Ocupan matadero cerrado por brote de coronavirus en Alemania

Entre las reivindicaciones de la organización figura el cierre definitivo de todos los mataderos, el fin de la industria animal y la transformación de la agricultura hacia una producción y organización "solidaria y ecológica"

Matadero
Foto: Pixabay
Mundo 04/07/2020 10:02 EFE Actualizada 10:28

Activistas de la organización "Juntos contra la industria animal" ocuparon a primeras horas de esta mañana el acceso principal al matadero de la empresa alemana Tönnies, cerrada temporalmente tras un brote de coronavirus con unos 1.800 contagios confirmados.

Unos treinta activistas se encaramaron al tejado del matadero, donde desplegaron una pancarta en la que podía leerse "Shut down Tierindustrie" ("Detener la industria cárnica"), informó la propia organización a través de su cuenta de Twitter.

Tras la acción de protesta más de cien personas se sumaron a una manifestación contra el "consorcio explotador" Tönnies, que emplea a unos 7.000 trabajadores.

Entre las reivindicaciones de la organización figura el cierre definitivo de todos los mataderos y el fin de la industria animal y la transformación de la agricultura hacia una producción y organización "solidaria y ecológica".

"Ya antes del coronavirus, las condiciones en la industria animal eran inaceptables: suponen un enorme sufrimiento para millones de seres vivos. El cultivo de forrajes y la ganadería aceleran la crisis climática. La situación de los trabajadores en los grandes consorcios alemanes como Tönnies es insostenible", denuncian.

El foco de coronavirus en la sede principal de Tönnies, en la localidad de Rheda-Wiedenbrück, en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia, obligó el mes pasado a ordenar el cierre parcial de la vida pública en las circunscripciones de Gütersloh y Warendorf -vigente todavía en la primera de ellas-, que afectó a unas 640.000 personas.

El consorcio lleva años siendo objeto de críticas no sólo por las condiciones precarias de alojamiento y laborales de sus trabajadores, en su mayoría ciudadanos del este de Europa subcontratados por otras empresas, sino también por representar una industria que antepone los beneficios al bienestar animal.

Las autoridades alemanas quieren ahora regular mejor estos dos aspecto: por un lado, el ministro de Trabajo, Hubertus Heil, quiere acabar con las subcontrataciones por obra y servicio en la industria cárnica, mientras el Parlamento aprobó ya mejoras en relación con la cría de animales en las granjas.

Coronavirus en Europa

En Europa, donde la propagación del virus parece controlada, anuncian medidas de flexibilización para intentar salvar la temporada estival, crucial para muchos países. A partir del 10 de julio los viajeros que lleguen a Reino Unido procedentes de 73 países y territorios, entre ellos España pero ninguno de Latinoamérica, estarán exentos de la cuarentena de 14 días impuesta por Londres, informó el viernes el gobierno británico. Entre estos orígenes se encuentran España, Francia, Italia y Alemania.

La nación ibérica también anunció este viernes que reabrirá sus fronteras con 12 de los 15 países acordados por la Unión Europea, pero no con Argelia, Marruecos y China, mientras estos últimos no permitan la entrada de personas llegadas de España. Con las fronteras cerradas por la pandemia, se ha parado la migración de millones de marroquíes y argelinos residentes en Europa que cada año atraviesan España para vacacionar en sus países.En el plano médico, científicos del mundo siguen inmersos en una carrera para hallar la vacuna, mientras que la Comisión Europea autorizó provisionalmente el uso del remdesivir para pacientes.

En el plano médico, científicos del mundo siguen inmersos en una carrera para hallar la vacuna, mientras que la Comisión Europea autorizó provisionalmente el uso del remdesivir para pacientes.

Alemania ha realizado más pruebas de coronavirus que ningún otro socio de la Unión (excluyendo a Reino Unido que se encuentra en proceso transitorio del Brexit), por encima de las 5 millones. Su programa ha recibido elogios de instancias como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades, al igual que su tasa de mortalidad de coronavirus, relativamente baja en comparación con otros países de tamaño semejante.

asgs/hm

Comentarios