Suscríbete

Beltrones y la manzana envenenada

Roberto Rock L.

El primer logro de Manlio Fabio Beltrones al frente del PRI ha sido transmitir a la clase política una certeza: el presidente Peña Nieto puso en sus manos los asuntos del partido oficial; le permitió colocar a sus aliados en la mayoría de los cargos directivos, y ha mandado la señal de que si cruza exitosamente la aduana electoral del próximo año, el sonorense puede ser competitivo en la contienda por la candidatura tricolor de 2018.

Beltrones Rivera corre ya con ese objetivo, pero en la pista avanzan otros aspirantes que recibieron también encomiendas específicas y exigencia de resultados: José Antonio Meade, Luis Videgaray, Aurelio Nuño… Cada uno, se dijo a este espacio, recibió órdenes de sacar las manos de los asuntos del otro. A cada cual se le sujetó a un candado en su contacto con dineros, para evitar tentaciones de lucro político personal. El de Beltrones se llama Luis Vega, un “duro” del peñismo, ratificado como secretario de Finanzas del Institucional.

En 2016 se renovarán 12 gubernaturas, en nueve de las cuales el PRI es gobierno. De acuerdo con un creciente número de encuestas, si los comicios fueran hoy, Beltrones y el partido que conduce serían derrotados en cinco de ellas: Aguascalientes, Durango, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

Una fractura entre aspirantes a la candidatura priísta la pondría en otras dos entidades con gobierno tricolor: Tamaulipas e Hidalgo. En dos más, Chihuahua y Quintana Roo, el Institucional luce con ventaja, pero el día de los comicios no tendrá un día de campo, especialmente si la oposición se alía, como está previsto. De los estados con gobierno contrario al PRI, Sinaloa, Oaxaca y Puebla, sólo en el primero luce con ventaja.

Un balance inicial parece exhibir que el reclamo de Beltrones para dirigir al partido oficial pudo haber sido premiado con una manzana envenenada. Si pierde gubernaturas hoy bajo mando priísta y no recupera al menos una de las de gobierno opositor, la fiesta de la clase política tradicional priísta, que se ve representada en su actual dirigente, será una de las más breves en la historia del nonagenario partido. Y con final más amargo.

Un repaso a vuelo de pájaro en las entidades que renovarán gobierno el próximo año resulta ilustrativo: en Veracruz (hoy con el PRI), la crisis en el gobierno de Javier Duarte alimenta todos los días la versión de una solicitud de licencia. En Tlaxcala (PRI), la aspirante mejor posicionada es la senadora perredista Lorena Cuéllar, quien se prevé será respaldada por su partido y por el PAN. En Durango (PRI), la controvertida senadora priísta Leticia Herrera se halla en pugna con su gobernador y correligionario Jorge Herrera Caldera, quien impulsa al alcalde de la capital estatal, Esteban Villegas. La inminente fractura se agudizará con una alianza partidista que encabezará nuevamente el actual senador panista José Rosas Aispuro, quien en 2010 perdió ante Herrera por una impugnada diferencia menor a dos puntos porcentuales.

En Hidalgo, el distanciamiento entre el ex gobernador y actual secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el actual mandatario, Francisco Olvera, puede derivar en una candidatura priísta debilitada. Una situación similar ocurre en Tamaulipas, donde el alcalde priísta de Ciudad Victoria, Alejandro Etienne, se enfrenta internamente con el influyente Baltazar Hinojosa, apoyado por el secretario de Hacienda, Luis Videgaray. En Aguascalientes y Zacatecas los gobiernos priístas de Carlos Lozano y Miguel Alonso Reyes, respectivamente, arrastran un creciente deterioro de aceptación pública, lo que hace que en el segundo caso el aspirante mejor posicionado sea el perredista David Monreal, hermano del actual jefe delegacional en Cuauhtémoc, en el DF.

En la acera de enfrente, ante la oposición hecha gobierno en Puebla, el principal desafío del PRI será definir si la administración Peña Nieto, que ha contemporizado con el gobernador panista Rafael Moreno Valle, dictará una ruptura real. En Oaxaca el más viable aspirante priísta, Alejandro Murat, actual director del Infonavit, enfrentaría una nueva alianza opositora PAN-PRD, que en 2010 colocó en el poder al actual mandatario, Gabino Cue, quien encara su propio declive de popularidad.

Se trata de baches suficientes para hacer desbarrancar a cualquier corredor. ¿Logrará Beltrones sortearlos?

Calendario electoral de 2016: http://www.ine.mx/archivos3/portal/historico/contenido/Calendario_Electoral/

 

APUNTES: Salvador Jara, subsecretario en Educación Pública, regresó ayer a Michoacán para hacer algo que tuvo impedido los 15 meses en que fue gobernador formal: mostrar algo de poder. Quien fuera subordinado del estrambótico ex virrey del estado, Alfredo Castillo, anunció que tendría mando en el noroeste del país en todos los temas de la dependencia que conduce Aurelio Nuño. Pero dijo que regresará a la entidad “cada semana” para revisar la tarea de las universidades locales. Seguramente requiere vigilar otros asuntos, como las decenas de notarías que antes de abandonar el puesto obsequió a amigos e incondicionales, entre ellos a su secretario particular, Pavel Oseguera. Este es el hombre que se dice velará por la enseñanza superior en el país.

 

[email protected]

Comentarios