para construir puertas entre secciones de las barreras fronterizas en el Valle del Río Grande, en el sur de Texas.

La dispensa, publicada en internet, enlista 11 sitios donde el gobierno tiene planeado instalar puertas en las vallas existentes.

La dependencia emitió hace unos meses exenciones similares a leyes ambientales para poder realizar proyectos en distintas partes de la frontera suroeste.

El gobierno estadounidense tiene vallas en cerca de mil 126 kilómetros de la frontera suroeste del país. En el sur de Texas, algunas partes de la valla terminan y comienzan a lo largo del dique construido en la ribera del río Bravo. Muchas partes de la cerca están edificadas a una distancia considerable del río, y en algunos casos invaden propiedad privada.

Las puertas nuevas sellarían algunos de esos espacios. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza da acceso a los residentes afectados para que puedan pasar al otro lado de su propiedad.

El gobierno federal planea comenzar a construir nuevas vallas para cumplir con la promesa de campaña del presidente Donald Trump sobre construir un muro.

Parte de la construcción prevista podría atravesar el Centro Nacional de Mariposas y otras zonas ecológicamente delicadas. También podría dejar a algunos residentes del “lado mexicano”; esto es, en suelo estadounidense pero del otro lado del muro.

Reevaluará EU asilo para familias migrantes. Un juez federal firmó ayer un acuerdo preliminar bajo el cual el gobierno de Donald Trump está obligado a reconsiderar cientos de peticiones de asilo de familias que fueron separadas en la frontera, mayormente bajo su política de Cero Tolerancia.

El juez Dana Sabraw, quien preside el litigio, calificó ayer de “excelente” el acuerdo alcanzado por abogados del gobierno y de las familias afectadas en tres demandas colectivas: “Pareciera que estamos muy cerca de terminar con esto”, señaló el magistrado sobre el caso que obligó al gobierno a reunificar a más de 2 mil niños inmigrantes que fueron separados de sus padres en la frontera con México.

El acuerdo, aún pendiente de una audiencia final en noviembre, establece que se deberá dar otra oportunidad tanto a padres como menores para que sus peticiones de asilo u otras protecciones contra la deportación sean evaluadas. Según el más reciente reporte federal, se han reunificado a 2 mil 296 de los 2 mil 654 niños que fueron separados.

En cuanto a los mexicanos migrantes detenidos, cifras del gobierno analizadas por el proyecto TRAC, de la Universidad de Syracuse, revelaron que hasta finales de junio la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) de EU mantenía detenidos a 11 mil 103 ciudadanos mexicanos, 25% de las personas que se encuentran bajo custodia de las autoridades migratorias.

Cuatro mil 223 mexicanos bajo custodia del ICE carecen de antecedentes penales y 3 mil 700 cometieron faltas menores consideradas de nivel tres. 

Comentarios