¿Relevos en el gabinete?

Mario Maldonado

Andrés Manuel López Obrador ya subió a José Antonio Meade a la competencia por la Presidencia de la República. “Es el candidato de la ‘mafia del poder’”, soltó el líder de Morena la semana pasada en un video publicado en redes sociales. Sin embargo, el secretario de Hacienda se mantiene como el candidato más firme para sustituir a Agustín Carstens al frente del Banco de México (Banxico) en noviembre próximo.

Meade tiene un perfil similar al de Carstens y su trayectoria en la administración pública le otorga la suficiente credibilidad y respaldo para convertirse en el próximo banquero central de México. La presidencia del Banxico, además, es una de las más grandes aspiraciones del actual secretario de Hacienda. Así se lo ha confiado a sus amigos más cercanos y también se lo ha hecho saber al presidente Enrique Peña Nieto.

La eventual salida de José Antonio Meade del gabinete, para convertirse en el nuevo gobernador del Banxico, será una suerte de premio por su lealtad y resultados generados al frente de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de Hacienda. A Meade le ha tocado apagar muchos ‘fuegos’ en el sexenio y aunque se ha desgastado, sigue siendo uno de los secretarios mejor posicionados.

El relevo de Meade en Hacienda, el cual se daría en la coyuntura de la renegociación del TLCAN, ha puesto a muchos a elaborar sobre su sucesor. La versión que suena más dentro y fuera del gobierno es que será el actual director general de Pemex, José Antonio González Anaya, quien considera a Meade su mejor amigo y un funcionario que “ha inspirado a generaciones”.

El enroque suena lógico: para entonces Pemex estaría operando con finanzas más estables y con socios internacionales como BHP y Chevron, se habría adjudicado el contrato para modernizar y operar la refinería de Tula y quizá también la empresa productiva del Estado estará financiando sus proyectos a través de la llamada Fibra E. Es decir que para noviembre Pepe Toño habría cumplido lo que le pidió el Presidente: reestructurar a Pemex y librarla de la debacle a la que se estaba encaminando.

Pero la gran incógnita es quién podría relevar a González Anaya en Pemex, sobre todo después de los escándalos de presunta corrupción y malos manejos que marcaron las dos administraciones anteriores y que han ocasionado la salida de buena parte de sus directivos. Se menciona entre los principales candidatos a Enrique Ochoa, el actual presidente del PRI. No obstante, cuando le preguntan al respecto al ex director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), él mismo se descarta: quiere seguir al frente del PRI, participar en la decisión del candidato de 2018 y acompañarlo durante su campaña.

Un posible candidato para ocupar la dirección general de la petrolera es Juan Pablo Newman, su actual director de Finanzas, quien ha logrado hacer buena mancuerna con José Antonio González Anaya en el turnaround de la empresa. Newman es egresado del ITAM y tiene una maestría por la London School of Economics and Political Science. Es un viejo conocido de González Anaya y Meade, porque fue director de Administración de Riesgos y director general adjunto de Captación en la Secretaría de Hacienda. Tomó el cargo en Pemex el 1 de enero del 2016, luego de dos años de estar en Nacional Financiera, como director financiero y director adjunto.

GDC Desarrollos. Un mercado en crecimiento es el de la vivienda de lujo en la Ciudad de México, pero ¿quién está respondiendo a la demanda? Una constructora que comienza a hacerse notar por su creciente expansión en la capital es GDC Desarrollos, fundada en el 2008 por los hijos del conocido notario y exprocurador general de la República, Ignacio Morales Lechuga.

Esta empresa, dirigida por Santiago Morales Broc, ha construido 17 desarrollos residenciales de lujo en la Ciudad de México, los cuales suman más de 387,641 mil metros cuadrados. Se trata de departamentos con un precio promedio de 10 millones de pesos, dependiendo la zona y el tamaño de los mismos.

Actualmente tiene en construcción cuatro desarrollos en la Condesa, Narvarte, División del Norte y San Ángel.

Entre los socios estarían también la familia Silva Herzog y los Aguirre, propietarios de Radio Centro.

Posdata. El rumor de que Enrique Ochoa podría sustituir a Pepe Toño al frente de Pemex tiene que ver con el escándalo de Odebrecht, pues para noviembre podría no haber ningún resultado de esta investigación, aunque suene increíble. Ochoa, además de conocer cómo funciona Pemex porque fue su consejero de 2012 a 2014, cuando ocupó el cargo de Subsecretario de Hidrocarburos, es mejor amigo de Emilio Lozoya y de su hermano. Y también del líder petrolero Carlos Romero Deschamps.

Twitter: @MarioMal Correo: [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios