Se encuentra usted aquí

Según la Corte, ¡prender fuego a policías es libertad de expresión!

Para la Suprema Corte no sólo es inconstitucional sancionar el vandalismo, sino que esos delitos —hoy libertades— deben ser aplaudidos
06/03/2016
02:01
-A +A

Como muchos saben, la Suprema Corte abrió la puerta a secuestradores y criminales que, con dinero y un leguleyo eficaz, hoy están libres. Y es que los ministros del máximo tribunal facilitaron la impunidad de esos criminales luego del tramposo antecedente que liberó a la secuestradora Florence Cassez.

Hoy, por si fuera poco, la Primera Sala de la Corte declaró inconstitucional el delito de “ataques a la paz pública” —tipificado en el artículo 362 del Código Penal de la Ciudad de México— que sanciona el vandalismo y la destrucción de propiedad privada y pública.

Para la Corte no sólo es inconstitucional sancionar el vandalismo —que vemos cotidianamente en la Ciudad de México y en ciudades como Oaxaca, Morelia y Chilpancingo—, sino que esos delitos —hoy libertades— deben ser aplaudidos. La Corte dice que ese vandalismo es libertad de expresión.

Por tanto, seleccionamos 80 delitos que pronto serán libertades y derechos.

1.— La libertad de bloquear calles y avenidas. 2.— Libertad de destruir patrimonio histórico. 3.— De quemar con bombas molotov a ciudadanos y policías. 4.— Lanzar bombas molotov contra propiedad pública y privada. 5.— Lanzar proyectiles mortales contra la multitud. 6.— Libertad de utilizar gas lacrimógeno contra policías. 7.— Libertad de golpear a la multitud con palos, tubos, cadenas y piedras. 8.— Libertad de asaltar tiendas de conveniencia. 9.— Libertad de secuestrar camiones de mercancías. 10.— Libertad de saquear y quemar camiones de mercancía.

11.— Según la Corte, es libertad de expresión secuestrar a funcionarios públicos y canjearlos por criminales que vandalizan, asaltan y saquean. 12.— Es libertad de expresión humillar a policías y golpearlos hasta casi matarlos. 13.— Es un derecho constitucional marchar con el rostro cubierto, amparados en el anonimato, saquear, asaltar, vandalizar. 14.— La Corte justifica como libertad de expresión, quemar oficinas públicas. 15.— Quemar la bandera mexicana. 16.— Apoderarse de espacios públicos y convertirlos en cueva de ladrones, como los míticos auditorios de la UNAM. 17.— Según la Corte no es delito manosear y acosar a las mujeres durante las marchas; es más bien una forma de la libertad de expresión. 18.— Es libertad de expresión pintarrajear monumentos históricos. 19.— Quemar monumentos históricos, como la puerta de la SEP. 20.— Fabricar y lanzar petardos cargados de clavos, balines y tornillos.

21.— Para los genios de la Corte no es delito, sino libertad de expresión, destruir el mobiliario público. 22.— Destruir estaciones del Metrobús. 23.— Destruir estaciones del Metro. 24.— Quemar camiones de RTP. 25.— Destruir y apropiarse de espacios como la plaza del Monumento a la Revolución. 26.— Destruir vidrieras de oficinas, comercios y hoteles. 27.— Asaltar puestos ambulantes. 28.— No pagar en el Metro, Metrobús y, en general, en el transporte público. 29.— Es libertad de expresión robar pipas de gasolina, robar la gasolina y amenazar con estallar las pipas. 30.— Es una libertad y un derecho derribar postes de luz y teléfono.

31.— Según la Corte, es libertad de expresión bloquear casetas de cobro en carreteras y robar el pago por peaje. 32.— Amenazar de muerte —vía redes sociales— a quienes no piensan igual que aquellos que vandalizan. 33.— Es libertad de expresión grafitear señales de tránsito, arrancar propaganda de todo tipo. 34.— prender fuego a botes de basura. 35.— Prender fuego a instalaciones de escuelas públicas. 36.— Cerrar escuelas mediante la violencia. 37.— Llamar a escuelas u oficinas públicas con amenazas falsas de bomba. 38.— Es libertad de expresión llevar todo el kit del vándalo consumado y causar el mayor daño posible a la sociedad. 39.— Aprovechar marchas y plantones para robar todo lo que sea posible.

40.— Según la Corte, es derecho a la libre expresión que vividores como los llamados “400 Pueblos” obliguen a mujeres a desnudarse en la vía pública. 41.— Es una nueva libertad la de golpear a adversarios de gremio, como ocurrió con el SME. 42.— Es libertad de expresión sabotear instalaciones públicas, de gas, luz, teléfono, en protesta por tal o cual causa. 43.— Es libertad de expresión poner bombas en cajeros e instituciones bancarias. 44.— Es libertad de expresión llevar un pequeño martillo a las manifestaciones, para causar el mayor daño a todo lo que se pone en frente. 45.— Cerrar calles para manifestarse en la vía pública. 46.— Lanzar pintura al Ángel de la Independencia, al Monumento a la Revolución, al Hemiciclo a Juárez y otros. 47.— Libertad de impedir, por la fuerza, que la policía detenga a los manifestantes violentos. 48.— Libertad de aventar huevos a “los mirones”. 49.— Libertad de intimidar a los automovilistas. 50.— La libertad de robar teléfonos públicos.

51.— La libertad de corretear a los agentes de tránsito. 52.— La libertad de arrebatar toletes y escudos a los agentes de tránsito. 53.— Libertad de destruir los buzones de correo. 54.— Causar destrozos en centros comerciales. 55.— La libertad de obligar a terceros a sumarse a las marchas. 56.— Libertad de dañar vagones del Metro. 57.— Libertad de golpear a reporteros. 58.— Libertad de dañar estaciones de Ecobici. 59.— Libertad de robarse bicicletas de Ecobici. 60.— Libertad de asistir a marchas y plantones armado.

61.— Libertad de destruir pavimento para lanzar proyectiles. 62.— Libertad de cerrar las calles por completo. 63.— De impedir que la policía se lleve a vándalos. 64.— Libertad de hacer fogatas en la calle pública para impedir el paso peatonal. 65.— Secuestrar por meses autobuses que se pierden en patios de escuelas. 66.— El derecho a generar terror y alarma en la vía pública. 67.— Libertad de viajar en vehículos robados. 68.— Libertad de viajar en vehículos sin placas. 69.— Derecho de ser recibido en Gobernación para una mesa de diálogo. 70.— El derecho de cambiar el vandalismo por dinero público.

71.— El derecho a defraudar a millones de niños a los que no dan clase los maestros. 72.— El derecho a defraudar la educación. 73.— El derecho a condenar a generaciones a la miseria, la desigualdad y la ignorancia. 74.— El derecho a cobrar tres o cuatro plazas magisteriales. 75.— El derecho a convertir escuelas públicas en centro de distribución de droga. 76.— El derecho a financiar los movimientos con droga y secuestro. 77.— De instalar campamentos en vía pública. 78.— El derecho a fingir ser estudiante. 79.- El derecho a destruir cámaras de vigilancia. 80.— El derecho a crear células de guerrilla urbana.

La Corte, nuevas libertades y nuevos derechos. Al tiempo.

www.ricardoaleman.com.mx

twitter: @ricardoalemanmx

Nació en la ciudad de México en 1955 e inició en 1980 su carrera profesional como reportero del diario "A.M." de León Guanajuato.