El futuro de Gabriel Contreras y el IFT

Mario Maldonado

Quienes han trabajado con Gabriel Contreras coinciden en que es un buen abogado, de razonamiento lógico y argumentos sólidos. Un hombre leal, amable, a quien no le gustan mucho los reflectores. Este perfil le ha ayudado a escalar en su carrera y hacerse de grandes amigos. Sin embargo, su lealtad a viejos conocidos, su poca experiencia política y la tibieza con la que ha actuado en algunos casos son al mismo tiempo sus más grandes debilidades.

Su futuro dentro del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) está en juego porque el Senado no ha querido ratificarlo como presidente para los próximos tres años, como sí lo hizo en abril pasado con Alejandra Palacios en la Comisión Federal de Competencia Económica. No hay consenso sobre si seguirá al frente del regulador y la decisión, que deberá tomarse antes del 11 de septiembre, se dará justo después de otra que puede sacudir el sector. Hablamos de la tarifa cero en interconexión que podría declararse inconstitucional si los ministros de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), encabezados por Eduardo Medina Mora, admiten el amparo interpuesto por el emporio de Carlos Slim, América Móvil, para seguir cobrando a sus competidores las llamadas que terminan en las redes de Telcel, Telmex y Telnor.

Son alrededor de mil millones de dólares los que estaría consiguiendo Slim con esta jugada que lleva más de dos años litigando. Lo más seguro es que la votación de este asunto se dé finalmente en agosto, cuando los ministros de la Corte regresan de vacaciones, aunque no se descarta por completo un “madruguete” este miércoles. Como ya hemos comentado, el tema pone en jaque la reforma en telecomunicaciones e inexorablemente se reflejará en los precios de los servicios, aunque América Móvil argumente que esto es exclusivo de la competencia en el mercado.

Si bien el IFT no tiene que ver directamente con este asunto ni debería ser definitorio para la reelección de Contreras, sí llama la atención que no se haya pronunciado al respecto en un tema crucial para la industria y para los usuarios de servicios de telecomunicaciones, ni en público ni en privado, como sí lo han hecho otros altos funcionarios del sector.

Es conocida la relación de amistad entre Contreras y el ex consejero jurídico de Enrique Peña Nieto, Humberto Castillejos, quien salió de Los Pinos intempestivamente en junio pasado y cuya relación con los ministros la SCJN es muy estrecha.

Gabriel Contreras y Humberto Castillejos —quienes fueron clave en el cabildeo de las reformas estructurales ante el Congreso de la Unión, entre ellas la de telecomunicaciones— trabajaron juntos en la Procuraduría General de la República (PRG) durante el sexenio de Vicente Fox: Contreras como director de Asistencia Jurídica Internacional y Castillejos como asesor del ex procurador Rafael Macedo de la Concha.

Años después se reencontraron. Castillejos, ahora como su jefe, nombró a Contreras consejero adjunto de Legislación y Estudios Normativos de Enrique Peña Nieto. Luego, en septiembre de 2013, fue ratificado comisionado presidente del IFT.

Durante su paso por las administraciones de Vicente Fox y Felipe Calderón —donde fue uno de los asesores más relevantes en telecomunicaciones—, Contreras estrechó relaciones con buena parte de los abogados más prominentes del panismo, entre ellos algunos de los que han cabildeado en la Corte a favor de la empresa de Slim, como Fernando Gómez Mont y Diego Fernández de Cevallos.

Contreras —describen sus más cercanos— es un hombre de principios y nunca se le ha relacionado con conflictos de intereses ni malas jugadas. El problema —agregan sus críticos— es que está demasiado cerca de sus “amigos” y algunas de sus decisiones, específicamente las relacionadas con las medidas asimétricas a América Móvil, parecen estar “influenciadas”.

Sin embargo, escándalos como el de Tecnoradio, los lineamientos sobre derechos de las audiencias, la falta de trámite de muchas denuncias presentadas por la industria y permitirle a América Móvil quedarse con 60 MHz de espectro radioeléctrico en la banda de 2.5 GHz, lo cual, según analistas de Intercam, pondrá presión al IFT para que licite más bandas de frecuencias que sólo serán atractivas si la SCJN mantiene la tarifa cero de interconexión, podrían hacer que Gabriel Contreras tenga los días contados como presidente del IFT.

Posdata 1. Si los ministros de la SCJN declaran inconstitucional la tarifa cero en interconexión, hay dos escenarios: 1) Que los operadores paguen retroactivamente la tarifa que existía antes, con lo que América Móvil ganaría unos mil millones de dólares; y 2) Que la Corte haga una interpretación y ordene eliminar la medida, pero sin efectos retroactivos en perjuicio de los operadores.

Posdata 2. Ya sin traje, Humberto Castillejos se deja ver en los restaurantes de moda de Polanco, saludando y platicando con todo mundo. Feliz.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios