Se encuentra usted aquí

2016: otro año de volatilidad

Podríamos observar ajustes a la baja ante el deterioro de las economías dependientes del crudo y ante los débiles datos de China
07/01/2016
01:53
-A +A

El 2015 fue un año caracterizado por la volatilidad que generó la expectativa de normalización monetaria en EUA (iniciado en diciembre). En 2016 la incertidumbre continuará, pero en este caso favorecida por eventos adicionales, entre los que destacan los eventos geopolíticos, la debilidad global, el deterioro de economías emergentes, los precios de commodities, así como los resultados de las medidas económicas aplicadas hasta ahora. En este contexto, el escenario para México es de crecimiento moderado e inflación contenida.

De acuerdo con las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional, el crecimiento de la economía mundial en 2016 será de +3.6%. No obstante, podríamos observar nuevos ajustes a la baja principalmente ante el deterioro de las economías altamente dependientes del crudo y ante los débiles datos recientemente publicados en China.

Las presiones bajistas para los precios del crudo se mantendrán, pues continuará la debilidad de la demanda, las presiones por el lado de la oferta, así como los intereses políticos por limitar su repunte. Así mismo, las expectativas del mercado sobre las alzas subsecuentes en tasas de la FED, así como la búsqueda de activos de bajo riesgo serán factores adicionales que limiten la reversión de los commodities, con lo que el barril de crudo (WTI) podría oscilar entre los USD$24 y los USD$38.
Los bajos precios del petróleo y la debilidad global podrían acentuar el deterioro de los fundamentales macroeconómicos de economías emergentes. Es probable que a lo largo del año veamos bajas en las notas crediticias en diversas economías, principalmente en Latinoamérica y Medio Oriente. Si bien en 2016 se podrían ver favorecidos algunos mercados emergentes con fundamentales más sólidos, la mayoría de estas podrían ser susceptibles ante nuevos episodios de aversión al riesgo.

A pesar de las recientes medidas implementadas por China, el proceso de reestructuración de una economía basada en exportaciones hacia una enfocada en el mercado interno continuará materializándose, lo que se sumará a una débil demanda por parte de economías avanzadas. Adicionalmente, la posibilidad de que el gobierno chino incorpore nuevas medidas de tipo restrictivo para evitar la volatilidad podría generar nerviosismo en los mercados, así como ser un incentivo para la búsqueda de refugios de bajo riesgo.

Además, durante el 2016 los mercados financieros estarán atentos al impacto de las políticas económicas aplicadas hasta ahora, las cuales no necesariamente serán suficientes para evitar una mayor desaceleración en China, un repunte de la inflación en la Eurozona y Japón o bien un crecimiento sostenido en EUA. En consecuencia, eventos políticos podrían comenzar a tener mayor relevancia en las decisiones de inversionistas a medida de que los principales bancos centrales enfrenten un deterioro en su credibilidad.

Para EUA, el consenso de especialistas encuestados por Bloomberg estima una inflación (CPI) del +1.8%, un crecimiento del +2.5% y una tasa de fondos federales de +1.25%. No obstante, la contracción del sector industrial podría continuar, lo que favorecería la ralentización de los servicios, así como un crecimiento e inflación menor a lo estimado por el mercado (cercano al +2.1% y +0.6% respectivamente), en cuyo escenario se daría cuando mucho un movimiento de tasas por parte de la FED.

Las perspectivas para nuestro país seguirán limitadas por la debilidad industrial de EUA. El crecimiento de la economía local podría ser cercano al +2.6%, con una inflación dentro del rango objetivo de Banxico (+3.1%), un tipo de cambio en promedio de MXN$/USD$17.4 y una política monetaria ligada a la de la Reserva Federal. México aún podría verse mejor a otras economías emergentes debido a la fortaleza del mercado interno, las bajas presiones inflacionarias y a la recuperación del sector construcción, pero aún es susceptible a la baja en precios del crudo, alza de tasas de la FED y a episodios de incertidumbre en los mercados internacionales.

Analista de economía del Grupo Financiero Monex

Economista de la U. Anáhuac con Maestría en Análisis Económico por la U.

TEMAS

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN