Y además quieren una disculpa pública, secretario Osorio Chong

Ciro Gómez Leyva

No se ve por dónde pueda avanzar la negociación entre Gobernación y la CNTE, tampoco cómo se pueda aplicar la fuerza para romper los bloqueos carreteros en Chiapas y Oaxaca

No muy interesado en encontrar la avenencia debe ser el diálogo entre la Secretaría de Gobernación y el Comité Nochixtlán, si el viernes, horas después de concluida la reunión, los oaxaqueños hablaban de sus 11 muertos en los hechos del 19 de junio y Gobernación sólo reconocía ocho; si los primeros hablaban de 58 heridos de bala y los segundos respondían que de eso no estaban enterados. ¿Pues cuál fue el punto de partida para tratar de llegar a un acuerdo?

Gobernación, a través del subsecretario de Derechos Humanos, Roberto Campa, asegura que se reparará lo que se tenga que reparar, pero una vez que finalice una investigación a fondo de lo ocurrido. El Comité de Nochixtlán exige desde ya, además de las indemnizaciones económicas de ley, algo tan abstracto como el derecho a la verdad histórica, algo tan concreto como la disculpa pública del gobierno del presidente Peña Nieto, y algo tan inaceptable como la garantía de que no se repetirán acciones como las del 19 de junio.

¿Quiere decir esto último que la Policía Federal tendría que abstenerse de aquí en adelante de romper un bloqueo carretero? ¿O que pese a ser atacada con armas de fuego tendría que defenderse con toletes y gases lacrimógenos? Al día siguiente del enfrentamiento en Nochixtlán, el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, me dijo que la Policía Federal fue emboscada por unas 2 mil personas, varias de ellas armadas: “Fue una sorpresa, el escenario cambió radicalmente; una emboscada muy estratégica, nos envuelven, se organiza mucha gente”.

O el comisionado Galindo mintió, o la Secretaría de Gobernación está tomando café y pactando con grupos armados que “atacan estratégicamente” a las fuerzas del Estado mexicano.

El viernes 24 de junio, al reanudarse el diálogo Gobernación-CNTE, pregunté aquí cómo saldría vivo de esta el secretario Miguel Ángel Osorio Chong. Diez días después, no se ve por dónde pueda avanzar la negociación, tampoco cómo se pueda aplicar la fuerza para romper los bloqueos carreteros en Chiapas y Oaxaca.

La advertencia de Osorio Chong de que se agota el tiempo de tolerancia no parece haber amedrentado a los maestros, que ahora juegan al gato y el ratón con el gobierno, abren y cierran los bloqueos “estratégicamente”. Por el contrario, le ha dado expansividad y rango épico a su resistencia contra la reforma educativa.

¿Cómo piensa salir de ésta Osorio Chong? El coro que demanda aplicar la ley para garantizar el abasto, el tránsito y los derechos de las mayorías es sonoro y creciente. Tanto como el que lo quiere igualar con el amenazante Gustavo Díaz Ordaz de las semanas previas al 2 de octubre de 1968 y, luego de exigirle que se disculpe, lo acusa de “preparar el terreno para escaladas represivas”.

Osorio Chong me dijo hace unos días que “saldremos de ésta con política, con buena política”. Lo veremos. Suerte, secretario.

MENOS DE 140. La CNDH acusaría a la Policía Federal de fuerza excesiva y ejecuciones extrajudiciales en Tanhuato, mayo de 2015. ¿Datos duros, Luis Raúl?

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios