Cómo BHP detonará la inversión australiana en México

Mario Maldonado

Perth, Australia. México está de moda en Australia. No sólo por el creciente número de restaurantes y productos mexicanos que se venden en este país de 7.7 millones de kilómetros cuadrados (casi cuatro veces el territorio nacional) y 24 millones de habitantes, sino porque cada vez más australianos cruzan el Pacífico para visitarlo y buscar oportunidades de negocio.

A principios de marzo, los titulares de los periódicos australianos daban cuenta de una de las inversiones más ambiciosas de una empresa australiana en Latinoamérica: la de la petrolera y minera BHP Billiton en México, en alianza con Pemex. BHP Billiton breaks Mexican oil barrier in Pemex deal, publicó The Australian, el periódico más relevante del país, acompañado de una foto del director general de Pemex, José Antonio Gonzalez Anaya.

Ahora, cuando los inversionistas voltean a ver a México como un posible destino de inversión, lo hacen con la confianza que da que una de las mayores productoras de petróleo, gas y metales de Australia haya decidido asociarse con Pemex para explotar el yacimiento del campo Trión en el Golfo de México, el cual requerirá una inversión de 11 mil millones de dólares, de los cuales al menos 6 mil millones serán aportados por BHP.

Estuve en el foro de minería Latin America Down Under 2017 en Perth y en muchas mesas de negocios, los inversionistas preguntaban por México: ¿cómo van las cosas?, ¿cómo les van con Donald Trump?, ¿están avanzando con el problema de la inseguridad?, ¿cuál será el destino del TLCAN?, y otros preguntas coyunturales de noticias que llegan desde México, pero también se hablaba de la multimillonaria inversión de BHP.

“Es una inversión histórica”, mencionó el embajador de Australia en México, David Engel, ante decenas de inversionistas. “Va a detonar más inversión australiana de proveedores de servicios y equipos, así como de otras empresas mineras y de servicios financieros”, me dijo después de su participación en el foro.

Antes de que BHP pusiera los ojos sobre México, el interés de las empresas australianas en México ya estaba creciendo. En 2010, la inversión de firmas basadas en Australia era de 20 millones de dólares, pero en 2017 aumentó a 200 millones de dólares, y se prevé que detone con el establecimiento de más empresas mineras y de servicios de gas y petróleo. Desde 1999 al 2016, la inversión australiana en México se estima en mil 235 millones de dólares, de acuerdo con ProMéxico.

Los sectores más relevantes para las firmas australianas en México han sido construcción (con 51% de participación); industrias manufactureras (20%); servicios inmobiliarios y de alquiler (15%); servicios profesionales, científicos y técnicos (6%); y minería (5%).

No obstante, el sector minero, en el que Australia es uno de los principales jugadores a nivel mundial, es hoy uno de los más atractivos para las empresas de capital australiano. Actualmente, sólo operan cinco mineras australianas en el país, contra unas 200 de origen canadiense.

La más relevante es Azure Minerals junto con Strategic Marine.

Tony Rovira, director de Azure Minerals, dijo que en los 12 años que llevan operando en México han encontrado más oportunidades que en otros países, pero han tenido que aliarse con empresas canadienses para explotar sus proyectos, debido a la falta de capital australiano. En total, la producción minera de México fue de 10 mil 700 millones de dólares en 2015.

“En un sector que genera más de 4 mil 600 millones de dólares en inversión extranjera directa anual, Australia debería tener mayor participación. Ahora no está en la competencia, pero debería estarlo”, apuntó.

Pese a no tener aún una presencia demasiado relevante en el escenario global, México es ya el principal socio comercial de Australia en América Latina, con un intercambio cercano a mil 400 millones de dólares anuales, con un superávit de al menos 300 millones de dólares para México, de acuerdo con ProMéxico.

Algunos de los principales productos exportados por México hacia Australia son cerveza minerales de plomo, automoìviles ligeros, abonos minerales o quiìmicos, teleìfonos y aparatos de telecomunicacioìn, entre otros. Por el contrario, lo que más importamos es combustible, aluminio, componentes para fabricación de productos y carne.

Las empresas mexicanas con presencia en Australia son las productoras de alimentos Gruma y La Costeña, así como Metalsa y la fabricante de autopartes Katcon.

México y Australia están trabajando en un posible tratado de libre comercio, el cual puede darse por diferentes vías, entre ellas la Alianza del Pacífico, el TPP o de forma directa. Todas las opciones se están evaluando, me dijo el embajador David Engel.

 

Twitter: @MarioMal Correo: [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios