Se encuentra usted aquí

Edificio Aristos, el gigante que resurge

Construido en la década de los 60, este conjunto vanguardista de la colonia Hipódromo (aledaña a La Condesa) se renueva después del sismo de 2017 para convertirse en un gran hotel de talla internacional
Edificio Aristos 1961
02/06/2019
00:00
-A +A

Texto y fotos actuales: Angélica Petit de Murat
Diseño web: Miguel Ángel Garnica

 

El Conjunto Aristos, ubicado en la esquina de la Avenida Insurgentes Sur 421 y la continuación de la calle Aguascalientes de la colonia Hipódromo, es de las pocas obras arquitectónicas que logra conjuntar arte habitable y áreas de recreación que a la fecha siguen siendo vanguardistas.

Catalogado como patrimonio de la Ciudad de México de la segunda mitad del siglo XX y obra Maestra de la Arquitectura Mexicana de la capital, hoy se encuentra en remodelación luego de los daños que sufrió por el sismo de septiembre de 2017, ya que se está habilitado para ser sede de una gran cadena hotelera de talla internacional.

El colapso de parte de los ondulantes techos de la torre del conjunto que da a la calle de Aguascalientes, así como la presencia de grietas en las columnas de la planta baja, donde están ubicados tanto el patio como el acceso del edificio, fueron alerta suficiente para la pronta intervención de Protección Civil luego de aquel temblor.

El organismo dictaminó hacer un peritaje profundo y detallado de los daños internos y no visibles del conjunto, así como pruebas en la cimentación para determinar si el Conjunto Aristos estaba o no condenado a la demolición, para tal efecto se tuvo que desalojar el edificio por tiempo indeterminado.

foto_1_21.jpg
A la izquierda el conjunto Aristos visto hacia Insurgentes sur en la década de los años 60. En la parte superior se aprecian sus ondulantes techos.
 

Conjunto Aristos, la obra maestra de Benlliure

José Luis Benlliure de origen español, combinó en el Aristos sus grandes dotes de arquitecto con las de escultor y pintor, logrando que este conjunto arquitectónico sea de las pocas que logran ser verdaderas obras de arte habitables con espacios privilegiados de trabajo y recreación.

La trayectoria de este arquitecto incluye más de 300 obras en todo el país a lo largo de 50 años de prolífica labor; entre ellas destaca el Seminario Menor de la Ciudad de México, con la que se graduó en 1954, proyecto en que integró diseños propios en los vitrales y personalmente tallo y esculpió los murales de mosaicos, donde destaca por su belleza la escultura de San Pedro.

El conjunto Aristos fue construido entre 1959 y 1961 a petición de un particular para ser un conjunto de edificios de usos mixtos que fuesen oficinas, locales comerciales y departamentos habitacional, y no fue sino hasta finales de 1961 que logró culminar lo que es sin lugar a dudas la obra cumbre de Benlliure.
 
El arquitecto resolvió el pedido diseñando sobre un terreno limitado, colocando las estructuras de 3 edificios predispuestos alrededor del patio y a límite del área por su parte exterior sobre las calles de Insurgentes y Aguascalientes.

foto_2_17.jpg
Vista del patio interno del Conjunto Aristos, al fondo el mural de mosaicos de Benllurie de temática naviera. Imagen de los años 80.

Esta obra está considerada dentro del estilo Internacionalista aunque más bien es una fusión de las corrientes funcionalista/internacionalista, con un toque muy personal de este arquitecto, donde claramente se observa la influencia de su tiempo y de otras partes del mundo.

Se hace notable en esta obra la influencia del arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, así como la frescura ondulante del malecón de Río de Janeiro.
Cada uno de los tres edificios es distinto, aunque se distingue en las líneas y libertad conceptual que son una obra integral.

Las edificaciones rodean al patio central y las jardineras con espejos de agua y lozas monocromáticas ondulan fantaseando al paso, coronando así la obra plástica del mismo Benllurie en un mural de mosaicos con temática naviera.

En un inicio este patio fue pensado como parte del pasaje peatonal, que funcionó con locales con vista hacia este espacio pero con el tiempo se hizo preciso hacer cambios y volver esta zona del conjunto privada.

foto_3a.jpg
Los espejos de agua son característicos del interior. A la derecha se observa uno de los pasajes peatonales con los que contaban los edificios que luego fueron cerrados.

El edificio principal de 18 niveles da acceso al conjunto por avenida Insurgentes, donde descansa el gran fresco escultórico con temática nacionalista pos-revolucionaria con integración creativa de la historia de México, presente en cada detalle de estas edificaciones.

Respecto a las otras 2 torres, una es de nueve pisos que da hacia la calle de Aguascalientes el visitante es recibido con un espléndido mosaico de líneas geométricas de la procesión de las Panateneas, representación griega de un ciclo de fiestas religiosas, artísticas y deportivas, que se llevaban a cabo cada año en Atenas dedicadas a Atenea, diosa protectora de la ciudad, obra que fue creada por Benllurie en su propio estilo e integrada al Conjunto Aristos armonizando con otras temáticas de la historia de México en varias áreas de los edificios y en el jardín patio interior.

foto_3a1.jpg

foto_actual_2.jpg
Visión personal de Benlliure de la representación de las Panateneas, fiestas griegas religiosas, artísticas y deportivas.

El último edificio colindante al sur es una estructura horizontal de cuatro pisos, más modesta que los otros con un marcado toque internacionalista. 

El uso de la azotea se anticipó a su época y los edificios fueron dotados de amplios y funcionales roof garden para el uso, esparcimiento y goce de sus residentes, que en el caso del Aristos eran los del penthouse lujosos usualmente ocupados por los dueños. 

Destacan los techos de láminas de concreto de formas libres que se entrelazan en los espacios interiores y las terrazas, con lo que Benllurie buscó dar visibilidad a los volcanes que en aquella década podían verse con claridad.

todas_1.jpg

todas_2.jpg

foto_3e.jpg
Aspectos de áreas comunes y espacios laborales originales de uno de los edificios que conforman el Conjunto Aristos. 1961.

La construcción de todo el conjunto demoró 3 años y la inauguración oficial se retrasó a hasta finales 1961 por dificultades en la obra, como amablemente nos compartió la Fundación Mariano Benlliure según las cartas intercambiadas entre el arquitecto y su padre quien para entonces había regresado a España.

La reunión familiar no logró concretarse debido a problemas de salud de su padre y a las muchas trabas y trámites que debían pasar con el gobierno de Francisco Franco los otrora republicanos que habían decidido regresar a España aún con la dictadura. El arquitecto Benlliure lamentó no volver a ver en vida a su progenitor. 

A inicios de 1970 el conjunto Aristos ya era enteramente de uso comercial y de oficinas. Todos los espacios estaban rentados incluso la costilla de mosaicos, característica de la esquina de avenida Insurgentes y la calle de Aguascalientes, que se aprovechó para montar un gran anuncio con la imagen de cuerpo entero del famoso actor Mauricio Garcés modelando camisas que se volvió referente del rumbo. Lamentablemente no queda testimonio fotográfico. 

img_0047.jpg

img_0032.jpg
Costilla angular en la bifurcación de Avenida Insurgentes y la calle de Aguascalientes, 1961- 2019.
 

Arquitecto y pintor visionario

José Luis Benlliure llegó a México exiliado de la República Española junto con su familia a la edad de 11 años. Ingresó al sistema escolar creado en nuestro país para aquellos españoles que tuvieron que abandonar la península ibérica y recibieron el apoyo del gobierno de Lázaro Cárdenas en 1939.

En 1944, cuando tenía 16 años, ingresó a la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM siendo un avispado alumno de grandes arquitectos de la época como Jose Villagrán, quien le enseñó a integrar su habilidad para el dibujo en la arquitectura.

Muy joven destacó por su talento que le mereció trabajar desde que estaba en formación académica con los arquitectos Mario Pani y Enrique del Moral quienes eran entonces los mejor posicionados de México, tanto en el ámbito privado como en el público-gubernamental.

Su relación con los grandes de la arquitectura no significó un beneficio personal para aquel joven que labró su propia trayectoria, sus cualidades artísticas iban más allá de la arquitectura, mismas que heredó de su abuelo el artista plástico Mariano Benlliure.

Como profesional trabajó en Madrid, España, y en otros países donde también destacó como pintor, escultor y arquitecto. En México entre varias obras suyas de relevancia sobresale su trabajo arquitectónico como coautor de la nueva Basílica de Guadalupe con Pedro Ramírez Vázquez y Gabriel Chávez de la Mora.

foto_4_21.jpg
El arquitecto José Luis Benlliure, de origen español, llegó a México a los 11 años. A lo largo de medio siglo de trayectoria realizó 300 obras en México, entre ellas el Conjunto Aristos.

foto_4a.jpg
Foto grupal donde el arquitecto Benlliure posa con los albañiles de la obra de ampliación de la Villa de veraneo de la familia Scherer en la colonia Mixcoac para ampliar la sede del colegio Madrid, en 1944. Crédito: Manuel Ramos. 
 

De sismos y polémicos desalojos

Luego del temblor de septiembre de 1985, en el cual el Aristos no sufrió daños estructurales, se aprovechó la ocasión para hacer una gran remodelación y limpieza detallada, con lo que se borró toda huella de aquel espectacular que anunciaba camisas masculinas.
 
También se realizó una escrupulosa curación de la obra plástica. Todo supervisado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que años después ocuparía estos edificios.
 
Los dueños decidieron cerrar el acceso del pasaje original que permitía el paso libre peatonal de la calle de Insurgentes a la de Aguascalientes y viceversa, limitando el paso por insurgentes o por Aguascalientes y el antiguo pasaje fue limitado con locales comerciales.

Desapareció todo el jardín que fue sustituido por cantera y los locales comerciales conservaron la vista al patio, no así el acceso a la calle que fue clausurado ganando al interior los espacios que fueron peatonales y de descanso de esta zona del conjunto.

El dueño del edificio había pedido al INAH, cuyos trabajadores llegaron como inquilinos desde el 2009, que desalojaran el edificio con la mira de venderlo, luego de los constantes atrasos en el pago del alquiler por parte de la institución gubernamental.

El INAH no atendió la petición provocando que el dueño recurriera a la promoción de un juicio que en primera instancia ganó el instituto y en el que el dueño solicitaba la no renovación del contrato y el acuerdo de desalojo del inmueble.

En esta situación estaban arrendador y arrendatario cuando aconteció el terremoto de magnitud 7.1 del pasado 19 de septiembre del 2017 en que el Conjunto Aristos se vio afectado y por el cual fue determinado su desalojo.

Por lo que luego de un mes de ocurrido el sismo el INAH desocupó oficialmente el conjunto arquitectónico y sus casi 800 trabajadores dejaron para siempre el Aristos.

foto_actual_1.jpg
El Conjunto Aristos luce con una malla negra, luego del sismo de septiembre de 2017.

Finalmente ambas partes decidieron finiquitar la relación contractual suscribiendo un convenio de terminación anticipada de contrato sin quedar pendiente jurídico entre las partes.

El INAH movilizó la dirección y algunas oficinas a la casona de Córdoba 45, de la colonia Roma y a lo que fuera un lujoso hotel de la zona Rosa de la calle de Hamburgo, muchos otros se fueron a laborar desde casa, dejando atrás al Aristos que permaneció silencioso y a oscuras por más de un año.

Recientemente se detectó movimiento de obra y los edificios fueron recubiertos con una malla metálica, andamios y protectores de madera para el paso peatonal, lo que despertó rumores en el barrio respecto a su inminente demolición.

El misterio fue develado hasta este año con la grata sorpresa de que este patrimonio arquitectónico tan especial de la colonia Hipódromo no desaparecerá, sino que se reinventa con otro giro ahora para albergar a uno de los más elegantes y grandes hoteles de una de una de las más importantes  franquicias hoteleras a nivel mundial que cuenta con más de 9 mil hoteles en ciudades como Atenas, Chicago, Estambul, Orlando, Salzburgo, Doha, Shanghai, Phuket, América Latina y el Caribe, la cual contempla hacer del Conjunto Aristos su primer Hotel en la Ciudad de México.

Este futuro hotel de más de 400 habitaciones repartidas en los tres edificios del Conjunto Aristos respetará la fisonomía y diseño original propuesta por el arquitecto Benllurie, así como toda la obra plástica contenida en sus espacios.

La apertura de este hotel se planea para el 2020. Por lo pronto, se están haciendo trabajos de reforzamiento de estructura, recimentación y curaduría de la obra plástica que también es del arquitecto, escultor y pintor español. 

Es así como el Conjunto Aristos tendrá un renacimiento y promete conservarse imponente y majestuoso como lo fue desde que su inauguración a inicios de 1960.
 

La foto principal y la comparativa antigua son imágenes de los años 60 del archivo familiar propiedad de la Fundación Mariano Benlliure a la cual agradecemos todas las facilidades para la investigación documental e iconográfica del Conjunto Aristos.

Fotos antiguas: Archivo Familiar Benlliure, Fundación Mariano Benlliure de Madrid, España, http://marianobenlliure.org/
Entrevista y agradecimientos al Arquitecto Ricardo Cruz.
José Luis Benlliure. Un clásico de la arquitectura contemporánea de México de  Rafael Lopez Rangel