Muertos en Artz, por guerra de mafias

Metrópoli 26/07/2019 02:28 Redacción El Universal David fuentes y Kevin Ruiz Actualizada 14:03
Guardando favorito...

Autoridades desecharon el ataque por motivos pasionales y ahora se centran en dos hipótesis: lucha entre grupos criminales de Israel y la otra involucra al CJNG; Benjamín Yeshurun era el blanco principal, aseguran

Read in English

[email protected]

En menos de 24 horas el móvil del doble asesinato de israelíes en un restaurante de la Plaza Artz dio un giro de 180 grados. Las autoridades locales desecharon el ataque por motivos pasionales y ahora se centran en un ajuste de cuentas entre bandas delictivas, en el que tienen dos hipótesis: una es la lucha entre grupos criminales de Israel y la otra involucra al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La participación del cártel mexicano es la que toma fuerza, según testimonio de Esperanza “N”, quien asesinó a Benjamín Yeshurun Sutchi y al escolta Alon Azulay.

En sus declaraciones ante el Ministerio Público, la mujer reveló que era gatillera y que por cada “jale” cobraba 5 mil pesos, agregó que desconocía a las víctimas y que la contrataron junto con otras tres personas más originarias del sur de la Ciudad. Los sicarios que participaron en la balacera del estacionamiento provienen de Jalisco.

Además, se sabe que había involucradas dos personas más (en total participaron siete personas): una mujer que se encontraba con las víctimas y otro que aparece en los videos coordinando el ataque.

Según lo dicho por Esperanza “N”, ella estaba junto con otro sujeto al interior del restaurante Hunan cuando Benjamín y Alon arribaron acompañados por una mujer, quien fue la que “los puso”. Al registrarse los tres pidieron una mesa en la terraza y los victimarios esperaron la señal para atacar, que fue la balacera que se desató en el área de estacionamiento para distraer al personal de seguridad de la plaza comercial.

 

La mujer de 33 años, que llevaba peluca rubia, y su cómplice se presentaron ante los isrealíes, a quienes les dieron cinco tiros a cada uno, según reveló la necropsia en la que se detalla un tiro de gracia.

Fuentes allegadas a la investigación revelaron que los extranjeros estarían cerrando el trato por unas armas de grueso calibre que habían concretado aquí; aparentemente algo salió mal y les costó la vida.

La otra línea de investigación tiene que ver con un ajuste entre bandas rivales de Israel, según revelan medios de aquella nación, quienes destacan que supuestamente Benjamín Yeshurun Sutchi delató a Erez Akrishevsky, quien le ayudó a escapar de la cárcel y con quien realizó varios negocios con cárteles de droga mexicanos y colombianos. Hace unos días Erez fue detenido en Cancún y extraditado a Israel.

El trabajo coordinado de las autoridades de investigación estableció que el objetivo del ataque era Benjamín, quien cuenta con antecedentes criminales en Israel y en México, confirmó la embajada de aquella nación.

 

Además, es señalado como traficante de armas y drogas hacia el centro y sur de América, incluso se le relaciona con el Cártel de los Beltrán Leyva; de hecho, desde 2001 era el encargado de la venta de droga al menudeo en la zona de Polanco y Santa Fe.

Las investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) lo relacionan también con lavado de dinero y el manejo de casinos que operan de manera irregular aquí.

Años después de estar en la cárcel regresó a México, donde continuó con el blanqueo de efectivo y la administración de casinos.

De acuerdo con el medio Enlace Judío, Yeshurun fue detenido en los noventa, procesado y condenado a 17 años de prisión por estar involucrado en el intento de asesinato de Many Aslan, hijo del delincuente israelí Ezequiel Aslan.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios