Radio Centro: más desinversiones y TV

Mario Maldonado

Cuando en abril del 2015, Grupo Radio Centro no pudo pagar lo que ofreció por la concesión de una cadena de televisión y perdió los 415 millones de pesos que dejó en garantía, muchos auguraron su final o al menos una larga crisis. Pero su dueño, Francisco Aguirre, reaccionó rápido: cambió a su director de finanzas, inició la venta de activos y fusionó a sus grupos radiofónicos.

A la vuelta de casi dos años, Radio Centro ha logrado reducir sus costos y gastos, ha aumentado sus ingresos y ha mejorado su perfil financiero lo suficiente para poder acceder a los mercados y refinanciar sus pasivos, pese a que se mantiene altamente apalancada: tiene una deuda total de mil 734 millones de pesos, casi el equivalente a su capital contable.

Pese a todo, y en una prueba más de que a Aguirre le gusta arriesgar, Radio Centro participó y apostó alto en las recientes licitaciones de frecuencias de radio FM que subastó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Su empresa ofertó cerca de 250 millones de pesos por cinco estaciones, siendo Cancún “la joya de la corona” (como él mismo lo dice), por la cual se propone pagar 86.5 millones pesos.

Grupo Radio Centro es la empresa con mayor audiencia en el centro del país, Monterrey y Guadalajara. Ahora, su intención es posicionarse en el sureste mexicano, en la plaza más boyante: Cancún. Ahí, el grupo ya tiene una estación de radio –la más grande de la ciudad–, la cual arrenda, pero podría fusionar con la que acaba de ganar y generar sinergias.

Sin embargo, la redefinición de Radio Centro –que inició a mediados del 2015, tras perder la concesión de la cadena de TV– dista de estar concluida. Fuentes cercanas a la empresa y analistas aseguran que continuará las desinversiones de activos al tiempo que mantiene el interés de volver a participar en las licitaciones de canales de televisión abierta que planea realizar el IFT en noviembre próximo.

En junio del año pasado, adelantamos aquí que Aguirre seguía interesado en participar en las nuevas licitaciones de TV abierta, pese a que no se subastaría una cadena nacional, sino 148 canales de forma individual. El formato será similar al que su usó para las subastas de radio.

Aguirre buscaría llegar a agosto próximo –cuando se entregan las constancias de participación de los interesados– con un perfil financiero más sólido, resultado de la venta de más activos, la refinanciación de su deuda y el mejoramiento de sus resultados operativos.

Uno de los activos de los cuales buscaría deshacerse es la estación de radio KXOS que opera desde 2009 en Los Ángeles, California, y que le ha generado una pérdida neta de más de 300 millones de pesos.

Al cierre de septiembre del 2016, Radio Centro registró una pérdida de 94.2 millones de pesos por sus operaciones en Estados Unidos y reconoció que no sabía cuando o si la estación KXOS de Los Ángeles llegaría a ser rentable.

También se habla de que Aguirre estaría en negociaciones con grupos radiofónicos para desprenderse de algunas frecuencias en ciudades donde tiene más del 50% de la audiencia, incluyendo la Ciudad de México y Guadalajara, dos plazas muy codiciadas en tiempos de elecciones. Uno de los mayores interesados sería el grupo de Olegario Vázquez Aldir.

Aguirre ha tomado muy enserio la desinversión de activos tras su intento fallido de entrar a la televisión abierta. Una muestra de ello fue la venta de su edificio principal, en diciembre del 2015, en la avenida Constituyentes de la Ciudad de México, donde está su oficina principal: “el Olimpo”. Ahora, el grupo renta las instalaciones a un tercero.

Radio Centro aumentó 28% sus ingresos en los primeros nueves meses del 2016, al facturar mil 67 millones de pesos, y reportó una utilidad antes de impuestos de 124 millones de pesos, frente a la pérdida de 330 millones del mismo periodo del 2015. Son buenos números, pero insuficientes para darle la vuelta a la situación financiera de la compañía y mucho menos para poder entrarle de nueva cuenta a las subastas de TV abierta.

 

Posdata 1. A Radio Centro no le preocupa mucho el nuevo jugador (Tecnoradio) que entrará al negocio en los próximos meses si paga los 287.5 millones de pesos que ofertó por las 34 estaciones de radio en 16 estados del país. Pero si efectivamente Carlos Slim está detrás, quizá sí debe preocuparle, porque el Grupo Carso es uno de sus tres principales clientes.

 

Posdata 2. En la columna anterior hubo un error en el cálculo de los Valores Mínimos de Referencia (VMR) en las plazas de Playa del Carmen y Cancún, Quintana Roo; así como de Lázaro Cárdenas y La Piedad, Michoacán. Los datos correctos son 344 mil pesos, un millón 669 mil pesos, 484 mil pesos y 232 mil pesos, respectivamente. Tecnoradio, de cualquier forma, apostó cantidades exorbitantes por las frecuencias de radio FM. En la industria calculan que se tardará más de 10 años en recuperar su inversión. Por eso todos quieren saber quién o quiénes son los que están dispuestos a perder tanto dinero, tanto tiempo.

 

Twitter: @MarioMal

Correo: [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios