Se encuentra usted aquí

24/07/2017
02:02
-A +A

La semana pasada entró en funciones el Sistema Nacional Anticorrupción; sin fiscal ni magistrados. En el Senado no llegaron a un consenso para su nombramiento. Los partidos se acusaron unos a otros. Dos veces se convocó al registro de aspirantes pero, de plano, no llegó el perfil idóneo. Los académicos convocados en 2016 para integrar el comité de acompañamiento en la designación terminaron renunciando. Antes de irse destacaron la falta de responsabilidad de los legisladores.

También entró en vigor una nueva obligación para las empresas. Ahora deberán tener un programa de integridad. Y es que en los abusos y desvíos de dinero público, suele estar un funcionario de un lado y un empresario del otro.  

La buena noticia es que, así como hay quienes pretenden debilitar al Sistema Nacional Anticorrupción, hay también mexicanos dispuestos a fortalecerlo.  #VamosPorMás es un colectivo integrado por académicos, activistas, empresarios y ciudadanos, que buscará que la Fiscalía General y la que combatirá la corrupción sean realmente autónomas y tengan los recursos suficientes para operar. Esta agrupación impulsará también reformas a las leyes de adquisiciones y de obra pública, pues es en los huecos de esa legislación por donde logran colarse buena parte de las transas millonarias.

En estos días hablé con algunos de los convocantes, esos que dieron la batalla por la Ley 3de3 con tan buenos resultados. Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, destacaba que en #VamosPorMás lograron reunir a grupos tan distintos como la ANTAD y Artículo 19. Y es que el saqueo criminal que realizan muchos de los gobernantes nos afecta e indigna a todos. 

No se espera mucho del Sistema Nacional Anticorrupción en este arranque por los muchos obstáculos que le han puesto. Pero su existencia es un primer paso. Habrá que dotarlo de autonomía y fuerza para que de verdad cumpla con la función de perseguir penalmente a esos parásitos entrenados para vivir ostentosamente del erario. Por lo pronto, en estos tiempos de profundo hartazgo por tanta impunidad, es alentador ver unidas a estas organizaciones que no se conforman y #VanPorMás

EL HUERFANITO. En el PRI hay quienes buscan frenar el avance de algunos integrantes del gabinete federal. Personajes con experiencia y buena reputación como José Antonio Meade, Mikel Arriola o José Narro, son percibidos por algunos como poco vinculados al Revolucionario Institucional. No se dan cuenta sus detractores de que una de sus fortalezas es precisamente esa distancia. No dimensionan el descrédito que arrastran el partido en el poder y varios de sus militantes.

 

Paola Rojas Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México, cursó también la Maestría en Filosofía en la Universidad Anáhuac dónde además impartió...

TEMAS

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN